Está claro que Grand es víctima de una campaña de desprestigio que no trepida en echar mano a las prácticas más repudiables con tal de denostar y perjudicar al adversario electoral.

Desde el poder del oficialismo no escatiman recursos del Estado a través de algunos medios para intentar moler de agravios y sospechas a quienes ocasionalmente son adversarios políticos en esta campaña electoral. Son intolerantes al disenso. No deja de asombrarnos el salvaje nivel de operaciones que desde el oficialismo llevan adelante contra quienes pueden provocarles fuertes dolores de cabeza en las urnas.

Gastón Grand es un peronista adversario, solo eso, no el enemigo a destruir, debería saberlo el oficialismo. Están tan preocupados por su propio desprestigio que eso mismo los obnubila. ¿Qué les pasa? ¿Están nerviosos?

Les pido que tengan un poco de cordura, tanta bajeza y oscuridad denigran las prácticas democráticas y tienen un efecto bumerán. Es faltarle el respeto a la ciudadanía. No se ganan elecciones matando al adversario, sino con mejores propuestas, No mintiendo, dando la cara, gestionando bien, no abusando del poder, debatiendo ideas y proyectos. Nunca abusando de la plata y el poder del Estado para hacer desaparecer al oponente.

Exhorto al oficialismo a parar esta maquinaria de la desesperación y a no seguir transgrediendo los límites.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles