Lo Último

Doce años de abandono del predio de la ex terminal

Los vecinos piden limpieza. Aducen no tener esperanza de que se mejore la infraestructura. Al concurso nacional para la construcción de un nuevo predio se presentaron 16 equipos y ganó uno de Paraná.

Con una simple mirada desde cualquier vehículo que pasa por avenida Echagüe, Ramírez o calle Alem, se puede percibir el abandono del predio de la ex terminal de ómnibus local. Botellas de cerveza, cajas de vino por doquier, ramas y bolsas de basura desparramadas, son el escenario de una zona que los vecinos definen como “el segundo centro” de la capital provincial.

Estacionamiento de autos, pista de skate, un escenario para espectáculos musicales, albergue de indigentes y espacio para la oferta sexual son las diferentes actividades que se practican en la ex terminal.

Un grupo de vecinos solicitaron a las autoridades locales la limpieza y parquización como una alternativa a los 12 años de desuso del predio. La desilusión se palpa entre los comerciantes, que en su mayoría viven allí. Ellos recuerdan al 11 de diciembre de 1995 como una fecha “nefasta”, ya que ese día dejó de funcionar la terminal de ómnibus. “No tienen dos dedos de frente para hacer algo”, disparo José Braihn, un farmacéutico que calificó al lugar como “el monumento al desquicio”.

En la actualidad, el Municipio tiene oficinas en el viejo edificio del ex Hotel El Supremo, pero en la parte baja donde estaban las plataformas para el ascenso y descenso de pasajeros, sólo hay residuos y algunos bancos de plaza.

NNAAProyectosNNCC

El subsecretario de Planeamiento de la Municipalidad, Gastón Grand, diálogo con Uno sobre el proyecto que contemplaba la construcción de un edificio, para trasladar la administración de la Comuna.

“Los concejales. Es un proyecto inocuo al presupuesto municipal, pero no se pudo concretar por cuestiones políticas”, explicó Grand acerca del plan que pretendía comercializar subsedes de la Comuna (Ingresos Públicos, Defensoría del Pueblo, Servicios Públicos, entre otros) para solventar la concentración de todas las áreas en un solo lugar.

Sin embargo, relató que están en contacto con los integrantes del equipo de trabajo del intendente electo José Carlos Halle. Asimismo, señaló que al concurso nacional se presentaron 16 equipos y ganó uno de Paraná.

No obstante, no todos los vecinos acompañan la idea del funcionario municipal. “No queremos el edificio municipal porque mata el comercio. Los empleados públicos trabajan mediodía, el viernes desparecen y eso no es bueno para la zona”, afirmó Elmar Terenzio que propuso que se construya una “torre residencial con comercios en la parte baja para darle vida al lugar”.

A su vez, la opinión de José Braihn es muy distinta a la de otros habitantes de la zona, ya que el profesional defiende el proyecto de levantar un edificio para la administración de la Comuna. Otros, por su parte, quieren que el lugar se transforme en un gran centro comercial, mercado o feria. “Algo hay que hacer con este terreno, pero así no se puede seguir”, subrayó Alicia, dueña de una santería.

NNAADe música y otras yerbasNNCC

“Los chicos no molestan. Los show se realizan temprano y terminan entre las 10 y 11 de la noche”, dijo una vecina, que reconoció que la falta de acción municipal genera “incomodidad a los vecinos porque toda la basura esta desparramada por todos lados, pero es una situación que se puede solucionar”.

Las pintadas en las paredes denotan que muchos grupos de jóvenes eligen el lugar, ya sea para la música, consumir alcohol o marihuana, dicen algunos vecinos, mientras que otras personas optan por dormir bajo un techo descuidado y que en algunos sectores se presenta muy deteriorado.

“El lugar ya no tiene dueño”, admitió un quiosquero que sostiene que “cualquiera viene y hace lo que tiene ganas”. “Los chicos se meten y tocan música sin permiso. Desde la Municipalidad nos dijeron que no estaban autorizados. Realizamos una presentación y se prohibió por ahora la realización de espectáculos”, relató Braihn.

Y como un dato más para demostrar el estado de abandono público del sector, el profesional contó que hace tres meses, el tanque de agua ubicado en el edificio de Cinco Esquinas pierde y les resulta imposible hacer que las autoridades lo reparen para evitar suciedad y derroche.

“Llamé a todos lados y nadie nos dio respuestas”, contó el farmacéutico que ayer a la mañana colocó ramas en la esquina de calle Alem y Ramírez, ya que un profundo pozo causa accidentes. También Terenzio indicó que por las noches el lugar es inseguro y oscuro. “Todos los problemas que puede tener una zona de Paraná están sintetizados en estas cuadras”, dijo el comerciante dedicado al rubro cerrajería.

Fuente: Uno.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad