Lo Último

Botnia causará un daño de 5.864 millones de dólares en 40 años

El licenciado en Comercio Internacional Juan Quinteros precisó que el estudio multisectorial presentado en Gualeguaychú revela que el daño emergente y núcleo cesante de la papelera de Botnia rondará 5.864 millones de dólares en los próximos 40 años. En el Teatro de Gualeguaychú fue presentado un informe multisectorial que evalúa los impactos que se van […]

El licenciado en Comercio Internacional Juan Quinteros precisó que el estudio multisectorial presentado en Gualeguaychú revela que el daño emergente y núcleo cesante de la papelera de Botnia rondará 5.864 millones de dólares en los próximos 40 años.

En el Teatro de Gualeguaychú fue presentado un informe multisectorial que evalúa los impactos que se van a registrar a partir de que empiece a funcionar la pastera que la empresa Botnia está construyendo en Fray Bentos.

El médico y asambleísta Martín Alazard informó que concluyeron que “toda fábrica que use cloros o compuestos que lo contienen darán origen a órganos clorados que se encuentran dentro de los contaminantes persistentes”, que generan efectos cancerígenos y consecuencias no inmediatas.

Por su parte, el licenciado en Comercio Internacional Juan Carlos Quinteros confirmó que “algunos emprendimientos, como hoteles y complejos turísticos, que estaban por invertir o ampliarse en Gualeguaychú, frenaron las inversiones”, a la luz de los daños económicos que habrá cuando la fábrica funcione.

En ese orden, precisó que en el estudio midieron el producto bruto, el activo y el daño emergente y núcleo cesante, y reveló que este último rondará los 5.864 millones de dólares en los próximos 40 años.

Martín Alazard informó que “se hizo una recopilación de todos los informes científicos existentes a nivel internacional, sumado a aportes de gente que ya vivió este proceso y nos ha informado sobre cuáles son las consecuencias”, y se presentó ante la asamblea.
Al respecto, explicó que “luego de analizar los diferentes espectros, se llegó a determinar que toda fábrica que use cloros o compuestos que lo contienen darán origen a órganos clorados que se encuentran dentro de los contaminantes persistentes”.

Agregó que se habla de contaminantes orgánicos persistentes “porque son contaminantes que persisten mucho tiempo en el aire, el suelo y el aire, y son muy difíciles de heredar”, y está comprobado su efecto cancerígeno y paralelamente que sus efectos “no son inmediatos”.

El asambleísta también advirtió “la magnitud y el lugar elegido para ubicar la planta” de la firma finesa, y que “los efluentes van a ir a un receptor como el río Uruguay que es muy débil”.

Por este motivo, comentó que “es increíble que la persona de Tabaré Vázquez haya sufrido esta suerte de metamorfosis”, al tiempo que recordó que el Presidente uruguayo expresó en un primer momento que no daría luz verde a las pasteras, luego que recibió “una herencia maldita” y terminó diciendo que va a defenderlas “a capa y espada”.

NNAADaños económicos futurosNNCC

Juan Carlos Quinteros, confirmó que “hay gente que ha frenado sus inversiones o ampliaciones en la ciudad por la instalación de la planta” en el vecino país. Y acotó incluso que alguna de ellas labró actas ante escribano público, que han sido presentadas ante La Haya.

Al mismo tiempo precisó que en el trabajo presentado el martes, el grupo económico “apuntó a una afectación futura en base a los componentes persistentes que van a quedar en el tiempo, porque Botnia funcionará 40 años y dejará daños económicos sumamente importantes”.

En ese sentido, detalló: “Nos avocamos a medir el producto bruto, que son aquellos bienes y servicios que se crean por la comunidad; el activo, es decir los bienes que tenemos actualmente, midiendo los 60 kilómetros de radio que informa Botnia como afectación y que acepta la Dinama y también los 100 kilómetros, a raíz de que sabemos que los componentes viajan mucho más kilómetros que 60; y el daño emergente y núcleo cesante”.

Inmediatamente, aclaró que “se han tomado valores muy conservadores”, y puntualizó que “en cifras finales, para el radio de 100 kilómetros, el daño emergente y núcleo cesante rondará los 5.864 millones de dólares en los próximos 40 años”. Además, aclaró que “es una cifra dinámica, no estática”.

Esa cifra fue comparada con el valor obras que se están ejecutando en la ciudad, por lo que el licenciado detalló minuciosamente que «el tramo Ceibas-Gualeguaychú de la autopista Mesopotámica tiene un valor de 21.580.000 dólares, y 260 veces esa obra es la afectación que estamos viendo y 999 veces el acceso sur a la localidad». Aunque además observó que con aquellos 5.864 millones de dólares «se pueden hacer 1818 escuelas o 727.188 viviendas sociales».

A su vez, en el caso de las viviendas, “estimamos que saldrán menos del 20 por ciento del valor actual en los próximos años si están ubicadas en los 60 kilómetros; y si están entre los 60 y los 100 kilómetros, la perdida será del 10 por ciento”, indicó.

Finalmente, Quinteros adelantó en el programa televisivo Políticamente Incorrecto que se emite por el Canal 2 de Gualeguaychú que “se van a registrar muchas más pérdidas de las que estamos viendo”, por lo cual confirmó que harán “un seguimiento de estas cifras. Pero no solo hay que contemplar las desinversines sino también las pérdidas que ya tenemos”, concluyó en las declaraciones reproducidas por Análisis Digital.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad