Lo Último

El PJ arrancó la campaña electoral para octubre

Con un mes de ventaja sobre el radicalismo, el Partido Justicialista puso en marcha este lunes su trabajo de campaña para las elecciones del 28 de octubre. Con Busti a la cabeza, los candidatos a convencionales tuvieron su primera reuni&oacute

Dentro de 30 días, los radicales estarán restañando las heridas abiertas en la elección interna del 26 de agosto, de la que deben salir sus candidatos a diputados, senadores y convencionales para las elecciones del 28 de octubre. Para entonces, el justicialismo llevará un mes de campaña electoral.

El dato comparativo se tomó en consideración en la reunión que ayer por la tarde encabezó el gobernador Jorge Busti con 35 candidatos que le siguen en la lista de convencionales constituyentes del Partido Justicialista y en la que tomaron parte también aspirantes al Congreso de la Nación.

A pesar de haberse desarrollado en la Casa de Gobierno y de haber sido preponderantemente organizativo, el encuentro marcó de hecho el formal inicio de la campaña electoral del PJ. Tanto es así que quedó conformado lo que en otros tiempos llevaba el peronista nombre de comando electoral, el grupo de conductores políticos encargados de definir la estrategia de campaña.

Pero la convocatoria inicial fue para los candidatos a convencionales, la particularidad que distinguirá al próximo turno electoral en Entre Ríos. Los abogados que encabezan la nómina, Julio Federik, Raúl Barrandeguy, Rosario Romero, Jorge Salomón, Sigrid Kunath integraron una comisión que será la encargada de definir el temario a desarrollar en cada reunión de trabajo. La próxima fue fijada para el martes 7, a las 18, y la idea es conformar subcomisiones de estudio de distintos temas, de modo que cada candidato a convencional comience desde ahora a profundizar en asuntos específicos.

Según lo planeado, en no más de tres semanas debería estar redactada la plataforma del PJ para la reforma constitucional, al menos en sus grandes rasgos. Lo que se charló ayer es que ningún candidato a convencional fije posiciones públicas por su cuenta sobre los asuntos a reformar; que antes los plantee en el seno de las comisiones de trabajo para luego salir a la campaña con un discurso consensuado.

Entre tanto, se avanzará en la tarea de recolectar propuestas para la plataforma. En el primer lugar de la fila de entrevistas esperan para la semana que viene, los miembros de la Liga de Intendentes, cuyo representante, Eduardo Bonín, quedó en el lugar 28 de la lista, afuera de los lugares de la lista con posibilidades de ingresar a la Convención reformadora que empezará a trabajar a fines de enero del año que viene.

NNAAEstrategiaNNCC

El gobernador Jorge Busti, el vice Pedro Guastavino y sus sucesores, Sergio Urribarri y José Lauritto, serán los encargados de delinear la campaña electoral del oficialismo. Eso también quedó determinado ayer.

Además de sucederse al frente del Poder Ejecutivo, Busti tomará la posta de la presidencia del PJ que deja Urribarri. Acompañados por sus compañeros de fórmula, los encargados de la conducción partidaria saliente y entrante serán los que resuelvan la estrategia a seguir de cara a octubre. Deberán definir, por caso, como jugarán en la campaña los distintos cuerpos de la boleta sábana y si se priorizará alguno de ellos: el que encabeza Cristina de Kirchner para la presidencia; el que tiene como primer candidato a Jorge Busti para convencional; el que encabeza Cristina Cremer de Busti para Diputados; el que tiene en primer lugar a Guastavino para el Senado de la Nación.

La del 28 de octubre es una elección presidencial, que puede o no provincializarse. Esa es toda una decisión, particularmente cuando quien encabeza la oferta provincial es Busti, como lo ha hecho en la última década dentro del PJ entrerriano, incluso en la pasada elección de marzo, cuando el candidato era Urribarri.

El grupo de los cuatro deberá además coordinar cuestiones más bien tácticas y operativas como qué parte de la lista de candidatos (entre los convencionales y los legisladores nacionales suman medio centenar) es la que participa de determinadas actividades de campaña, de acuerdo con los destinatarios del mensaje que se fijen. No es lo mismo un acto en un pueblo del interior —que tiene sus referencias territoriales definidas— que una reunión con una entidad empresaria, por ejemplo.

En cualquier caso, lo que puede exhibir desde ahora el oficialismo es una apreciable ventaja sobre sus competidores de las fuerzas opositoras, donde los procesos electorales para octubre vienen mucho más atrasados.

Fuente: El Diario.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad