Lo Último

El macrismo busca reeditar la alianza de centro-derecha

Caída definitivamente la candidatura de Alfredo De Ángeli, la mesa de diálogo que reunía a la Coalición Cívica con PRO y Recrear se desarticuló en la provincia. Desde el macrismo pretenden conformar Un

A sólo diez días de que se cumpla el plazo para la inscripción de frentes electorales, es aún una incógnita cómo se agruparán las fuerzas de la oposición en Entre Ríos.

Mientras la UCR y el Partido Socialista ratificaron esta semana su confluencia (que deberá ser ratificada por los respectivos congresos partidarios) y algunos precandidatos a diputado del radicalismo no descartan sumar también a la Coalición Cívica, el macrismo interrumpió las conversaciones que mantenía con los seguidores de Elisa Carrió y se puso en crisis la relación que sostenía con Recrear.

Para empezar por el principio, hay que recordar que en torno a la expectativa de una candidatura a diputado nacional del presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Ángeli se vino reuniendo en los últimos dos meses una mesa de diálogo que juntó a la Coalición Cívica (integrada por Ari, Gen, Unión por Todos, País, e independientes) y Pro-Recrear.

Las conversaciones representaban una novedad para el escenario político provincial, dado que acercaban a dos sectores que venían andando caminos distintos.

La CC junto al PS habían ido a elecciones en 2007 y conformaron un bloque político en la Convención Constituyente de 2008. Al final de ese año, incluso, habían avanzado sobre acuerdos programáticos, pero en febrero los socialistas (que a diferencia de la CC tienen un partido constituido en la provincia) se fotografiaron junto a la UCR como socios prioritarios de la proyectada alianza de centro izquierda.

Mientras Carrió profundizaba sus relaciones con la UCR, por aquí la CC tomaba por esos días otro camino y avanzaba en los diálogos con PRO-Recrear, la alianza de centro-derecha que en las últimas elecciones había alcanzado a juntar los votos necesarios para llevar un convencional a la reforma constitucional: Martín Acevedo Miño, de Recrear.

Rearmado

Los diálogos iniciados en febrero duraron dos meses. Caída la candidatura de De Ángeli –que unificaba el espacio- saltaron las contradicciones y el macrismo se amparó en una jugada en falso de sus socios de Recrear para patear el tablero.

Desde Recrear Paraná se dejó trascender a mitad de semana que postulaban a Acevedo Miño y a Nicolás Mattiauda, vicepresidente del partido y un estrecho colaborador de De Ángeli.

Aunque este último aclaró que no pretendía ser candidato, Acevedo Miño guardó silencio y la publicación de esta noticia dio pie para que el presidente de PRO, Armando Saliva, anunciara que se retiraba de la mesa de conversaciones.

Ahora el macrismo provincial intenta hacer pesar su sello PRO y barajar y dar de nuevo en la conformación de Unión-PRO, para que Entre Ríos tenga una réplica del frente que se constituye en Buenos Aires.

Claro que, para eso, haría falta sumar al peronismo disidente. Ante la consulta de El Diario, Saliva no lo puso en un primer lugar: “No es condición sine qua non”, dijo. Reconoció conversaciones con el ex senador peronista Héctor Maya, pero aclaró que no hay ningún acuerdo.

“Nos fuimos porque no se llegó a debatir ideas para recuperar una verdadera democracia republicana, y los tiempos apuran”, explicó. No obstante, Saliva invitó a las mismas fuerzas con las que interrumpió el diálogo a sumarse a Unión Pro.

“Dentro de Coalición Cívica hay gente excelente, pero no podemos seguir perdiendo tiempo, además vamos a tener problemas con la fiscalización de las elecciones”, advirtió, y confió en que las diferencias por los apresurados lanzamientos de los “primos hermanos” de Recrear se salvarán.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad