Lo Último

Concordia: denuncian “presión de arriba”

MacLoughlin explicó que la aparición de pólvora en la mano del hijo de Bressán se debe que salió a cazar.

Arturo McLoughlin, el abogado que acompañó a declarar a Matías, hijo del fallecido secretario del Juzgado de Instrucción Nº 2, Miguel Bressán, argumentó que la aparición de pólvora en la mano izquierda del joven se debe a que el sábado fue con su padre a “tirar unos tiros a los loros”. Y aseguró que para esclarecer el caso “más que desesperación, hay presión de arriba”, haciendo referencia al poder político. Incluso, aclaró que no puede ser el defensor del menor porque “no está imputado” en el hecho.

El abogado indicó que para cazar los loros que a Bressán no lo dejaban “dormir la siesta”, padre e hijo utilizaron el rifle calibre 22 que encontró la Policía en la finca y una escopeta calibre 16. Además, recalcó que Matías no acostumbra a “manejar armas” ni es un “cazador habitual”. En ese orden, señaló: “En alguna oportunidad ha tirado, como lo hace cualquier gurí criado en el campo”.

También afirmó que el menor le dijo que el domingo “no salió de Concordia”. Durante la mañana esperó que lo llamase el padre para ir al campo, almorzó en su casa, a las 16.30 salió a dar una vuelta, no encontró a sus amigos y retornó a su casa cuando el tiempo amenazaba con llover. “Ese fue el domingo de Matías Bressán, según su propio relato”, indicó. No obstante, no hay testigos que corroboren esos datos. “No tiene ningún testimonio que verifique ese relato porque las personas con las que le interesaba encontrarse no estaban; los amigos más estrechos de él. Quizás haya habido alguna persona desplazarse a esa hora y en ese lugar”, dijo haciendo referencia a la peatonal y la Plaza Urquiza.

Por otra parte, en declaraciones a Diario Junio señaló que desconocía que Matías haya estado bajo tratamiento psicológico, aunque tampoco preguntó al respecto. Y no dudó en señalar que tuvo “una vida difícil”.

El menor fue interrogado de forma enérgica ayer en una pieza perteneciente a la División de Investigaciones, desde las 23.30 hasta las 3.30 de hoy. El abogado dedujo que la presión de la Policía se debió a que presumían que estaban frente a un posible culpable. “El hecho de que haya contestado las preguntas de la misma manera que lo habían hecho en el Juzgado, a pesar del apremio con el que se la formulaban, pudo haber generado algún grado de impaciencia o la búsqueda de un sistema para quebrar eso que para ellos era una estructura falsa», teorizó.

A su vez, reconoció que todos los trascendidos son “incriminatorios para Matías”. Si bien dijo que no es el defensor del joven, como “amigo del padre” procuraba que su hijo no esté solo en esta situación. Y acotó que no puede ser el abogado defensor porque “Matías no está imputado en la causa”.

Cabe destacar que el menor estaba haciendo una pasantía de dos semanas de duración en el estudio de MacLoughlin; y además lo ayudaba al padre en el campo: iba a buscar remedios a la veterinaria y a veces se quedaba a cuidar el lugar durante la noche.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad