De este modo, se ha conseguido dar el primer paso hacia la privatización de los ríos, de los lagos y del agua dulce, colocando en manos de un puñado de personas físicas y jurídicas la suerte de nuestros bienes comunes y el manejo de la seguridad de las costas.

A partir de esta inconsulta y antidemocrática reforma (art. 1.974), quien quiera usar y gozar de un río o de un lago común tendrá que justificar en la navegación el pedido de autorización para el ingreso.

Pero el ataque a los derechos y a la inteligencia del Pueblo alcanza su más burda expresión cuando, además, los reformadores del Código Civil cambian la correcta denominación de "camino público" del borde costero (mencionado en los artículos derogados: 2639 y 2640) por un término extraño a la actual navegación fluvial y marítima por haber caído hace muchos años en desuso: "camino de sirga". Es decir, han eliminado la condición de "público" del camino sobre el borde costero.

Esto último, que parecería inocuo, es fundamental, ya que se encamina claramente tras el propósito de generar la amnesia que nos diluya en la memoria el carácter público del camino del que se nos ha privado, ubicado a la vera de bienes que son del dominio público.
Mientras el gobierno, por un lado, invoca la "inclusión" en todos sus discursos, como hipotética jerarquía de sus políticas públicas, la realidad indica que nos ha dejado a los Argentinos más excluídos, despojados y desprotegidos que todos los anteriores gobiernos.

Sepan los ciudadanos de nuestro pais que la eliminación del "camino público" sobre los bordes de mares, ríos y lagos (bienes públicos) que ha hecho el oficialismo al aprobar la reforma del Código Civil consagra las condiciones óptimas para el avance del narcotráfico y la trata de personas, aumenta la inseguridad ciudadana ante las inundaciones y se encamina deliberadamente a la definitiva desaparición de los humedales y la biodiversidad.

La Asamblea El Río es de Todos convoca a los ciudadanos y a la juventud en particular, a reinvindicar el legítimo derecho público de libre acceso y tránsito por los bordes costeros de los ríos y lagos navegables de Argentina y a demandar la inmediata declaración de inconstitucionalidad de tan grosera apropiación privada por vía de una inconsulta y antipopular reforma del Código Civil.


(*) Julio Pirola, Andrés Petric, María Emma Bargagna, Eduardo Motta, Norma Bustos (siguen las firmas).

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles