Lo Último

Comenzaron los testimonios en la causa “Área Paraná”

María del Rosario Badano contó ante la jueza federal los padecimientos vividos durante su detención. El proceso investiga las violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar y unifica todas las denu

La indiferencia de una sociedad es la mejor aliada de la impunidad. Más aún si la Justicia aplica el arcaico y hermético sistema judicial escrito, permitiendo que los acusados sigan en la clandestinidad. Mientras en Córdoba, Corrientes, La Plata y Tucumán la comunidad en su conjunto se movilizó para acompañar a las organizaciones de Derechos Humanos, y a familiares y víctimas del terrorismo de Estado en los juicios a los represores, ayer en Paraná, sólo un puñado de personas pertenecientes a la Asociación de Familiares y Amigos de Desaparecidos Entrerrianos y en Entre Ríos (Afader) y la Asociación de ex presos, ex presas y exiliados La Solapa se hicieron presentes frente al Juzgado Federal, ubicado en 25 de Mayo 256. Todos acompañaron a María del Rosario Badano, que llegó a la sede judicial poco después de las 8.30 y se retiró a las 12.46. La mujer que ya había declarado en 1976, 1978 y 1983 fue recibida y despedida con un cerrado aplauso de una treintena de personas convocadas en la puerta del juzgado.

Badano estuvo acompañada por los abogados querellantes Marina Barbagelata y Gamal Taleb. Con su testimonio se inició formalmente el proceso escrito contra los represores que actuaron en el área Paraná durante la última dictadura militar. Además estaba citada a declarar Noemí Benítez de Mechetti, pero no pudo presentarse porque padece problemas de salud.

NNAABuscando JusticiaNNCC

A 25 años del retorno de la democracia comenzó ayer el juicio por la denominada causa Área Paraná, nominación que se hizo a partir de la unificación de todas las denuncias por apremios, secuestros y desapariciones iniciadas en la década del 1980 en la zona este de Entre Ríos.

Hasta el 4 de diciembre la jueza federal subrogante, Myriam Galizzi, tomará declaración a las 31 víctimas del terrorismo de Estado que no ratificaron sus testimonios en democracia. De no haber nuevos testigos, la magistrada procederá al llamado de indagatoria de los imputados. Luego vendrán los alegatos, ya que una vez que se concluye la investigación se pone a disposición el expediente para que las partes formulen los alegatos en forma escrita.

Los imputados por desapariciones, privaciones ilegales de la libertad, homicidios y tormentos son: Luis Francisco Armocida, Jorge Humberto Appiani, José Anselmo Appelhanss, Ramón Oscar Balcaza, Rosa Susana Bidinost, Ramón Genaro Díaz Bessone, Hugo Mario Moyano, Oscar Ramón Obaid, Julio Raúl Paredes, Manuel Daniel Rodríguez, Juan Carlos Ricardo Trimarco y Carlos Horacio Zapata.

La investigación de estos hechos se reinició luego de quedar paralizada a partir de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y los indultos dictados por el ex presidente democrático Carlos Saúl Menem. Diferentes recursos judiciales de los imputados hicieron que siguiera frenada, aún luego de lograda la inconstitucionalidad de estas normas.

Las 31 citaciones se hicieron en el marco de los hechos denunciados en el legajo Nº 11.405 de la Cámara Federal de Apelaciones, que lleva por nombre Capitán Auditor D. Jorge Humberto Appiani – Nº 221.416 Supuestos Apremios Ilegales. Además de militar, Appiani es abogado y como tal se defenderá a sí mismo. Su domicilio es en Cervantes 447 de la capital entrerriana.

Badano estuvo detenida desde 1976 hasta 1982. Ante la jueza Myriam Galizzi recordó cómo era trasladada desde la Unidad Penal Nº6 de Paraná hacia otros lugares, como Comunicaciones del Ejército. Además, Badano contó cómo, en agosto de 1976, fue “sacada” del penal donde estaba a disposición de la Justicia Federal de Paraná y trasladada a un centro clandestino de detención donde estuvo unos 40 días. Desde allí volvió al penal donde estuvo 15 días y fue trasladada nuevamente otros 40 días. En unas seis oportunidades estuvo en un centro de tortura. Todas las salidas de Badano están asentadas en los libros de la cárcel.

El abogado querellante, Gamal Taleb, dijo a Uno que María del Rosario Badano declaró en el marco de la causa Señor Fiscal General solicita desarchivo de causas que tramitaran por artículo 10 Ley 23.049, conocida como Área Paraná. El abogado contó que Badano ratificó y amplió las declaraciones realizadas en 1976, 1978 y 1983, ya que en esas oportunidades ella había denunciado el aparato represivo del Estado.

“Concretamente denunció apremios ilegales, privación ilegítima de la libertad y tortura”, sentenció Taleb, quien añadió: “Ratificó y amplió su declaración, ya que las denuncias realizadas anteriormente fueron hechas en el marco de la dictadura militar y ahora se pudo explayar más libremente”.

NNAAContenta y ansiosaNNCC

María del Rosario Badano, contó que se sintió muy contenta y ansiosa: “Comenzamos a dar vuelta la lucha contra la impunidad y luchar contra la ella significa construir una democracia más sólida”.

A su vez, la mujer, visiblemente emocionada, precisó: “Poder dar cuenta de ésto, del horror que las juntas militares hicieron con este país, es muy importante para encontrar la justicia”. Acompañada por sus familiares, amigos y allegados, Badano aseguró: “Creo que vamos a lograr saber qué paso y conseguir una condena”, y agregó: “Me parece que estamos en una instancia de conocer la verdad”. No obstante, la mujer dijo que el sistema de juicio escrito no ayuda a que la población tome conciencia, ya que “nadie sabe que venimos a declarar”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad