Lo Último

De la Fuente y Cáceres, a favor de la gestión

Puestos a votar en contra del campo, decidieron retirarse del recinto. Pero en la sesión del lunes, De la Fuente pidió la palabra para repasar las medidas a favor de los gobiernos nacional y provincial; y Cáceres criticó

Fueron las dos únicas voces que se levantaron, ante más de un centenar de dirigentes agropecuarios que se hicieron presentes el lunes, en el recinto, para fijar una posición distinta a la que reunió a todas las bancadas, en un rechazo a las retenciones, en un planteo a las autoridades provinciales para que tramiten ante Nación políticas para recuperar la rentabilidad del campo y en una interpelación a los legisladores nacionales para que voten en contra de los superpoderes y la delegación de facultades del Congreso.

Cada uno a su turno, y a costa de feroces rechiflas en el recinto, Héctor de la Fuente, de la Concertación Entrerriana, pidió la palabra para repasar medidas que habrían adoptado el Gobierno provincial y el Gobierno nacional a favor del campo.

Luego, el presidente del PJ, José Cáceres, fijó posición como peronista, defendió la intervención estatal a la que enraizó con las políticas de Juan Domingo Perón y criticó duramente al dirigente de Federación Agraria, Alfredo De Ángeli, para lo cual apeló al lugar donde más duele: citó las voces de los referentes de la organización, como Juan Echeverría y Juan Ferrari que han sido críticos del titular de la FAA entrerriana.

Gestión y beneficios

Al momento de analizar la situación del agro en general y las respuestas del gobierno entrerriano, De la Fuente remarcó que “en el marco de los graves problemas ocasionados por la inédita crisis internacional y la intensa sequía que azotó la región, el gobierno de Entre Ríos instrumentó diversas medidas que favorecieron y favorecen al sector agropecuario”.

Esgrimió que “Entre Ríos no instrumentó en 2008 el ajuste del avalúo del Impuesto Inmobiliario Rural, por lo cual los productores entrerrianos continúan abonando el mismo importe de hace cuatro años”, según destacó.

“Esto significa -dijo-, que lo recaudado por este impuesto pasó de representar poco menos del 13% del total de recursos tributarios de origen provincial en el año 2004 a representar menos del 7% en el 2008 (es decir que la participación del inmobiliario rural en el total de recursos tributarios de origen provincial cayó un 46%)”, repasó el legislador de Gualeguaychú.

“Por esta medida de no ajustar el avalúo, las arcas provinciales dejaron de percibir 55 millones de pesos en el 2008”, advirtió.

Reconoció entre los beneficios del campo el hecho que “Entre Ríos no cobra Ingresos Brutos al campo” y repasó las medidas que el gobierno de Urribarri “tomó para minimizar la situación complicada del sector”.

Así puntualizó: “Se dictaron las normas para acogerse a los beneficios de la emergencia agropecuaria que permitieron también prorrogar el pago del Inmobiliario Rural por el período de la emergencia y el acogimiento a los beneficios de la Ley Nacional 22.913 de emergencia agropecuaria. A raíz de los Decretos Provinciales, la Nación dictó las Resoluciones conjuntas Nºs 159/09, 219/09 y 22/09 de los Ministerios de Producción, Economía y del Interior que instrumentan el acogimiento a los beneficios nacionales”.

En ese sentido remarcó que “Entre Ríos fue la primera provincia a la cual la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria aprobó la presentación por sequía”.

De la Fuente no dejó pasar por alto un hecho que consideró de vital importancia social como es que “hasta el momento se evitó el remate de productores agropecuarios, gracias a que la provincia planteó una propuesta financiera elevada a la legislatura para evitar los remates a los productores agropecuarios endeudados con el Banco Nación al 31 de diciembre de 2001, que fueron perjudicados por la crisis de la producción en la década del ’90. Se trata de una deuda total aproximada de 43 millones de pesos”.

Aunque reconoció que la situación del sector “sigue siendo delicada, y en algunos casos hasta grave”, hizo las veces de vocero de la gestión para ratificar “la plena voluntad política para el diálogo y la continuidad de medidas que protejan y amparen determinadas situaciones del campo”.

Finalmente, recordó los aportes directos al sector agropecuario con fondos nacionales gestionados por la provincia y reivindicó la necesidad de “buscar consensos, evitar situaciones hostiles en las relaciones y respetar las vías institucionales que dan sustento al marco democrático en que Entre Ríos y el país transitan en este momento”, señaló.

Y lo volvió a decir

A su turno, Cáceres llamó a evitar el autoritarismo. Para hacerlo recordó una frase suya poco feliz, en otra sesión con el campo en el recinto, que tuvo lugar el 16 de junio de 2008. “Dije que había algunos de la Sociedad Rural que los únicos pobres que conocían eran los que tenían en las estancias. Y pedí perdón”, rememoró Cáceres y lo volvió a decir, el lunes, en la Cámara baja.

“Pedí disculpas por eso. La verdad no correspondía en este ámbito, como tampoco corresponde cuando uno ve a otros dirigentes que dicen barbaridades y después piden disculpas”, dijo en alusión a Alfredo De Ángeli que pidió disculpas, entre otras oportunidades, cuando llamó a cargar los peones en las camionetas para llevarlos a votar.

“Uno dice… dónde están los límites; cómo es que tenemos que convivir; la democracia es participación ciudadana”, reflexionó Cáceres que, luego, citó los discursos de algunos referentes del campo para, luego, rebatir la idea de evitar la intervención del Estado.

“Es un tema que históricamente se discutió en este país. La intervención o no del Estado. Algunos creen que el mercado por sí mismo regula, distribuye, la famosa teoría del derrame que llega a los más pobres, a todos los sectores, a los trabajadores. Otros creen que el Estado debe intervenir y en la intervención del Estado los peronistas sin dudas que tenemos antecedentes porque lo hizo el general Perón. Hizo que nacieran miles y miles de productores pequeños y medianos que debe ser prioridad para quienes trabajamos en la actividad política”, defendió el presidente del PJ.

Cáceres contra los que pintaron paredones

“Se cuestiona acá, de manera demagógica, el alineamiento del Gobernador con el Gobierno nacional. En el actual sistema de distribución de los recursos, parte de ese sistema fue producto del Pacto de Olivos entre Menem y Alfonsín, habría que preguntarse qué herramienta le queda a un gobernador provincial peronista que buscar un acercamiento, un acuerdo y darle el apoyo al gobierno nacional”, reconoció Cáceres.

“La verdad es que uno trata de aprender. Se ha vivido un conflicto muy intenso, el Estado interviene o no interviene y esto es una cuestión ideológica, es la puja distributiva, son cuestiones que abren luchas y debates internos en determinados países. Uno tendrá que acostumbrarse a convivir con estos inconvenientes, tratando de resolver equitativamente”, concedió.

Entre silbidos

“Hay que actuar con responsabilidad. Es lo más importante. Uno trata de aprender todos los días porque no conozco las cuestiones finas del sector agropecuario. Pero no puedo hablar de lo que no conozco”, advirtió Cáceres.

“Hay algunos demagógicos acá a los que les gusta opinar de todo. Hablan de la pobreza, de la educación, de la salud, con una liviandad. No son especialistas en nada y hacen discursos para la platea. Uno podría haber traídos doscientos compañeros para un discurso de barricada pero no. Y acá hay demagógicos que hablan para el aplauso. Hay algunos a los que los marean las cámaras de televisión o las luces de Buenos Aires”, disparó Cáceres apabullado para los chiflidos.

“Leí hace muy poco, ante la renovación en una de las organizaciones que agrupan a los productores, decir a un productor que el dirigente máximo de esta organización ya no mira más para abajo. Sólo mira para arriba. Y a otro que dijo que a este hombre no le gustaban las críticas, que tenía una veta autoritaria”, citó Cáceres quien finalmente, y ante la creciente rechifla, afirmó: “Este debate para la televisión no es el debate que necesitan los entrerrianos. No hay que exacerbar los ánimos. Nunca pinté, como otros, un paredón con la letra k y otra letra. Pero defiendo a un gobierno justicialista porque me toca ser autoridad del PJ que tendrá que recuperar la confianza de la gente para sobrellevar la crisis y la sequía que vivimos”.

De la Redacción de Página Política

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad