Lo Último

Disertación de Osuna en el encuentro de Educación

La intendenta invitó al debate colectivo para “contribuir a una educación de mayor calidad, compromiso y acorde a los tiempos que corren”. Fue en el marco del VII Encuentro Nacional y II Latinoamericano de Educación q

Se trata de una actividad que ha convocado a más de 500 estudiantes, docentes y graduados de todo el país, así como de Brasil, Colombia y Uruguay. En ese ámbito, la intendenta Blanca Osuna planteó la importancia de “repensar la educación nacional y la educación superior en el contexto de esta nueva realidad del país y continental: la concepción de la educación como un derecho humano fundamental, no como bien mercantil; la responsabilidad principal e indelegable del Estado para su provisión; el carácter igualitario, gratuito y equitativo y la vinculación estrecha de la producción del conocimiento que se genera en nuestras universidades con los procesos productivos, laborales, sociales, culturales de nuestro propio pueblo”.

La presidenta municipal compartió el acto de apertura que se realizó en el Centro Cultural La Vieja Usina, junto a un numeroso grupo de jóvenes estudiantes de diferentes universidades argentinas y del exterior. En su discurso, resaltó la importancia y envergadura de un encuentro que se formaliza para discutir sobre educación.

“Estoy orgullosa de la iniciativa de las y los jóvenes estudiantes de nuestra universidad, quienes con la consigna ‘Haciendo camino al andar’ convocaron a este séptimo Encuentro Nacional y Latinoamericano de Educación, con un compromiso manifiesto en la consigna, en el temario y en la pasión que le han puesto en la organización”, señaló Osuna. En relación con la importancia del contenido del encuentro dijo: “realmente vale la pena una convocatoria para discutir sobre educación, para compartir ideas, definir y delinear caminos que contribuyan a que la educación superior cumpla ese aspecto, vinculado a la educación, pero también el cometido último, que consolida su sentido, que es el aporte a una sociedad más justa, más igualitaria”.

En ese marco, la intendenta invitó al “debate colectivo para contribuir a una educación de mayor calidad, compromiso, acorde a los tiempos que corren y a un proyecto en marcha”. Asimismo, se refirió a la necesidad de trabajar con esfuerzo conjunto en “una materia pendiente que tiene el país con la educación superior, que es un nuevo marco regulatorio. En ese sentido, hay algunos desafíos en ese camino. Realmente hemos avanzado en relación a las normas educativas en este tiempo; y esta materia pendiente nos tiene que convocar en un encuentro colectivo”.

Debates y perspectivas

«Me interesa destacar en ese camino, que una ley de educación superior futura, que esperamos sea cercana, debe necesariamente manifestar la convergencia con los postulados de la actual Ley de Educación Nacional 26.206. Lo otro, que es una cuestión conceptual no menor, es que estamos hablando no de una ley universitaria, así lo he entendido, sino de una ley de educación superior que regule todas las instituciones del nivel: las universitarias y las que no lo son», apuntó la presidenta municipal.

Sostuvo que un primer desafío es la búsqueda de sentidos para la educación superior. Al respecto consideró la importancia de repensar la educación nacional y la educación superior en el contexto de esta nueva realidad del país y continental: la concepción de la educación como un derecho humano fundamental, no como bien mercantil; la responsabilidad principal e indelegable del Estado para su provisión; el carácter igualitario, gratuito y equitativo y la vinculación estrecha de la producción del conocimiento que se genera en nuestras universidades con los procesos productivos, laborales, sociales, culturales de nuestro propio pueblo», dijo.

Precisó además que un segundo desafío hacia una ley de educación superior, «es el derecho social para la educación superior”, asumiendo que el sistema en público y privado “no es aún lo suficientemente justo. Desde esta perspectiva consideró la necesidad de “pasar revista a los sectores que podríamos calificar como más vulnerables o, al mismo tiempo, más en riesgo y que presentan dificultades para el egreso o para el tránsito dentro de la educación superior. Los pueblos originarios, personas con alguna discapacidad, poblaciones rurales aisladas, alumnos o alumnas con hijos menores, estudiantes provenientes de familias de escasos recursos; ese universo nos está señalando que hay una materia pendiente para ahondar y que profundizarla implica que una ley defina y promueva políticas activas más allá de las que hoy existen. Si una definición o un concepto podría englobar esta acción política pendiente, es extender a la educación superior en el paradigma de la inclusión», enfatizó.

Desde esta perspectiva, explicó que un tercer desafío es un sistema articulado para posibilitar la inclusión. «La articulación es indispensable, debemos construir sistemas educativos integrados y complementarios. Mirar más allá de las propias universidades y poder plantear que somos parte de un sistema educativo nacional y que la universidad lo integra”. La articulación, subrayó Osuna, «es sin duda también con el afuera y debe pensarse en clave de construcción regional, una matriz colaborativa y no competitiva”.

Asimismo, puntualizó que otro de desafío tiene que ver con replantearse la autonomía universitaria desde el interés nacional y latinoamericano. «Es verdad que la Argentina tiene una conquista histórica, irrenunciable, que es la autonomía universitaria. Entenderla de manera integral y neutralizando los avances corporativos de sectores económicos, que también presentan y tienen intereses sobre lo que se produzca en la universidad y se proponen generar tendencias dentro de la universidad en relación a temas específicos o a la producción de conocimientos que tienen valor económico. Replantearse estas cuestiones, también es replantearse la autonomía», opinó la jefa comunal.

Del mismo modo hizo mención a lo que consideró como “un desafío más de la educación superior para el desarrollo nacional y el bienestar de los pueblos. La producción y la circulación del conocimiento es hoy sin duda un recurso estratégico, central en la consolidación de un modelo económico, de acumulación, con inclusión social. Nuestro esfuerzo, y lo digo en sentido amplio, debe orientarse a lograr perfiles de egreso compatibles con los requerimientos del actual modelo, respondiendo a los requerimientos del desarrollo del aparato productivo nacional, del desarrollo cultural y social; que se fortalezca en el plano interno y en el de la cooperación internacional entendida en términos de vínculos simétricos y colaborativos».

Finalmente, expresó, «quiero decir que desde el lugar en el que hoy miramos la universidad, que es desde una intendencia municipal de la capital de la provincia de Entre Ríos, tenemos cifradas esperanzas en acuerdos que podamos lograr con agrupaciones y sectores estudiantiles -que se asumen a sí mismos como parte de la universidad- así como con la universidad en su conjunto, en pos de mantener debates y llegar a confluencias que permitan mostrar que sí se puede trabajar de forma colaborativa y traducir el mentado discurso de la universidad comprometida con el medio, con desarrollos concretos que nos encuentren codo a codo, trabajando por problemas puntuales de nuestra sociedad».

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad