Lo Último

El peronismo disidente dice cómo lograr más recursos para Entre Ríos

Las dos versiones del peronismo no kirchnerista de Entre Ríos, la que encabezan Héctor Maya y Augusto Alasino, explican qué harán en caso de ser electos diputados para que la provincia obtenga mayores recursos fiscales. Aq

Héctor Maya (Candidato del Frente Popular Disidente)

Es necesario tener una representación parlamentaria presente, con participación en todos los temas del país, para después tener el respeto y participación en la solución de los temas de Entre Ríos.

Tener como objetivo, en las cuestiones racionales que se plateen en defensa del federalismo y la coparticipación, que primero debe estar Entre Ríos y en consecuencia actuar juntos todos los legisladores. Es lamentable leer en el diario de sesiones de la Cámara de Diputados de la Nación del pasado 26 de noviembre del 2008, cuando se trató la ampliación de la coparticipación en la ley del cheque y que nos tocarían aproximadamente 400 millones de pesos a nuestra provincia, como los legisladores kirchneristas entrerrianos Zavallo, Pettit y Cremer de Busti votaron a favor de la Nación y en contra de Entre Ríos con lo cual perdimos esos recursos, que se hubiesen podido destinar al sector docente y a volver a los niños a la escuela.

Basta de legisladores subordinados al poder central, sea del partido que sea.
Es hora de discutir nuevamente la coparticipación, pero antes debemos discutir un régimen impositivo justo, que haga que todos los que ganan, paguen en la misma proporción y si es necesario crear en la emergencia si se produce, una nueva categoría para aquellos grandes ganadores.

Hay que eliminar las retenciones o los tributos personalizados a algún sector, porque la base de la justicia tributaria es la proporcionalidad sobre las ganancias. Igualdad, para todos y proporcionalidad según las ganancias.

En ese marco deben comenzar a pagar impuestos amplios sectores que tienen un trato privilegiado por los K y que integran el grupo de capitales «amigos del poder», como sectores financieros, la minería, el juego, petroleros etc. Que la carga sea igualitaria para todos los que ganan.

Una vez efectuada la reforma impositiva, tendremos la base de ingresos y allí debemos discutir en primer término el tema previsional, para que Entre Ríos -al igual que otras provincias que tienen sus cajas en los ámbitos provinciales- reciban las compensaciones iguales a las que se beneficiaron las provincias que las transfirieron. Eso nos hará superar un déficit de más de 100 millones anuales.

Recién después de esto debemos empezar a discutir el reparto de lo que queda de la llamada «torta». La única forma de acordar una nueva coparticipación es que la Nación ceda porcentajes que hoy utiliza para domesticar gobiernos a la subordinación política.
El régimen de regalías es de excepción y debe ser uniforme en todas las actividades.

Es necesario eliminar las retenciones y establecer el régimen generalizado de impuesto a las ganancias y si fuere necesario para cubrir las previsiones presupuestarias, crear una nueva categoría de grandes ganadores.

Esto se puede instrumentar en forma inmediata y genera un efecto explosivo de reactivación en menos de 30 días, porque con reglas claras el campo es de posibilidad de reactivar en muy corto plazo.

Ya hemos visto, como trabajando el campo florecen todas las economías secundarias y los comercios de las ciudades.

Aníbal Vergara (Candidato de Viva Entre Ríos).

Ir a un sistema impositivo nacional que coordine su acción con los impuestos provinciales, un sistema tributario progresista que reduzca las desigualdades, castigue las actividades improductivas y apoye la producción.

Esto significa aumentar la importancia recaudatoria de los tributos justos y equitativos, como el impuesto a las ganancias y el impuesto a los bienes personales, reducir la importancia de los impuestos inequitativos, como el Impuesto al valor agregado y los impuestos al consumo de electricidad, eliminar los impuestos que castigan la producción, como las retenciones a las exportaciones, y reducir la importancia de los impuestos que empujan a la economía hacia las actividades en negro y subterráneas, como el impuesto a los débitos y créditos bancarios.

Eliminar el impuesto al consumo de electricidad que establece la Ley 23681 para financiar exclusivamente la provincia de Santa Cruz, que recauda 70 millones por año, y la eliminación del Fondo Nacional de la Energía, un impuesto que grava las ventas de energía eléctrica en el mercado mayorista, que recauda 700 millones al año, pero que nadie sabe que se cobra y que terminan pagando los usuarios de electricidad, los pobres sobre todo. Proponemos también que el Parlamento Nacional asuma sus facultades en materia de tributos al comercio exterior y que discuta con todo el tiempo del mundo un sistema impositivo que piense la conveniencia de gravar las rentas financieras y el impuesto a las herencias, pero con mucho tiempo, mucho consenso y mucha racionalidad, para no estimular fuga de capitales y ocultamiento de bienes.

Las provincias, por su parte, deberán coordinar su accionar con la Nación para mejorar su recaudación del impuesto inmobiliario, buscando de esta manera gravar los patrimonios improductivos, mejorar la equidad y estimular el aumento de la producción, pari passu con la eliminación de las retenciones y la coordinación con el impuesto a los bienes personales que percibe la Nación, de la misma manera que se hará con el impuesto a los automotores.

Fijación de un límite al impuesto a los ingresos brutos y eliminación paulatina pari passu con la reducción de la evasión del IVA, que a diferencia de lo que postula el oficialismo, ha visto notablemente elevada la evasión.

Las provincias, además, deberán eliminar drásticamente los gravámenes que castigan el consumo de los servicios públicos, que en entre Ríos tienen los impuestos más elevados del país y son absolutamente inequitativos pero que la gente debe pagarlos pues si no le cortan el servicio. En particular el de electricidad que en Entre Ríos está reñido con todas las normas tributarias: en nuestra provincia la Provincia cobra la Contribución Unica Municipal, el 8,6956 % del consumo, se los pasa a los Municipios, pero también cobra el Fondo de Desarrollo Eléctrico de Entre Ríos, no sólo sobre el consumo de electricidad sino también que incluye en la base de el cálculo el 8,6956 %, una barbaridad. Y los municipios, no conforme con esto, le cobran a los usuarios del servicio eléctrico una Tasa de Alumbrado público, el 10 %, 15 % y a veces ilegalmente el 20 %, y lo calculan sobre el gasto de electricidad incluido el 8,6956 %, otra barbaridad y casi una ilegalidad: impuestos que se cobran sobre impuestos.

Esto significa inmediatamente que la gente recibirá a cambio de la eliminación de estos impuestos una reducción en el precio de los servicios públicos.

Consulta

Las propuestas aquí publicadas forman parte de las respuestas que las fuerzas políticas dieron a una consulta El Diario.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad