Lo Último

Busti deja el cierre a Urribarri

El primer mandatario cerrará los actos finales de la campaña del PJ. Un posible símbolo de lo que se viene: será la primera vez que Busti no hablará último en una concentración de militantes. Dicen que

Hasta ahora nunca ocurrió. Incluso cuando Sergio Urribarri era candidato a gobernador en la campaña 2006/2007, el que cerraba los actos no era él, como principal postulante de la lista, sino Jorge Busti, que encabezaba la nómina de diputados provinciales.

Para la elección del 18 de marzo de 2007 Busti gobernaba por tercera vez Entre Ríos y era quien había puesto a Urribarri en el lugar de la sucesión, tras el fracaso de una reforma constitucional que le habilitara una reelección.

Por esos días, el urribarrismo era apenas una rama del bustismo. Urribarri había sido distinguido como el encargado de cuidar por cuatro años el sillón de Urquiza para el mismo proyecto, asegurarse la “continuidad positiva” de la gestión Busti, que volvería en 2011 para su cuarto mandato.

En octubre de 2007 vino la elección de presidente de la Nación y de diputados nacionales y convencionales. La boleta de Cristina Kirchner tuvo en Entre Ríos a Cristina Cremer de Busti encabezando la lista de diputados y al propio Busti la de convencionales. Otra vez, no había dudas respecto a quién debía ser el orador de fondo en los actos de campaña.

Un año y medio después, Cremer vuelve a ser la figura principal de la lista de diputados –aunque esté en el segundo lugar-, a pesar de que todavía le resten dos años para completar su mandato.

Su peculiar postulación solucionó varios frentes internos: sofocó el reclamo del dirigente camionero, Antonio Alizegui, para integrar la lista (como candidato de 2007, ingresa ahora por corrimiento de lista una vez que renuncie Cremer a su actual mandato); cerró la interna por ocupar el lugar de la mujer en la lista; y, lo más importante: puso a Busti en la campaña, algo que pedía el urribarrismo y que el bustismo miraba con recelo, por temor a que una eventual mala elección anule los planes de regreso en 2011.

Al palco

Hasta ahora, Busti fue quien, como se dicen en la jerga electoral, se “puso al hombro” la campaña del oficialismo. A pesar de no ser candidato, ha sido la figura política principal de las diarias actividades proselitistas. Desde ese lugar, la semana anterior pidió al Poder Ejecutivo mayor compromiso.

Recién después de dos semanas de gira por la provincia, los funcionarios empezaron a acompañar y por primera vez Urribarri se tomó una foto con los candidatos, el viernes pasado, en Concordia. Pero fue en la tranquilidad de un hotel céntrico y no en un acto callejero, con movilización de militantes; eso todavía no ocurrió.

Según proyectan los diseñadores de la campaña oficial, Urribarri participará en los veinte días anteriores al 28 de junio, lo que incluye los principales actos de cierre. En ese caso, se aseguró a El Diario, “no se discute” que el orador de fondo será el Gobernador.

El 29

El PJ de Entre Ríos se enfrenta a su compromiso electoral más difícil desde 2003. Conflicto del campo, crisis internacional, deterioro del kirchnerismo mediante, en las filas del oficialismo han sabido tomar debida nota de que es momento de hacer a un lado las peleas internas, que ningún sector de la tripulación gana si el barco se hunde.

Nadie cree seriamente en la posibilidad de un naufragio electoral, pero la preocupación sobre la magnitud de las pérdidas es real. Repasan: 1) la caída de Leissa nutre al Acuerdo Cívico y Social antes que al PJ, 2) los dos candidatos peronistas, Maya y Alasino le sacan votos al PJ y nunca a la UCR, de hecho, Maya pudo exhibir esta semana el apoyo de Rossi en Santa Elena, y 3) los votos del campo que, con la convicción del bolsillo acompañaron al PJ en 2007 ahora no lo harán y lo más probable es que sumen para la única lista con candidatos del agro, que es la del Acuerdo.

En este marco, un arranque de campaña con Busti al frente y Urribarri balconeando el proceso ha sembrado incertidumbre para el día después al 28 de junio. Como en el fútbol, si el resultado es bueno no pasará nada, al menos en lo inmediato. Pero si las cosas no salen como se esperan, sobrevendrán los pases de factura y, pronostican, la unidad de circunstancia en el PJ dará paso a la más dura de las internas: el 29 de junio se habrá largado la carrera para 2011. De un lado, Urribarri con sus intendentes; del otro, Busti con la mayoría de los legisladores y referentes territoriales.

Pablo Bizai, para El Diario

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad