Lo Último

UCR

Benedetti busca organizar el radicalismo que jugó con Frigerio

El ex diputado es parte de la formación de un nuevo espacio dentro de la UCR de Entre Ríos, que se estructura sobre la base de la corriente Arturo Illia. El reagrupamiento busca reunir a la dirigencia radical que jugó con Frigerio en la interna. Hay malestar con la jugada de Lousteau.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Atilio Benedetti fue el primer y más importante dirigente que dio su apoyo a Rogelio Frigerio en la interna que se produjo este año dentro de Juntos por Entre Ríos. Su temprano aval al ex ministro de Mauricio Macri para las elecciones legislativas dividió aguas en la corriente Arturo Illia, la línea que lo ha tenido como referente más conocido desde 2009.

La crítica más importante a ese arreglo vino de parte del diputado Gustavo Cusinato, que terminó aliado al sector de los intendentes que lideran Pedro Galimberti y Darío Schneider, quienes enfrentaron en la interna a la lista de Frigerio – Benedetti.

La corriente Illia fue el grupo dominante en la UCR de Entre Ríos en la última década. Pero ahora parece ser parte del pasado. Benedetti protagonizó el fin de semana una reunión provincial de fin de año en Villaguay de la que participaron, según publicó en sus redes sociales,  “radicales de toda la provincia” de distintas procedencias internas. Lo que tienen en común es haber avalado la lista 502 A que encabezó Frigerio en las PASO de septiembre.

Aunque se construya sobre la base de la Illia, el agrupamiento recibirá un nuevo nombre el año que viene, como una forma de dejar en claro que todos tendrán la misma antigüedad y que no hay liderazgos preestablecidos. Allí militan referentes históricos de la Illia y se suman dirigentes de otros grupos, como Manuel Schonals, de Nogoyá; Marcelo López, de Concordia y referentes de Paraná campaña.

El espacio está abierto para todo el amplio abanico de dirigentes radicales que militó para la 502 A, pero las cosas no están bien con el sector de Evolución, la línea que nacionalmente lidera Martín Lousteau y que por acuerdo con Frigerio llevó a Marcela Ántola en el segundo lugar de la lista.

La ruptura que protagonizó la diputada de Gualeguay antes de asumir cayó muy mal entre los dirigentes radicales que se reunieron en Villaguay. Según pudo saber Página Política, Benedetti es uno de los que está más enojado con la jugada que quebró el bloque de diputados nacionales de la UCR. Quizá porque fue el radical que en la campaña quedó más pegado al acuerdo que Lousteau mantiene con el jefe de gobierno porteño y postulante a la presidencia de la Nación, Horacio Rodríguez Larretta, a quien Benedetti acompañó en su visita a Paraná.

Dicen que Benedetti  se mostró particularmente dolido con Ántola, porque su postura separatista fue en contra del esfuerzo por mantener la unidad y la armonía que el benedettismo hizo en una interna provincial en la que el sector de Galimberti actuó muchas veces con dureza.

En la reunión de Villaguay se evaluó como “imperdonable” a la movida de Lousteau. Se lo leyó como un tiro en el pie para quien pretende andar un camino de renovación de la UCR.

Aunque este viernes, como delegado al Comité Nacional, Benedetti votará por Gerardo Morales para presidir la UCR, el entrerriano no comparte la lectura que hace el gobernador de Jujuy sobre la supuesta mano de Larreta detrás de la jugada divisionista de los diputados de Evolución. Pero tiene claro que el resultado debilita a la UCR dentro de JxC y, en consecuencia, fortalece al PRO.

Como el grueso de la dirigencia radical, Benedetti prefiere un candidato de la UCR para la presidencia de la Nación. Tiene buena relación con Morales y también con el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdez. Pero, como quedó demostrado en su temprano apoyo a Frigerio, no es un fundamentalista de la UCR y entiende que su partido debe ser pragmático a la hora de sumar volumen electoral para que en 2023 JxC pueda volver a poder.

En todo caso, considera que la coalición debe darse reglas de juego que ordenen la discusión interna, ante la ausencia de un liderazgo predominante -como el que tenía Macri en 2015- y le permitan a la UCR discutir de igual a igual con el PRO.

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad