Lo Último

Cristina intentaría levantar el corte en Gualeguaychú

El canciller uruguayo confirmó que la Presidenta accedió a su pedido. Lo mismo señalan en el Gobierno argentino pese a la desmentida. Fuentes oficiales admitieron sin embargo que la cuestión de los cortes “va en la d

El objetivo de que la noticia no incomodara el viaje por poco se cumple. Con Cristina Kirchner ya de regreso en la Argentina -llegó ayer temprano a Buenos Aires– el canciller uruguayo, Gonzalo Fernández, confirmó ayer aquí a Clarín que la Presidenta accedió al pedido de su país en favor de que se levante el corte en el paso internacional Gualeguaychú-Fray Bentos, bloqueado desde hace casi dos años por el conflicto por las papeleras.

“Le planteé a la Presidenta el reclamo que Uruguay mantiene ante cada foro por el levantamiento del corte de rutas. Puedo decir que la respuesta de la Presidenta fue comprensiva y positiva en relación a este tema”, dijo Fernández.

El ministro uruguayo, quien fue el principal negociador del conflicto bilateral por las papeleras del lado uruguayo, habló a poco de su exposición ante la 63ª Asamblea General de la ONU en Nueva York, en representación del presidente Tabaré Vázquez. Fernández confirmó que hizo un contacto con la Presidenta y con el canciller Jorge Taiana en esta ciudad el miércoles, en un aparte de la reunión de los presidentes de la Unión Sudamericana.

La noticia sobre el encuentro entre Fernández y Cristina Kirchner fue publicada el jueves en la prensa uruguaya. Y generó una reacción de negativa entre los integrantes de la delegación argentina que acompañaron aquí a la Presienta. Un comunicado de la Cancillería desmintió ese mismo día lo que llamó “versiones periodísticas” y reiteró el “desacuerdo” del Gobierno con los cortes de ruta, a los que considera “contraproducentes”.

El canciller Jorge Taiana dejó ayer Nueva York rumbo a Europa, donde visitará Praga y Moscú. Fuentes cercanas al ministro indicaron que no había nada que agregar a aquella respuesta oficial.

En paralelo, fuentes oficiales que pidieron reserva admitieron sin embargo que la cuestión de los cortes “va en la dirección” que ha dado a entender el canciller uruguayo. Aunque ratificaron que no está en los planes ningún desalojo compulsivo del bloqueo.

El Gobierno, según estas fuentes, había procurado que el tema de las papeleras no interfiriera en la actividad de la Presidenta en Nueva York. Aunque el silencio oficial responde a una estrategia de largo alcance, que contempla la marcha del juicio ante la Corte Internacional de La Haya.

Después de haber respaldado el reclamo de los asambleístas econ un gran acto público en Gualeguaychú que encabezó el ex presidente Néstor Kirchner en 2006, el Gobierno responsabilizó a Uruguay ante ese tribunal de haber violado el Tratado Internacional del Río Uruguay firmado por ambos países con su decisión de autorizar el levantamiento de la planta de Botnia en la margen del río. Mientras el proceso está en marcha, la Corte de La Haya rechazó ya un amparo presentado por la Argentina para que se detuvieran las obras en Fray Bentos y la planta empezó a funcionar en diciembre pasado. Alcanzó su nivel máximo de producción en los últimos meses. El gobierno uruguayo llevó la cuestión de los cortes al tribunal internacional del Mercosur. Ese ámbito le fue esquivo: los jueces consideraron que no había pruebas de que el corte del paso internacional ocasionara un perjuicio económico al Uruguay.

Aunque sin progresos visibles, la situación con Uruguay en torno a los cortes de ruta mejoró desde la asunción de Cristina Kirchner, en diciembre último. En la misma medida declinaba visiblemente la protesta en Gualeguaychú.

Un relevamiento de Clarín en torno al puente internacional General San Martín mostró la semana pasada que grupos de apenas entre cinco y diez personas mantienen clausurado el paso. No hay prácticamente ninguna presencia del Estado en el lado argentino; los gendarmes que controlan allí la frontera y los funcionarios de la aduana suelen estar ausentes y la ruta 136 sólo es transitada por algunos remises uruguayos que trasladan a personas que cruzan el bloqueo a pie, autorizados por los asambleístas.

El mes pasado, la Justicia argentina intervino y dejó un precedente: accedió a un recurso de amparo presentado por un ciudadano argentino para que se le autorice a cruzar el puente por razones humanitarias. Los asambleístas de Gualeguaychú le abrieron el paso ante el pedido de juez. (Walter Curia/Clarín)

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad