Sin el hecho fundante del primer peronismo, nuestra primer década ganada para el pueblo, no sería posible esta nueva década ganada, ni tampoco soñar con más décadas ganadas como los podemos hacer hoy. El peronismo fue y es un salto hacia adelante en la historia.

La trascendencia histórica de Perón sólo puede explicarse por los enormes cambios sociales y políticos que llevó adelante en sus gobiernos. La revolución del peronismo, que transformó las estructuras económicas y culturales de la Nación, se incorporó a la conciencia colectiva dejando una huella imborrable en el pueblo.

La distribución de la riqueza, el rol activo del Estado, el desarrollo industrial, el pleno empleo, la conquista de derechos humanos, sociales y laborales, el fortalecimiento de las organizaciones de los trabajadores, la dignidad nacional en el marco de la política internacional, la movilidad social ascendente, la inclusión masiva de niños y jóvenes a sistema educativo, la dignificación de mujeres, ancianos y la familia son algunos de los aspectos de una obra de gobierno inigualable que, bajo las banderas de la soberanía política, independencia económica y justicia social abrió una nueva era en nuestra patria, dejando atrás el viejo país para las minorías oligárquicas.

Por eso lo lloraron los humildes de la Patria, los trabajadores, las mujeres, los niños y los ancianos. El fallecimiento de Perón en la Patria a la que le entregó todo, a pesar del dolor de su partida, fue un gran triunfo del pueblo que supo amarlo y resistir para luchar por su retorno.

No se hace justicia con Perón si su recuerdo tiene fines sólo de calendario. Su recuerdo tiene sentido como guía para el presente e interpretar la realidad y nuestras acciones militantes desde su doctrina, que sigue más vigente que nunca.

El país se enlutó con la muerte del General, y una larga noche sobrevino de la mano de los poderes concentrados, el ejército y la oligarquía, aliados a las grandes potencias extranjeras. Quienes nunca soportaron la gran revolución que llevó adelante el peronismo, quienes no toleraron la dignificación de los trabajadores, la felicidad de los humildes, la liberación nacional, ejecutaron su macabra obra a sangre y fuego: destruyeron físicamente la gran mayoría de los mejores cuadros militantes de nuestro movimiento; espantaron con terror al pueblo de la vida política; destruyeron el Estado de Bienestar, implementando un modelo concentrador y excluyente que terminó en la ruina de la industria nacional. Luego de claudicaciones, derrotas y décadas de neoliberalismo, desde el 2003, con la asunción de Néstor Kirchner, nuestro país volvió al sendero de las políticas a favor de las mayorías. El verdadero peronismo tuvo lugar nuevamente y una agenda de medidas a favor de las mayorías populares tuvo lugar con Néstor y Cristina. Ya lo he dicho en muchas ocasiones, el gobierno nacional es el más peronista luego de las gestiones de Perón y Evita, y de eso tenemos que estar orgullosos y comprometidos, para defender las conquistas logradas.

El recuerdo de Perón debe servir para defender los logros obtenidos desde el 2003 y, por sobre todo, para avanzar en lo que falta. Porque somos concientes que falta mucho por hacer. Este contexto electoral que hoy comienza debe ser una instancia donde la militancia garantice la continuidad del proyecto nacional, asegurando así que el peronismo y las políticas a favor de los humildes sigan adelante y se profundicen.

Juan Domingo Perón es el creador de una doctrina política que goza hoy de plena vigencia, es el hacedor de los días más felices del pueblo argentino y la referencia insustituible para construir cualquier política a favor del pueblo en el presente. Recordarlo hoy, y cada día, es un deber insoslayable para todos los militantes justicialistas y del campo nacional y popular.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles