El año comenzó marcado por la devaluación del peso, una suba generalizada de precios y la escasez de dólares que sufre el Estado. Ante el complicado panorama, la usina de pensamiento kirchnerista Carta Abierta, una de las principales referencias del kirchnerismo para pensar futuras medidas, publicó su primer texto del año sobre la coyuntura política nacional. En el documento titulado "La patria en peligro", el think tank oficialista responsabilizó a las grandes empresas por la depreciación del tipo de cambio, reclamó avanzar hacia "el manejo estatal del comercio exterior" y advirtió que en los próximos meses puede haber un regreso de la conflictividad social similar al que se registró durante la discusión de la Ley de Medios.

La agrupación de intelectuales consideró que a lo largo de la historia argentina el país " ha visto cíclicamente amenazados, boicoteados y truncados proyectos de desarrollo nacional autónomo por la restricción externa, es decir, por la insuficiencia de divisas. Según su lectura, la devaluación del 20% aplicada el mes pasado no fue responsabilidad del gobierno nacional, sino de un "puñado de grandes empresas" que "exportan más del 90% del grano, aceite y harina de soja argentinos" e intentaron imponer "un cepo financiero sobre el Gobierno".

Este presunto "cepo financiero" es el que habría "obligado" a la presidente Cristina Kirchner "a tomar medidas difíciles y comprometedoras del futuro del país, como la devaluación, más allá de que, en el momento de jaque final, el propio Gobierno haya dejado correr esa presión asfixiante del mercado exportador para poder retomar la iniciativa a partir de una devaluación no deseada".

"Suele verse exageración o grandilocuencia cuando se denuncia que esta situación incita a la desestabilización política, pero lo cierto es que aunque esto pueda no estar en la táctica inmediata de los grandes grupos amparados en las nuevas tecnologías de la globalización, en una sociedad castigada y temerosa, el resultado de sus acciones puede ser imprevisible", sostuvo la agrupación, en su 15º carta abierta a la sociedad.

Por eso, los intelectuales solicitaron reagrupar las fuerzas del kirchnerismo para "avanzar en mecanismos que establezcan el manejo estatal del comercio exterior". Si bien evitaron dar mayores precisiones sobre el proyecto, evaluaron que "la soberanía en la disposición de las divisas requerirá avanzar en otras áreas para reforzar o establecer el control estatal y social (por ejemplo, a los puertos privados), mayores regulaciones al capital especulativo y al sistema financiero, especialmente a la banca de propiedad extranjera, entre tantas".

Carta Abierta reconoció que, de prosperar el proyecto, habrá "una disputa de intereses que no ahorrará conflictos". La hipótesis es que se necesitará entonces un "gran apoyo popular", por lo que se "impone generar un movimiento de opinión y la movilización social (como ocurrió con la Ley de Medios Audiovisuales) que acompañe la consecución de ese objetivo auténticamente democrático".

Grandilocuente, el colectivo de pensamiento kirchnerista concluyó con un llamado a que "socialistas, autonomistas, liberales, nacionalistas, radicales, peronistas, izquierdistas, republicanos" se encolumnen detrás del Gobierno: "En este momento de agudo peligro para las esperanzas y el futuro de millones de compatriotas, sentimos la necesidad de este llamado que recoge los ecos de muchas de las luchas encarnadas por variadas tradiciones políticas del país. Escuchemos todos, escuchémonos a tiempo".
Fuente: Infobae

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles