Lo Último

Cristina será presidenta sin necesidad de ballottage

La candidata del oficialismo consiguió una clara victoria en las elecciones superando el 40% que precisaba para ser electa sin segunda vuelta. De esta manera, se consagró para suceder a su esposo en la Casa Rosada hasta 2011. Los c&oacu

Cristina Kirchner superó la cantidad de votos que precisaba para ser electa en primera vuelta y ser consagrada como presidenta de la Nación hasta el 10 de diciembre de 2011.

La senadora nacional se convirtió en la primera mujer en ser electa presidente al imponerse, en primera vuelta, con un 43,80 por ciento de los votos. Escrutados el 54,45 por ciento de las mesas, la primera dama evitó el ballottage. Elñ segundo lugar fue para la candidata de la Coalición Cívica de Elisa Carrió, con el 21,61 por ciento. El tercer lugar para el candidato de Una Nación Avanzada (UNA), Roberto Lavagna, con un 18,39 por ciento de los votos. A la cola quedaron Alberto Rodríguez Saá, con un 9,19 por ciento. Ricardo López Murphy, con un 1,30 por ciento de los votos, detrás de Jorge Sobisch y Fernando Pino Solanas.

Fue a la 1.30 de esta mañana, cuando la fundadora de ARI reconoció la derrota. En esa ocasión destacó el ingreso de legisladores nacionales de su fuerza al Congreso y afirmó que el ARI se constituyó «como la segunda fuerza del país».

El justicialismo que comulga con Kirchner consiguió las ocho gobernaciones que se pusieron en juego hoy, con la nominación de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires como la más importante. Scioli logró un contundente triunfo en la provincia de Buenos Aires al obtener más del 50 por ciento de los votos y vencer así a los candidatos opositores. La radical Margarita Stolbizer, que acompañó a Carrió, se ubicó en segundo lugar con un 16 por ciento de los votos, seguida por Francisco de Narváez con un 12 por ciento.

El kirchnerismo también se quedó con las gobernaciones de Santa Cruz, Mendoza, Formosa, Jujuy, La Pampa, Misiones y Salta. El oficialismo nacional se alzó con 16 de las 24 bancas que se pusieron en juego en el Senado, en la ciudad de Buenos Aires, Río Negro, Chaco, Neuquén, Tierra del Fuego, Salta, Santiago del Estero y Entre Ríos.

En Diputados obtuvo un importante número de escaños de los 130 que se renovaron, aunque el dato preciso era difícil de determinar poco antes de la media noche.

La elección presidencial de este domingo se desarrolló en un clima enrarecido por las numerosas demoras en la constitución de las mesas electorales, debido al alto ausentismo de las autoridades, y a las denuncias de «robo» de boletas en numerosas mesas de todo el país que realizaron, entre otros, las agrupaciones que postulaban a Carrió, Lavagna, Rodríguez Saá y López Murphy.

En un hecho inusual, el cierre de los comicios se demoró hasta las 19 en la Ciudad de Buenos Aires y en Misiones. Además de la provincia de Buenos Aires, donde Scioli con un 51 por ciento obtuvo más votos que Cristina, el kirchnerismo consiguió retener la provincia de Santa Cruz, donde Daniel Peralta revalidó con los votos el cargo de gobernador al que accedió en medio de una grave crisis política.

En los principales distritos del país las elecciones para Presidente tuvieron distintos resultados: Cristina venció en la provincia de Buenos Aires con un 46 por ciento y en Santa Fe con un 35; Carrió se impuso en Capital Federal con un 35 por ciento y Lavagna en Córdoba con un 35 por ciento. Sin embargo, en la ciudad de Rosario venció Carrió con un 41 por ciento contra el 32 de Cristina.

Alrededor de las 22, Cristina y el presidente Néstor Kirchner se hicieron presentes en el hotel céntrico donde instalaron su búnker. Allí la presidenta electa afirmó que ganó «ampliamente» y convocó «a toda la sociedad» a la «construcción de un nuevo tejido social», «cualquiera sea su color político». En un clima emotivo, el matrimonio Kirchner celebró el triunfo junto al vicepresidente electo, Julio Cobos, y a Daniel Scioli, entre otros dirigentes.

El frente de Carrió consiguió realizar una buena elección, ubicándose segunda y logrando al menos cuatro senadores nacionales y se posicionó como la principal referente de oposición. Lavagna, con el tercer puesto, no pudo ubicar en el Congreso a muchos legisladores y reconoció la «decepción» de su agrupación.

El radicalismo fue dividido a esta elección aunque el sector que respaldó a Cristina fue el más favorecido. Cobos, apenas terminados los festejos, salió a advertir a las autoridades de la UCR que respaldaron a Lavagna que deben «levantar las intervenciones y luego convocar a elecciones» partidarias porque «el país necesita de un radicalismo fuerte, que se consolide en una alternativa dentro del marco de la Concertación».

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad