Lo Último

El PJ en Colón no tiene paz

El Partido Justicialista en Colón nunca terminó de cerrar las heridas generadas en tiempos en que el solanismo y el bustismo eran, aparentemente, propuestas diferentes. Los intendentes Hugo Marsó, Juan Pablo Canali y el diputado

El ex intendente de Paraná Julio Solanas volvió al PJ, y con aplausos. Jorge Busti le aseguró a Néstor Kirchner que el justicialismo entrerriano está, por completo, detrás de su candidatura. La ex Lista 100, en la Cámara de Diputados, se convirtió en oficialismo. Todos son kirchneristas.

Las buenas migas logradas entre solanistas y bustistas en la capital provincial y en toda la provincia parecen haber aislado a Colón. Es el único departamento en el que aún no se han apagado las llamas de la interna generada hace dos años cuando las propuestas bajo el paraguas kirchnerista eran dos.

En la ciudad de Colón, el intendente Hugo Marsó tuvo hace un mes un conflicto con el Concejo Deliberante. Los ediles del PJ denunciaron por los medios que el jefe comunal había presentado un recurso de amparo para que lo habilite a aumentarse su sueldo y el de 30 de sus funcionarios. Luego de que la noticia trascienda, Marsó desmintió la versión y calificó la maniobra mediática como “malintencionada”. Por el contrario, el presidente comunal dejó en claro que la presentación ante la Justicia tenía como objeto impedir que el cuerpo deliberativo le baje a la mitad su sueldo.

En Colón, la mayoría en el Concejo Deliberante está en manos del Partido Justicialista que, en elecciones pasadas, llevó como candidato a Mariano Rebord, quien perdió con Marsó, reelecto en la lista de Julio Solanas. El candidato de la Lista 100 se impuso a la del oficialismo (Lista 2), pero con los concejales el resultado fue a la inversa.

Lo cierto es que el conflicto preocupó a la Casa Gris, a tal punto que el gobernador Sergio Urribarri tomó cartas en el asunto por entender que se debía “resguardar la institucionalidad”. Es así que recibió al intendente por un lado y a los concejales del PJ por otro. Todos en Casa de Gobierno. Ese mismo día envió a la ciudad de Colón al abogado Pedro Raiteri como coordinador institucional.

NNAASan José, otro frenteNNCC

El intendente de esa localidad, Pablo Canali, también tiene que lidiar con los concejales del PJ. El jefe comunal, ferviente opositor de la gestión anterior de Eduardo Jourdán, lo sufre hoy en carne propia.

El diputado provincial no sólo se ha encargado de montar operativos de prensa en los medios locales, sino que también fue la voz disidente cuando el peronismo entrerriano bajaba la línea de lo que pasaba a nivel nacional. Jourdán fue el único que se opuso a una amnistía cuando el vicepresidente del PJ, José Cáceres, daba a conocer cuales serían los próximos pasos del partido. Hasta el hartazgo el diputado de Colón recordó que Hugo Marsó era “un traidor” por haber competido por afuera del peronismo. Con el mismo latiguillo embistió cuanto pudo con su par, Rubén Adami.

En rigor, Jourdán no sólo se encarga de cargar contra Marsó. También lo hace contra Pablo Canali. Desde el peronismo de San José se acusó al vecinalista de hacer malos manejos económicos de la comuna, de haber mentido respecto a la supuesta crisis económica, de otorgarse un aumento de sueldo del 300 % y de persecución política por despidos y traslados de personal. Este último punto terminó con una denuncia en el Instituto Nacional Contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi) distrito Entre Ríos. Los despidos y los cambios laborales existieron. Es así que la entidad que preside Cristina Ponce se manifestó en contra de lo hecho por Canali. No obstante, el jefe comunal dijo haber “actuado a derecho” y que “los empleados están trabajando en los puestos que fueron designados”.

Pero el enfrentamiento entre Canali y el diputado Eduardo Jordán tuvo su último capítulo en la Cámara de Diputados. El legislador de Colón llevó al recinto un proyecto de resolución en el que se repudiaba “la violencia laboral y la discriminación” en San José.

Tratado sobre tablas, Jourdán ofreció como respaldo a sus fundamentos el informe redactado por el Inadi (ver aparte) en el que se advierten las situaciones denunciadas por los empleados. “Algunas madres están siendo vapuleadas tratándolas de ñoquis porque simplemente ingresaron al municipio en un gobierno peronista y ahora las mandaron a su casa” dijo el colonense, y pidió que los hechos y el informe sean comunicados al Ejecutivo y al Senado.

La iniciativa fue votada por el megabloque oficialista. Aunque faltó uno: Rubén Adami. Queda la duda si el diputado se ausentó por pura casualidad, no quiso votar con el bloque, o esquivó cualquier exposición conflictiva en la Cámara baja.

NNAAFederico Malvasio, para Página PolíticaNNCC

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad