Lo Último

Embestida de los obispos contra el STJ

La máxima autoridad católica argentina acusó de “prevaricato” a los miembros del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos y señaló que “aún no se inició el proceso de destit

El Episcopado argentino aseveró ayer que “matar es inhumano, y cuando quien mata es el Gobierno, pierde toda credibilidad y también muere la democracia”, en referencia al reciente caso de aborto practicado en Mar del Plata a la discapacitada que fue víctima de una violación.

Un despacho de la agencia NA señala que la Iglesia reaccionó con dureza para condenar la reciente interrupción del embarazo que se le practicó a la joven entrerriana.

Desde el Episcopado se indicó que “las autoridades públicas” nacionales y entrerrianas “intervinieron en el asesinato de un niño por nacer” al permitir ese aborto.

En un comunicado emitido por el Secretariado Nacional para la Familia, la Conferencia Episcopal Argentina calificó al caso de la chica entrerriana como un “nuevo homicidio intrauterino”.

El texto cuestiona duramente a los ministros de Salud de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y de la Nación, Ginés González García, a quienes acusó de formar parte de “la cultura de la muerte, en su versión más hipócrita y cruel”.

El Episcopado aseveró que el padre de la chica embarazada “se ofreció” en su momento a adoptar al bebé, pero “insólitamente, el Tribunal Superior de Entre Ríos condenó a muerte a la persona por nacer”.

“Los médicos del paranaense Hospital Materno Infantil San Roque se negaron a ejecutar la sentencia, por razones clínicas y de conciencia. Antes de que quedara firme la sentencia, la menor fue llevada a escondidas a Mar del Plata, y en un hospital público de dicha ciudad se cometió el homicidio prenatal”, añadieron los obispos.

La máxima autoridad católica de la Argentina acusó de “prevaricato” a los miembros del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos y señaló que “aún no se inició el proceso de destitución de los firmantes del fallo inicuo”.

Los prelados cuestionaron la sentencia, al señalar que fue fundada en un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación referida a un “adelantamiento del parto, pues el feto era viable y, por tanto quedaba excluido el aborto”.

“Fundar un fallo en una falsedad es un delito. Se llama prevaricato. Aún no se inició el proceso de destitución de los firmantes de ese fallo inicuo”, añadieron.

El Episocopado argumentó además que “con el aborto sin control judicial se podría eliminar o sustituir la prueba para descubrir al autor de la violación”.

“Todo problema humano tiene una solución humana. La adopción es la respuesta a la pobreza, la incapacidad o la imposibilidad de criar un niño. Matar es inhumano. Cuando quien mata es el Gobierno, pierde toda credibilidad y también muere la democracia”, concluyó.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad