Lo Último

Busti se pone al hombro la campaña

Aunque no es candidato, finalmente el ex gobernador Jorge Busti está actuando como figura política principal de la campaña electoral del oficialismo en Entre Ríos. Eso es, al menos, lo que se ha visto en el arranque de la

Tanto en el primer acto público de los candidatos a diputados nacionales, desarrollado el viernes en Paraná, como en las recorridas de esta semana en Colonia Avellaneda, Hasenkamp, María Grande y Hernandarias, Busti resultó el principal convocante y en su discurso asumió ese rol.

“Vamos a patrullar toda la provincia, estamos acostumbrados, nos gusta y no tememos problemas en recorrer cada rincón de Entre Ríos. Vamos a acompañar a los candidatos porque es nuestro deber y yo con gusto los acompaño porque creo en la unidad dentro de la diversidad”, aseveró.

Lista

La posibilidad de que Busti fuese candidato a diputado nacional ocupó un espacio central en la discusión interna del PJ del primer cuatrimestre del año electoral. Su gente, embarcada en el plan para su regreso a la gobernación en 2011, no quería que fuese. Nadie lo terminaba de decir con todas las letras, pero en el fondo se temía que el costo de una elección adversa –una derrota o un retroceso marcado en el número de votos- para el oficialismo pudiera entorpecer aquellos planes.

Incluso, se entendía que algo de eso había detrás de las propuestas que se lanzaron en un momento –febrero/marzo- desde el entorno de Sergio Urribarri (el primer gobernador de Entre Ríos habilitado a la reelección) para que Busti juegue fuerte a sostener la “gobernabilidad”, encabezando la lista de candidatos. Eran todavía los tiempos en los que nadie terminaba de creer en la tregua interna que habían firmado el gobernador y su antecesor.

Ahora, finalmente, con un marco en el que se afirma que la interna Urribarri-Busti se ha puesto entre paréntesis hasta después de las elecciones, el escenario imaginado por el oficialismo provincial se concreta. Con la inclusión en el segundo lugar de la lista de su esposa Cristina Cremer, Busti se ha puesto al hombro la campaña, casi como si fuese candidato. Ese rol destaca aún más porque -hasta ahora- ha sido prácticamente nula la presencia del urribarrismo en el arranque de las tareas proselitistas.

Seguramente en los próximos días ese desequilibrio se amoldará al concepto que ordenó el proceso interno de las últimas semanas y que simbolizó de la manera más precisa aquella foto del congreso del PJ del 25 de abril en la que se veía a Busti y Urribarri con la palabra “Unidos” como telón de fondo.

En las semanas previas a la definición de la lista única del PJ, Busti había dicho que él no ponía ni sacaba a ningún candidato. Pero terminó teniendo una fuerte incidencia en la integración de una nómina que carece en sus primeros lugares de candidatos a los que se pueda encasillar como urribarristas.

Pablo Bizai, para El Diario

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad