Lo Último

interna jxc

En qué casos pueden quedar afuera Galimberti, Frigerio o Benedetti

Si Galimberti pierde la interna con Frigerio, pero supera el 25% de los votos, podría desplazar a Benedetti del lugar 3 de la lista. Si pierde, pero saca el 35% o más, Galimberti quedaría afuera por la paridad de género (la mujer de su lista debería ocupar el lugar 2) y Benedetti iría en el lugar 3. Si gana Galimberti por un voto, Frigerio no podría integrar la lista por ser varón.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

En estos días, Juntos por el Cambio de Entre Ríos define el estatuto que presentará en la inscripción de la alianza electoral (el plazo es el 14 de julio) y que fijará las reglas de juego para definir el reparto de cargos según los resultados de la interna del mes de septiembre. El criterio ha sido hasta ahora fijar una piso del 25% de los votos para obtener minoría (el estipulado en la carta orgánica de la UCR) y con ello el derecho a entrar en el reparto de candidaturas en forma proporcional a los votos obtenidos en las PASO.

A diferencia de lo que sucede en otros distritos más grandes, como la provincia de Buenos Aires donde las listas contienen más candidaturas, en Entre Ríos no se ha planteado, al menos públicamente, la discusión sobre la necesidad de modificar ese piso.

Ese piso del 25% y la vigencia de la paridad de género que obliga a intercalar varones y mujeres en la lista, son los dos elementos que se toman en cuenta para las especulaciones sobre lo que podría pasar en la interna de Juntos por el Cambio de Entre Ríos.

En las primarias opositoras la expectativa está planteada en la suerte que tendrá la coloquialmente llamada “lista radical”, que impulsan los intendentes de Construir en Cambiemos, Pedro Galimberti y Darío Schneider, para enfrentar al líder del PRO, Rogelio Frigerio, que se propone como cabeza de una lista en la que estaría secundado por dos radicales: una mujer en el lugar 2 y Atilio Benedetti en el 3.

 

En teoría, cualquiera de las dos opciones puede ganar. Pero la mayoría de los pronósticos dan como favorito a Frigerio. En el entorno del ex ministro de Mauricio Macri vaticinan además que la opción que encabeza Galimberti no llegará al 25% de los votos y, en consecuencia, quedará fuera del reparto de cargos en forma proporcional a los votos obtenidos. Si esto fuera así, a las elecciones de noviembre Cambiemos iría con los cinco candidatos de la lista de Frigerio.

Muchos radicales, en cambio, ven muy probable que Galimberti alcance con comodidad ese umbral del 25%. En tal caso, los votos obtenidos en la interna le podrían alcanzar para desplazar del tercer lugar de la lista a Benedetti. La lista para noviembre sería 1) Frigerio, 2) la primera mujer de la lista de Frigerio y 3) Galimberti.

Pero hay quienes creen que el apoyo a la “lista radical” es mucho mayor al que se expresa públicamente; que la dirigencia radical cree mayoritariamente necesario darle pelea a Frigerio ahora para que la UCR quede en mejor posición para el armado de 2023; que en esta campaña tan extraña (signada por las limitaciones de la pandemia) no hacen tanto ruido por pura especulación: nadie quiere pelearse con el postulante favorito a la gobernación.

Los que afirman que esto es así, vaticinan que la alternativa a Frigerio en la interna podría superar con holgura el 25% y llegar sin muchas dificultades al 35%. En tal caso, podría corresponderle a la lista radical el segundo lugar y no el tercero de la lista de Frigerio. Como el lugar 2 de una lista encabezada por un varón (Frigerio) corresponde a una mujer, Galimberti no podría ser candidato y ese lugar debería ser ocupado por la mujer que lo secunde en su lista. Y en el tercer lugar no puede ir la mujer de la lista de Frigerio, sino el primer varón que le sigue, que es Benedetti. La lista, en un caso así, quedaría 1) Frigerio, 2)la primera mujer de la lista de Galimberti y 3) Benedetti.

 

Paradoja

Galimberti podría integrar la lista de Frigerio en el tercer lugar (y desplazar a Benedetti) si supera el piso del 25% de los votos de las PASO. Pero quedaría afuera si obtuviera más del 35% y Benedetti conservaría su puesto en el lugar 3.

No hay que perder de vista que lo que importa son los 3 primeros lugares de la lista. Entre Ríos renueva 5 diputados nacionales y el partido que gana las elecciones en un escenario de polarización puede aspirar a ocupar 3 de esas 5 bancas.

En síntesis, la paridad de género produce una interesante paradoja: cuanto más buena sea la elección para Galimberti (siempre dentro de la hipótesis en la que gana Frigerio) menos posibilidades tiene de llegar al Congreso de la Nación y más aumentan las posibilidades de continuar para el diputado Benedetti.

Si la prioridad de Galimberti es ser diputado, le convendría no pasarse mucho del 25%. Si lo que busca, en cambio, es posicionarse para la gobernación en 2023, su negocio sería quedar afuera de la lista por exceso de votos y que la integración de la minoría sea para su candidata mujer. Estaría haciendo una elección mejor de lo esperado por la mayoría de los pronósticos y eso lo dejaría muy bien parado para la virtual “segunda vuelta” con Frigerio en las PASO de 2023. Y seguiría hasta entonces en la intendencia de Chajarí, lo que le permitiría exhibir gestión ejecutiva.

Naturalmente, el mejor escenario para Galimberti es el de un triunfo electoral en las PASO de septiembre, que si se produjera por poca diferencia de votos (sería lo más probable para un candidato que no es el favorito) podría dejar afuera a Frigerio por las mismas razones más arriba explicadas: el lugar 2 de la lista encabezada por Galimberti debería ser ocupado por la mujer de la lista de Frigerio y el 3 por el candidato de la lista de Galimberti. Pero sólo unos pocos se atreven a pronosticar un resultado que significaría, por lo simbólico y por su efecto práctico, una muy dura derrota para Frigerio y Benedetti, los dos dirigentes con más alto grado de conocimiento en JxC de Entre Ríos.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad