“Las penas son de nosotros…las vaquitas son ajenas”. El lastimoso lamento de la canción del arriero cobra actualidad a propósito de la remanida cuestión del déficit que acusa el sistema previsional entrerriano, y que generara una polémica por estos días sobre la posibilidad de una reforma de la Ley de
Jubilaciones 8732 por una Legislatura convocada a sesionar en un enero
tradicionalmente sin novedades por la licencia y vacaciones de sus integrantes.

“Una tremenda operación política”, supo decir el gobernador Urribarri allá por enero de 2013, pero la versión de la modificación nunca fue desmentida- “Razones suficientes para desconfiar” podría titularse la contrapartida del enojo oficial.

¿Hay motivos para sospechar de una reforma a la ley de jubilaciones? Por supuesto que los hay. Pero no sólo porque el “ajuste” del despilfarro del Gobierno Nacional lo van a tener que hacer las provincias y el gobierno de Urribarri ya dio probadas muestras de su vocación de seguir marcando el paso por vía del nuevo “impuestazo” que la Legislatura aprobó en la última sesión de diciembre, sino porque está dispuesto a avanzar en su cruzada ortodoxa de subir los impuestos, trasladarle a la clase media el mayor peso, continuar endeudando la Provincia por vía de las letras del Tesoro y no achicar sus gastos. Veamos por qué.

El 17 de octubre (vaya si esa fecha no es emblemática para todos los peronistas) pero del año 2008, el gobernador Sergio Urribarri firmó con Amado
Boudou (que por entonces era el titular de la ANSES) un Convenio de Armonización y Financiamiento del Sistema Previsional Entrerriano. Ese pomposo nombre le ponía el moño a algunas interesantes obligaciones que la Provincia asumía frente a la Nación, por ejemplo:

1º.- Entre Ríos se obligó a mantener un “proceso de armonización de su normativa” de las jubilaciones, pensiones y retiros.

2º.- Entre Ríos se obligó a “perfeccionar el alcance de las normativas nacional y provincial” para terminar convergiendo a las leyes nacionales que rigen la seguridad social.

3º.-Entre Ríos se obligó a aceptar una auditoría cada seis meses de sus estados contables y el sistema jubilatorio completo.

4º.- Entre Ríos se obligó a facilitar toda la documentación que la ANSES le pida para controlar su sistema y el déficit.

5º.- A cambio de todo eso la Nación financió el déficit del sistema previsional hasta $ 150 millones y solo hasta diciembre de 2.008.

6º.- Pero Entre Ríos reconoció que por fuera de ese monto nada más tenía para reclamarle a la Nación en concepto de financiamiento del déficit de la Caja de Jubilaciones.

Para traducirlo a un lenguaje más llano: armonizar normativas significa –en buen romance- adecuar la ley provincial de jubilaciones a la ley nacional que no puede hacerse por otra vía que no sea la reforma a esa misma ley 8732.

Dicho esto, las consecuencias concretas para el universo de empleados públicos sería la siguiente:

• Cambio del sistema de cálculo del haber jubilatorio, probable/segura eliminación del 82%móvil.

• Elevación de la edad jubilatoria en 3 años

• Posible eliminación de los regímenes especiales (docentes, salud).

• Incremento de emergencia del porcentaje de aporte jubilatorio (del 16 al 18%)

Los temores con relación a una eventual transferencia lisa y llana de la Caja de Jubilaciones a la Nación y su fusión en la ANSES tienen una valla constitucional que se consagró en la Convención Constituyente de 2008 al establecer en el art. 175 inc. 23º que la Caja de Jubilaciones y Pensiones es el “ente autárquico provincial encargado de atender el sistema previsional” y que la facultad del Poder Ejecutivo de otorgar jubilaciones y pensiones es “irrenunciable”.

De modo que solo con una nueva reforma constitucional que elimine este impedimento podría un Gobernador desprenderse de la Caja y de los problemas presupuestarios que padece.

Ahora bien ¿por qué tiene déficit nuestro sistema previsional?

La historia es conocida pero es bueno refrescar la memoria de los que sufren de amnesia parcial. En la “década maldita” de los ´90 –parafraseando a los cultores del kirchnerismo tardío- el peronismo gobernante firmó un Pacto Fiscal con el Gobierno Nacional por el cual le cedió a la Nación el 15% de todos los recursos coparticipables que recibía para financiar el déficit de sistema jubilatorio nacional de reparto como producto del nuevo régimen de capitalización que creó las famosas AFJP. Es decir, menos plata para Entre Ríos a cambio de nada.

En esos años felices también Entre Ríos se hizo cargo de los edificios, los sueldos y las jubilaciones de miles de docentes de las escuelas e institutos nacionales que la Nación le transfirió a la Provincia sin aportarle un solo centavo.

Los efectos de semejante carga no iban a tardar en sentirse sobre los recursos de la Caja. Menos plata y más jubilados, pensionados o retirados.

Sumémosle a esto los “contratos basura” para empleados públicos sin estabilidad ni aportes que se inauguraron durante la gestión Moine y continuaron, las contrataciones irregulares que no contribuyen al sistema (locaciones de obra que solo pagan Monotributo que va a las arcas nacionales), el crecimiento de la expectativa de vida entre la población que extiende los períodos de pago de las pasividades…entre tantos otros factores.

El lector atento podrá decir: “¿Pero cómo? Si ya no existen más las AFJP y hoy todos los empleados públicos nacionales se jubilan en la ANSES. ¿Por qué le siguen reteniendo a Entre Ríos el 15% de sus recursos?

¡Bingo! He aquí la pregunta del millón (de entrerrianos).

Respuesta: Porque para reclamar eso habría que sancionar una ley que denuncie por lesivo el Pacto Fiscal firmado por algún otro gobierno justicialista y reclamar los más de 1.000 millones de pesos que le deben a esta querida provincia. E ir a la Corte, si es necesario, como hizo Córdoba.

Pero para hacer eso hay que plantarse en serio frente a un Gobierno Nacional cada vez mas unitario, mas autista y mas autoritario. Y al revoleado discurso del “federalismo de los recursos y las obras” agregarle la convocatoria a una gesta provincial que le devuelva a Entre Ríos lo que nunca debió perder.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles