Los espacios de oposición son sanos para la democracia y sin dudas las elecciones son escenarios legítimos donde se discuten las ideas y las obras. Nosotros podemos discutir lo que hicimos y discutir lo que falta, pero no podemos aceptar la mentira sin contestarla.

Para hacer política, hay que tener códigos, eso es lo que hace a un dirigente creíble, y militar las convicciones, que lo hace valioso. La política no se puede ejercer desde la impunidad de la palabra, de los falsos juicios, de las enunciaciones retoricas y demagógicas, porque ofende el compromiso de muchos compañeros que trabajan denodadamente para resolver los problemas; y ofende también a aquellos que han podido justamente tener oportunidades reales a partir de esta gestión, que por definición se ocupa de los problemas de la gente.

De Angeli afirma muy suelto de cuerpo que en Concordia, “las familias viven sin agua” y señalando la gestión Bordet dijo: “…no se puede gobernar la provincia, si no han podido solucionar los problemas básicos de los vecinos. Es importante que todo empiece por casa”.

Quiero contestarle a este traficante de discursos improvisados, que la comunidad de Concordia, tiene acceso a la red de agua potable en un porcentaje del 92% , y estamos trabajando para el restante 8%; y que el 88% de la ciudad tiene cloacas, y que el trabajo sostenido nos ha permitido construir en estos ocho años, más de tres mil viviendas para erradicar la precarización y sostener la dignidad de nuestros vecinos con menores posibilidades y mayores necesidades (1.350 de gestión de la Municipalidad y más de 1.650 gestión del IAPV, podemos darle el nombre de los barrios y el listado de beneficiarios Sr. De Angeli ). Y lo invito a Ud. y a sus candidatos en Concordia a que recorra por ejemplo, los barrios de la región noroeste, beneficiarios del Programa de Mejoramiento de Barrios, y le pregunten a los vecinos como vivían hace ocho años y como viven hoy, que visiten los barrios El Silencio, Los Pájaros, Nueva Esperanza, por citar solo algunos donde hay cloacas, agua potable, cordón cuneta, centros de salud, y en algunos de ellos también asfalto.

Pero claro, Ud. está preocupado por otras cuestiones más urgentes. Tomemos nota que en sus declaraciones usa la palabra “conquistar”. Que está aquí –en Concordia- para conquistar votos. Conquistar, suena a lo que suena y a lo que es De Angeli. Y reitero mi tristeza, porque este Señor que quiere gobernar a los entrerrianos, es senador, y su única especialidad ha sido cortar rutas y desabastecer pueblos, esos pueblos que dice en sus declaraciones, “no le va a soltar la mano”. Pero yo recuerdo, y lo transmito, que este Señor, la única propuesta que ha hecho en el Senado de la Nación representándonos a todos, ha sido plantear la necesidad de legislar el trabajo infantil, si ¡el trabajo infantil! Entonces… ¿Desde dónde habla este Señor, que desoye toda la legislación internacional y nacional en defensa de los niños?, obviamente desde el lugar de favorecer los interés de las minorías del privilegio y entorpecer el acceso de los niños y jóvenes a la educación primaria y secundaria.

Está claro que en estos años de gobierno del Frente Para la Victoria hemos crecido como nunca en igual período, que se construyeron escuelas como jamás se hizo en igual tiempo de gobierno, que nos hemos desendeudado como jamás imaginaríamos hace una década de los compromisos contraídos en época de los gobiernos neoliberales que hoy quieren regresar de la mano de Macri. Pero sabemos que falta, sabemos que tenemos que corregir algunas políticas, pero debemos hacerlo pensando siempre en la distribución de la riqueza, como una constante en favor de aquellos que menos tienen, para seguir desarrollando el círculo virtuoso de la inversión, el consumo, las exportaciones y la generación de empleo. Y para que nuestra provincia continúe su senda de crecimiento con inclusión hace falta liderazgo político, capacidad de administrar, honestidad y experiencia, fundada en hechos concretos, demostrables. Y ahí está Gustavo Bordet, y ahí está De Angeli, huelgan las palabras.

Por eso, nosotros no discurseamos, vivimos lo que pensamos y sentimos. Nosotros militamos, y es nuestra militancia la que nos lleva a denunciar a De Angeli como un dirigente sectorial del privilegio, sin capacidad de gobierno, que financia sus campañas electorales con dineros robados a los ciudadanos de la ciudad de Buenos Aires involucrando a decenas de medios de comunicación de Entre Ríos de manera infame.

Este es De Angeli, este señor que quiere ser gobernador y darle cátedra a un dirigente como Gustavo Bordet, que camina nuestras calles con libertad y respeto, porque bien se ha ganado la confianza del pueblo.

Finalmente creo que quien mejor lo define a De Angeli es el propio Macri, que afirma que él le tiene fe. Y sí, solo desde un acto de fe se puede esperar algo de este hombre que ha venido a “conquistar”, y que desde la inmoralidad de su no tener propuesta anda bolsiqueando la conciencia de los entrerrianos, para garantizarle justamente a nuestros comprovincianos una provincia para pocos.

(*) Secretario de Producción y Trabajo Municipalidad de Concordia
Militante del Frente para la Victoria

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles