Lo Último

Obra pública

Cuántos fondos más tendrá Vialidad para reparar caminos

Con la ley votada esta semana por los senadores del oficialismo y la oposición, Vialidad contaría con recursos que quintuplican a los ejecutados en 2022 para reparar caminos. Es que el fondo para conservación vial pasa del 20 al 50 por ciento de lo recaudado por el inmobiliario rural y en 2022 se había invertido en ese fin sólo la mitad de ese 20 por ciento.
Por: Redacción de Página Política

Así lo explicó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, Rubén Dal Molin, para quien “afectar el 50% del impuesto inmobiliario para el Fondo de Desarrollo y Conservación Vial es una medida importante para un organismo que esta descapitalizado”.

Esta semana la Cámara Alta aprobó el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo que modifica el artículo 37° de la Ley 9.602 de Presupuesto de la Administración Provincial, por el que se aumenta el porcentaje destinado al Fondo de Desarrollo y Conservación Vial, que pasa a constituirse del 20% al 50% de lo recaudado en concepto del Impuesto Inmobiliario Rural. El Fondo estará administrado por la Dirección Provincial de Vialidad.

El senador por Federación señaló que “Vialidad esta descapitalizado” y eso se refleja en la calidad del servicio que presta el organismo.

Precisó que “en 2009, $8,6 de cada 100 que ingresaban al tesoro provincial eran destinados a este organismo. En 2023 fueron solo $2,3. Ese año Vialidad erogo 33 mil millones de pesos de los cuales el 47%, es decir 15,7 mil millones fueron destinados a gastos de funcionamiento y 17,5 mil millones a arreglo y conservación de caminos”.

“Entiendo que la visión de Rogelio Frigerio sobre la Dirección de Vialidad es volver a ponerla como un verdadero organismo de servicio, eficiente y con equipos para atender la problemática. Esto llevara bastante tiempo”, advirtió el legislador oficialista.

Dal Molín valoró que el 50% de afectación directa resulta “un avance importante, dado que, si bien ya existía el Fondo con aportes del 20%, éste se cumplía a medias. Su verdadera ejecución llegaba a la mitad”.

Fundamentó esta afirmación al señalar que en 2022 de los 1,5 mil millones que generó el 20% del inmobiliario, a fin de año solo se habían invertido 885 millones (56%) y el resto, los 718 millones, pasaron a rentas generales.  En otras palabras, del 20% previsto en realidad solo el 10% fue invertido. “Si hoy logramos el 50% en forma efectiva creo que es un incremento muy interesante”, destacó el senador radical.

“Por ello incorporamos en el proyecto aprobado que si a fin de año no se invierten todos los montos que corresponden a esta ley, estos no pasen a rentas generales, sino que en el siguiente ejercicio tengan el mismo destino”, concluyó.

Durante las sesión Dal Molín señaló que “los caminos, las rutas provinciales, sean troncales o salidas secundarias a la producción, son de interés de todos los senadores. Puedo asegurar que somos permanentemente interpelados por productores y vecinos de zonas rurales en la necesidad de encontrar soluciones”.

Además, destacó la incorporación al proyecto de un aporte del senador Víctor Sanzberro (Victoria – Más Para Entre Ríos), que consta en que “si los recursos afectados a este Fondo no fueran invertidos en su totalidad, los saldos no utilizados pasarán al siguiente ejercicio conservando la afectación dispuesta en este artículo”.

Por su parte, senador Martín Oliva (Uruguay – Más Para Entre Ríos) explicó que su bancada acompañaba la iniciativa oficial “porque nosotros sabemos que, por los caminos de nuestra provincia, más allá de la producción, también los docentes van a clase, el sistema sanitario presta su atención y las fuerzas de seguridad se trasladan. Entonces, entendemos que el producido del trabajo es importante, pero los otros elementos también son trascendentales. Van a hacer falta muchos años, pero no es solamente mirar para atrás sino para el futuro, como estamos haciendo en este caso”.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2024 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad