Lo Último

El domingo arrancará con una nueva hora

El 30 de diciembre se dispuso el adelantamiento y el fin de semana se corregirá esa acción. La intención fue ahorrar energía pero relativizan ese efecto. En Entre Ríos hubo una mejora en la prestación del ser

El domingo regirá nueva hora y por lo tanto habrá que habituarse a los cambios de hábitos que ello implica.

Es que a partir de la medianoche del sábado se deberán atrasar los relojes una hora y las 12 de la noche pasarán a ser las 11, para recuperar los 60 minutos que se perdieron en diciembre. En esa oportunidad, por mandato de la ley 26.350 se dispuso el adelantamiento de los relojes en el marco del Programa de Uso Racional y Eficiente de la Energía.

Y cuando el lunes el reloj suene a las 7 de la mañana, serán las 8 de hoy, con un poco más de luz.

La mencionada ley estableció como hora oficial en todo el territorio nacional, durante el período invernal, la del huso horario -3, es decir tres horas al Oeste del meridiano de Greenwich. Y para el verano, el huso -2. Por esta vez el período estival corrió desde el domingo 30 de diciembre de 2007, hasta la cero hora del domingo 16 de marzo.

NNAA¿Ahorro?NNAA

En cuanto al ahorro de energía que estas medidas producen, algunos han manifestado sus dudas con respecto a la efectividad.

A nivel nacional, hay quienes sostienen que en estos meses la baja del consumo fue de alrededor del 1% del total demandado en todo el país, un índice bastante módico para las aspiraciones que se tenían y las necesidades.

El ex secretario de Energía Jorge Lapeña, del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, opinó en declaraciones a la prensa: “El cambio de horario implementado no tuvo prácticamente ningún tipo de beneficio comprobable. Falta un informe del Gobierno que sea objetivo y nos diga si conviene o no hacerlo. Si es que lo hubo, fue en los primeros días del mes de enero, acotado a una cifra del 1 %.

Incluso en enero, el día 8 se registró un récord histórico de consumo. Todo parece indicar que los ahorros son insignificantes”. Lapeña recordó que históricamente y por su posición geográfica el país utilizó el huso horario -4, lo que significa que estuvo cuatro horas atrasado. Y ahora, al regresar al huso -3, seguirá corrido una hora con respecto a lo que le correspondería. “Ya estamos adelantados una hora”, dijo Lapeña.

En el orden provincial, el titular de Enersa, Raúl Arroyo, consideró que el balance de lo ocurrido estos últimos meses fue positivo.

“Nosotros más que ahorro vemos que lo que mejoró fue la prestación del servicio porque se desfasaron los horarios y se aplacó el pico nocturno que había. No podemos medir exactamente el ahorro”, advirtió el funcionario.

“No sé si hubiese habido problemas (en caso de que no se hubiese hecho el cambio de horario). Lo que sé es que el sistema respondió mucho mejor por todo esto, anduvo mucho mejor y a eso lo vemos como positivo”, manifestó Arroyo en declaraciones a El Diario.

Por su parte, desde Greenpeace relativizaron los efectos de los cambios de horarios y se pronunciaron a favor de la opción de lamparitas de bajo consumo como medida más efectiva.

“Está muy bien adoptar la eficiencia energética como política de Estado y de largo plazo, no como coyuntura para salir del paso. Por eso proponemos medidas estructurales como la prohibición de la venta de lámparas incandescentes”, declaró Juan Carlos Villalonga, director político de la entidad ecologista.

NNAAAdaptaciónNNCC

Por otro lado, hay médicos que objetan el cambio de hora, sobre todo el que tiene lugar en verano. Se considera que es negativo porque trastorna el ritmo vigilia-sueño y genera más problemas en personas con dificultades para dormir, y por esa causa el cuerpo sufre alternaciones hormonales.

En cualquier caso, los expertos coinciden en que el cuerpo humano se habitúa en cuestión de días al nuevo horario y en que no hay que preocuparse si al principio no se concilia el sueño.

Para que quede más claro: toda nuestra función biológica está sometida a ritmos, es como si tuviéramos un reloj endógeno que interviene en procesos tales como la secreción de hormonas y ese reloj se va ajustando mediante la luz solar.

Un claro de ejemplo de ello son las consecuencias de los viajes transoceánicos, ya que los ritmos biológicos no se adaptan a la misma velocidad que el avión. Claro que los cambios de horarios por ahorro de energía son menores.

NNAALos principiosNNCC

La culpa de tanto movimiento de agujas la tiene la energía o, mejor dicho, la búsqueda de un mayor ahorro de energía. Los primeros en darse cuenta de los beneficios del cambio de hora fueron los británicos e irlandeses, que decidieron adoptar el horario de verano para no malgastar carbón y no consumir demasiada luz eléctrica. Eso fue en 1916. España y Francia, viendo lo positivo de esta iniciativa, se sumaron a ella tres años más tarde.

Tras la II Guerra Mundial, desapareció el horario de verano. Fue Francia el Estado que resucitó esta idea en 1974. Entonces, se trataba de una situación de fuerza mayor: la crisis del petróleo. Los países europeos, ahogados por el precio del crudo, siguieron al país galo. Primero lo hicieron Dinamarca y Alemania, y después el resto, obligados por la primera directiva comunitaria que se redactó a este respecto.

En Argentina las primeras experiencias se dieron en la década del 70 y luego se repitieron en los años 80. (El Diario)

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad