Sus razones, su pasión, su incansable trabajo por los más humildes, por los trabajadores, por los niños, las mujeres y los ancianos, tienen hoy una vigencia absoluta.

Su fervorosa militancia por dignificar al pueblo, su profunda convicción por la justicia social, y su espíritu absolutamente transformador son las guías que sostienen este proyecto nacional, popular y democrático, que es el suyo, el que ella y Juan Perón comenzaron.

Quedan en el pueblo argentino, y en especial en nosotras las mujeres, el recuerdo imborrable de sus palabras, que fueron hechos concretos, acciones y obras; su compromiso con la equidad y la inclusión impulsando el voto femenino, nada más ni nada menos que la posibilidad de elegir a nuestros representantes, en igualdad de condiciones que los varones; así como también su concepción transformadora de la justicia social; y lo que es más importante, su dedicación a la causa de los más humildes, porque “donde hay una necesidad, nace un derecho”.

Esto, que muchas veces se olvida, es también lo que le valió el enojo de sus detractores. Hasta el surgimiento de Perón y de Evita, la Argentina era un país en el que la riqueza quedaba en unas pocas manos. Y gracias a ellos dos, y su gran valentía, supimos que otro país era posible: un lugar donde los trabajadores tuvieran derechos, donde las herramientas del Estado estén puestas al servicio del bienestar de las mayorías, y donde “los únicos privilegiados, sean los niños”, como sostenía una y otra vez.

Por eso el amor de Evita se hizo doctrina, y su memoria quedó grabada a fuego en el pueblo.

Todos los años que vinieron después no fueron suficientes para borrar su recuerdo. Por el contrario, la vemos volver en esos millones que ella misma anunció: jóvenes, mujeres, trabajadores que levantan sus banderas, su nombre, sus ideas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles