Lo Último

Aseguran que el Programa Volver a Casa está cortado

“No hay más bolsones ni plata para nadie; pasó la política y se terminó todo”, así lo aseguró Juan Ramón Bahl, pescador de Bajada Grande al referirse a la falta de asistencia social por par

“El bolsón nos ayudaba. Yo tengo cuatro chicos y por lo menos teníamos la leche”, dijo el pescador, indignado ante la falta de respuestas.

Consultada sobre el tema, quien está al frente de la secretaría de Justicia Social de la Municipalidad, Emilse Pross, contó a diario UNO que el programa Volver a Casa, que es asistido por Nación, está cortado desde el mes de febrero.

Es decir que desde esa época unas 1.600 familias no tienen la asistencia que todos los meses recibían. “Ahora la entrega de alimentos se normalizó. Para la gente de Bajada Grande el cronograma de entrega de bolsones comenzará el martes”, dijo la funcionaria.

Miguel Ángel Godoy también es pescador. Para él, el bolsón era muy pobre, aunque algo ayudaba. “Era algo así nomás. En una semana lo comíamos. Traía una caja de leche en polvo, aceite trajo una vez y después nunca más, fideos, lenteja, polenta. Supo traer en un tiempo un paquete de yerba”, recordó.

Los pescadores comenzaron a necesitar esta asistencia después de la veda del armado. Fue en aquel tiempo donde también se les prometió un subsidio para poder paliar la crítica situación. “El bolsón lo empezamos a recibir antes de fin de año y en febrero se cortó”, dijo el pescador y argumentó: “La última bolsa vino de Acción Social, de calle Colón. Llegaba al centro vecinal. Lo buscábamos todos los meses. Nunca nos dieron explicaciones de por qué no llegaba más”.

Y lo mismo pasó con la plata: “El primer subsidio fue de 200 pesos, después otros dos meses de 400 pesos y nada más. Era un convenio por ocho meses. Los otros seis, no sabemos”, desconoce Godoy.

Quienes viven en la costa no quieren sólo asistencia. Necesitan condiciones para poder trabajar. Por eso cuando hablan de la falta del subsidio se lamentan porque les quitaron la posibilidad de progresar. “Yo con esa plata podía comprar un freezer para el verano poder vender pescados”, dijo Bahl.

El programa Volver a Casa incluye a 1.600 familias. Consiste en la entrega quincenal de alimentos para que cada familia coma en su hogar y no en el comedor comunitario. El proyecto promueve la revalorización de la mesa familiar en el proceso de socialización y crianza de los niños y el fortalecimiento de los vínculos familiares y sociales.

Participan del beneficio las familias en situación de vulnerabilidad social. Con la entrega de los bolsones con mercaderías se pretende que las madres puedan elegir los alimentos que llevarán todos los días a la mesa y el objetivo es evitar la desintegración familiar.

Los módulos contienen entre 11 y 13 alimentos. Entre ellos harina, azúcar, fideos, arroz, leche en polvo, aceite, mermeladas, enlatados y puré de tomate.

“No había en existencia los alimentos. No llegaban de Nación”, dijo la funcionaria y aclaró que desde febrero está cortado. “Ocurre que la Nación tuvo demoras en la licitación para la compra de alimentos”, dijo Pross. “Esto ya está solucionado y el martes se entregará a través de la vecinal de Bajada Grande. En otros barrios también habrá un cronograma especial”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad