Lo Último

Comenzó el juicio por la liquidación del ex Banco Municipal

El contador César Ferrari dijo que las imputaciones “son falsas”. Tras ejercer su defensa, el imputado señaló que confía en su “capacidad” y aseveró que ha “aclarado ambos hechos, lo cu

En la mañana de este lunes comenzó el juicio al contador César Ferrari, liquidador del Banco Municipal entre 1996 y mayo de 2000. Ferrari está procesado desde 2005 por peculado y fraude en perjuicio de la Administración Pública y en la primera jornada del juicio se leyó la pieza acusatoria, mientras que el imputado realizó una larga declaración indagatoria.

Los hechos que se debaten en el proceso a cargo de la Sala II de la Cámara del Crimen son la existencia de una “mesa de dinero” en la liquidación del banco; y la “triangulación” mediante la cual deudores pagaban a “terceras personas” en especies.

Tras ejercer su defensa, el imputado señaló que confía en su “capacidad” y aseveró que ha “aclarado ambos hechos, lo cual está documentado en el expediente”.

Hizo hincapié enseguida en que según su criterio, “las imputaciones que me hace el Tribunal son falsas, como así también me parece insostenible la posición de la querella al considerarme funcionario público, dado que toda la documental acredita que no lo era”.

Acerca de la existencia de una “mesa de dinero”, el contador expuso que “el Central canceló la autorización para funcionar como banco a la entidad Municipal el 30 de noviembre de 1995. La revocación de la misma no quiere decir que el banco no pueda hacer otra operatoria comercial como el canje de valores. Simplemente no se lo autoriza a intermediar en oferta y demanda de dinero bajo condiciones del Banco Central, lo cual no quiere decir que estuviera vedado”.

Sobre la causa en la que se cuestiona que el Banco en liquidación celebraba convenios con deudores para que éstos cancelaran sus créditos en especies, Ferrari argumentó: “La deuda fue completamente cancelada. Está imputado contablemente como una cuenta a cobrar, pero se le hace el cargo a la firma deudora, lo cual es una injusticia, porque Corralón América abonó la deuda, aún aportando bienes de terceros que el banco no le hubiera podido embargar. Lo que ocurre es que la entrega de materiales no se hizo a través de la Dirección de Suministros”, según informó Canal Once.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad