Lo Último

Despliegue de urnas: un megaoperativo sin fiscales

Hasta el momento, no hay participación de fiscales en todo el procedimiento previo, necesario para llegar al día de los comicios. Tanto en la Justicia Electoral como en la sede del correo se trabaja a destajo en la preparación de

La creciente preocupación de las fuerzas de la oposición, respecto del control de la transparencia de los comicios, no se ha traducido hasta el momento en ninguna acción concreta.

El megaoperativo que implica el despliegue de las urnas se está desarrollando de modo intenso por estas horas sin la participación de fiscales de los partidos políticos.

Y esta etapa, previa a la apertura de los comicios, es vital para las fuerzas que no pueden garantizar el control en cada una de las 2660 mesas distribuidas en los puntos más recónditos de la provincia.

NNAADe qué se trataNNCC

Lo que se conoce como “despliegue de urnas” implica una tarea de cientos y cientos de trabajadores de la Justicia Electoral y del Correo Argentino.

De aquí al jueves, en la sede de la Secretaría Electoral, en calle Urquiza, se arman 2.660 paquetes que llegarán a las autoridades de mesa el día domingo, con el material necesario para iniciar la jornada electoral.

En esos paquetes se envía: el cartón plegable que se convertirá en una urna; las actas que deberán ser llenadas con los resultados del escrutinio de cada mesa; la boleta testigo de cada partido político que permitirá controlar la autenticidad de cada papeleta que aporten los fiscales al cuarto oscuro; un par de biromes; un instructivo en un gran cartel destinado “a los votantes” que se exhibe en las sedes escolares.

Por otro lado, en el correo, sobre calle Monte Caseros de Paraná, se trabaja en la recepción de boletas que presentan los partidos, para ser enviadas al interior, bajo el control de un funcionario judicial. Además, se arman las bolsas de boletas oficiales para ser distribuidas en 50 delegaciones del correo, ubicadas en distintos puntos de la provincia.

Todo el material –los paquetes con todo lo necesario en las mesas y las bolsas de boletas- saldrán de Paraná el jueves a primera hora con destino a las 50 delegaciones del correo.

NNAA100 boletasNNCC

En cada una de las 50 seccionales del correo, una vez que llega todo el material, se realiza otra tarea que es la preparación de los paquetes para cada una de las mesas que se habilitarán en cada jurisdicción.

Allí se incluye la bolsa preparada por la Justicia Electoral y un promedio de 100 boletas por cada fuerza política que quedarán en poder de las autoridades de mesa. Algunos partidos presentan menos boletas para el envío, otros reclaman la remisión de más de 100 y no más de una por cada empadronado. Boleta que no haya llegado vía correo, deberá ser aportada por los fiscales durante la jornada electoral.

La ausencia de fiscales, en algunas localidades, es lo que obliga a algunos partidos chicos a garantizar que sus boletas sean, efectivamente, recibidas por el correo, que se envíen y que lleguen a manos de la autoridad de mesa para asegurarse que no faltarán entre las 8 y las 18.

NNAACuantas más almas mejorNNCC

Es éste el criterio de la autoridad electoral. El operativo de los comicios mueve demasiada gente en un trabajo tan sensible que, llegado el momento, mejor que sobren fiscales y no que falten en cada una de las etapas.

En el despliegue de urnas se suman al trabajo alrededor de 500 empleados de la Justicia Electoral, más de 500 hacen lo propio en las sedes del Correo Argentino, han sido asignados a los comicios miles (se podría alcanzar a la cifra de seis mil) de agentes de seguridad de las distintas fuerzas, Policía Federal, Prefectura, Gendarmería, Fuerzas Armadas y Policía de Entre Ríos.

A eso hay que sumar 5.260 personas que, por carga pública, serán el control en cada una de las mesas. Para esta oportunidad, y con un criterio según el cual se aportaría a la transparencia de los comicios, el sorteo para designar presidentes de mesa excluyó al 30 % del padrón, integrado por todos aquellos habitantes afiliados a algún partido político.

NNAAFiscales, en todo el procesoNNCC

Según se repasó en la Secretaría Electoral, todos los fiscales acreditados ante la justicia pueden controlar las distintas etapas del proceso.

Tienen facultades para retirar el software que se utilizará en los comicios y el que refleja el estado patrimonial de los partidos políticos. Pueden fiscalizar la recepción de boletas, el envío de las mismas, la recepción en cada una de las delegaciones del correo y que sean entregadas a la autoridad de mesa en cada escuela.

Pueden acreditarse para controlar la carga de datos tras el escrutinio e incluso pueden integrar la caravana de móviles del correo y de fuerzas de seguridad que llevarán las urnas y que las traerán llenas de votos.

En suma, los fiscales son actores principales de toda la preparación de la jornada electoral. Pero hasta el momento, no se ha acreditado ningún fiscal general ante la justicia.

NNAALuz Alcain, para Página PolíticaNNCC

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad