Lo Último

Crisis en los frigoríficos entrerrianos

El principal problema que tienen hoy los frigoríficos de consumo local es que aquellos productos que quedan del animal cuando se faena, es decir las achuras comestibles, las vísceras y huesos (patas, cabezas) y el cuero, no son demandad

La opinión del especialista es que la solución se encuentra al liberar las exportaciones. “Así tendríamos remanentes de buena calidad y a menor precio. Hay que otorgar mayor dinámica a la operatoria de exportación y cuando haya que gravar, hacerlo sobre las ganancias”, esa es la ecuación perfecta para Frenquel.

NNAACosméticos y cuerosNNCC

Los cebos vacunos comestibles eran solicitados por los países industrializados para la cosmética y jabonería. “No se está exportando y de allí que cae el precio”, dijo y agregó que en este momento las grasas y cebos han caído en su valor más allá del 50%. “Los huesos y vísceras prácticamente tienen poco significado en términos de ingreso económico. Lo mismo ocurre con la sangre del animal”.

El cuero, que es el principal recupero de la red vacuna, era un producto muy demandado por los países del primer mundo para uso de indumentaria de alta calidad. También en tapizados de coches de lujo o marroquinería fina. “Hoy no son demandados, por la crisis”. Esto provocó la caída de precios y además la necesidad de inversión para mantenerlos. Hay frigoríficos que tuvieron que contratar operarios para estoquearlos y salarlos “porque de lo contrario se descomponen”. Además, hay que contar con una infraestructura adecuada de almacenaje “porque tampoco se pueden almacenar a la intemperie”. Este panorama supone que “lo que no se recupera en los subproductos, caerá pesadamente sobre el precio de la carne. Es decir que puede aumentar la carne, aunque no de manera significativa”.

NNAACurtiembreNNCC

Consultado sobre la exportación de cueros, Frenquel dijo que a nivel local se venden los cueros a una curtiembre que opera en la Argentina y en otros países limítrofes. Desde allí son exportados a los países del primer mundo.

En las curtiembres o curtidurías se realiza el curtido que es el proceso que convierte las pieles de los animales en cuero. Hay que quitar el pelo, curtirlas con los agentes de curtimiento y tinturarlas, para producir el cuero terminado. Las cuatro etapas del proceso de curtido de las pieles son: limpieza, curtido, recurtimiento y acabado.

Los países altamente industrializados son los que demandan esos productos terminados. “Los cueros argentinos tienen muy buen valor, esencialmente los de la zona de la Pampa Húmeda, que no están afectados por los parásitos externos que tiene el animal”. Un cuero costaba 4 pesos el kilo hace un tiempo atrás y hoy no llega a 2 pesos. Tiene aproximadamente 30 kilos. Es decir, 120 pesos por cuero.

“Se perdió el interés en la compra y la dinámica en la operatoria. Es decir, si antes nos pagaban un precio y nos adelantaban dinero por la venta, hoy nos pagan con demoras”, puntualizó.

NNAAMenos consumo en veranoNNCC

A todas las pérdidas mencionadas hay que sumar que con el inicio de la temporada estival cae drásticamente el consumo de hígado, corazón, menudos, carne de cabeza y mondongo.

“Dejan de tener interés para el consumidor. Hoy nadie toma la sopa”, dijo Frenquel. Y agregó: “La gente se queja porque el peceto cuesta 20 pesos, pero este corte equivale al 1,2 por ciento del kilo de la res y todo se rige por la oferta y la demanda”.

NNAABatería de medidas nacionales para evitar despidosNNCC

El titular de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne José Alberto Fantini adelantó que aún no hay despidos pero que las empresas nucleadas en las cámaras de la actividad están imponiendo suspensiones, garantías horarias, licencias adelantadas por vacaciones, dentro de una batería de medidas para paliar el actual contexto internacional.

“Hasta el momento no tenemos registrados despidos pero es un escenario claro previo a empezar a expulsar gente de la industria. Las cámaras stockeadas, la imposibilidad de exportar acorde a la capacidad y las suspensiones de las compras de cuero por parte de EE.UU., que es el mayor comprador de cueros argentinos, son un coktail explosivo que anticipa una crisis. Estamos trabajando y armando estrategias para que los trabajadores no sean la variable de ajuste”, indicó Fantini. Cabe destacar que la exportación de cueros representa más del 70 por ciento de las facturaciones.

A su vez, el gremialista resaltó que con motivo de la crisis que afecta a los principales países del mundo “hoy, los empresarios más importantes de la industria alimentaria, que se encuentran en SIAL París, nos informan que están desoyendo los acuerdos firmados y no tienen previsto firmar ningún tipo de arreglo el año que viene. Esto, sumado a que EE.UU. no nos compra más cueros, marca a las claras que la crisis será mucho mayor. Es por eso que necesitamos una reunión urgente para tratar estos temas y evitar futuros despidos”.

Fantini destacó: “Un rol activo del Gobierno y que, junto a los empresarios, se adecuen nuevas reglas para mantener la mano de obra y no entrar en un proceso de crisis más profundo del que luego nos cueste salir”. (Uno)

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad