Lo Último

Clínicas reclaman una suba del 40% en las prestaciones

Es por alzas en costos de insumos, laborales y especialistas que se incrementaron. Dicen que tienen pérdidas.

Representantes de la Confederación de Clínicas y Sanatorios de Argentina (Confeclisa) y asociaciones provinciales están reunidos en la provincia de San Juan evaluando la crítica situación que padece el sector de la medicina privada en el país.

En ese marco, reclaman al Gobierno nacional, entre otras cosas, medidas arancelarias e impositivas destinadas a compensar el aumento salarial firmado con el gremio de sanidad en diciembre del año pasado.

La Asociación de Clínicas y Sanatorios privados de la República Argentina (Adecra) advirtió a nivel nacional que con los costos actuales, hacer frente al aumento salarial del 40% para los trabajadores de la sanidad es difícil.

Según informó el presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Entre Ríos Miguel Barbará, las clínicas necesitan un aumento superior al 40% para poder afrontar los costos producto de la inflación. No sólo para internación sino también por prestaciones que brindan. En este sentido ejemplificó que si “hoy una operación de vesícula cuesta 2.000 pesos, tendría que costar 3.000 pesos”.

NNAAArancelesNNCC

El tema arancelario es uno de los puntos que preocupa a los prestadores y, en esa línea, desde el año pasado vienen trabajando para obtener del gobierno nacional la convocatoria a una comisión paritaria que permita actualizar los precios que pagan prepagas y obras sociales por las prestaciones.

El telón de fondo de esta situación es el aumento de los costos del sector, que en un 40% quedaron atados a valor del dólar.

Confeclisa presentó un informe que indica que entre 2001 y octubre pasado, el precio de los insumos médicos se incrementó en promedio 150%. Este rubro elevó su participación en la estructura de costos de las clínicas, del 16% al 20% del total.

El presidente de la entidad provincial señaló que no sólo son los insumos sino también los costos laborales, sumado al de los prestadores médicos. Esto terminará afectando la calidad de los servicios que prestan los sanatorios.

Una de las posibilidades para salir de la crisis sería trasladar a los financiadores (prepagas y obras sociales) el incremento que sufre el sector. “Esto no es fácil. Las clínicas después trasladan esos costos a los obreros, porque le descuentan esos montos de los salarios. Es una cadena muy complicada”, expresó Barbará a Uno.

La asociación entrerriana reúne a unas 54 clínicas y sanatorios. Llegan a 60 si se tienen en cuentan otros consultorios externos privados. “Por ahora la crisis no obligó a cerrar las puertas de ninguna institución, pero si el problema no halla una solución, entraremos en crisis profunda”, dijo el médico desde San Juan.

Reconoció que el sector a nivel nacional trabaja con ajustes: hoy compra menos medicamentos y menos descartables, menos análisis de laboratorios, menos placas de rayos y “realiza un esfuerzo para mantener el poder adquisitivo de las remuneraciones de sus recursos humanos”.

En ese marco, las clínicas y sanatorios consideran necesario restablecer una equivalencia entre el monto de los aranceles médicos, los costos de los insumos físicos y las expectativas salariales.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad