Lo Último

Esperan que el diálogo traiga cambios de fondo

Las instancias de negociación, en la Casa Rosada y en el Congreso, abrieron cautelosas expectativas en la dirigencia opositora. Se espera que antes de diciembre, cuando la oposición se alzará con las mayorías parlamentaria

Por estos días hay reuniones en el Congreso, en Casa Rosada, de los dirigentes de la oposición entre sí y con los referentes de las entidades del campo, de los funcionarios nacionales con empresarios, con referentes sindicales.

Todo este conjunto de actos, al que se ha denominado “el diálogo”, se han constituido, para la oposición en un canal posible para promover cambios a las políticas impulsadas por las gestiones kirchneristas. Sin embargo, son medidas las expectativas respecto de reformas profundas.

Horizontes

Para el diputado nacional del radicalismo, Gustavo Cusinato, “no se visualiza todavía, muy claramente, si habrá posibilidad de cambios de fondo”. El nogoyaense tiene poca confianza aunque es mucho más pobre, aún, la expectativa de la titular del ARI en Entre Ríos, Adriana De la Cruz de Zabal: “Somos bastante escépticos”, disparó la ex convencional quien, en línea con la líder nacional de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, deslegitimó los ámbitos de negociación con el Poder Ejecutivo Nacional y, en cambio, sostuvo que toda discusión deberá darse en el Congreso.

“La elección del 28 de junio dejó claramente planteado, en el orden nacional y provincial, un rechazo a una forma de hacer política como la que ejerce el matrimonio presidencial”, aseveró el radical que, pese a las desconfianzas, consideró ineludible que la oposición sea parte de “el diálogo” a fin de lograr “reformas que aporten a mejorar la institucionalidad del país, al funcionamiento del Consejo de la Magistratura, a terminar con los superpoderes”. “Y en materia económica, hay que impulsar políticas para el campo, políticas que redunden en la inversión en materia energética y especialmente apostar a las economías regionales como fortaleza central de la Argentina”, completó Cusinato.

“El 28 demostró que el pueblo de Entre Ríos reclama cambios”, dijo De la Cruz de Zabal que no dejó de destacar “como positivo” que “el oficialismo convoque al diálogo”. “Pero desde el ARI consideramos que el lugar donde se deben discutir políticas es en el Congreso de la Nación. Ése es el lugar de debate en cualquier país que pretenda crecer, tener fortalecidos sus tres poderes y, de este modo, no le quite fuerza ni contundencia al debate parlamentario”, definió la referente de la CC que confió, particularmente, que recién con la nueva mayoría, que se dé en diciembre, se lograrán las reformas planteadas por la oposición como consignas en la campaña.

Urgencias

Con más o menos confianza, ambos dirigentes coinciden en remarcar aspectos que serían “urgentes” para las realidades nacional y provincial que ameritarían llegar a acuerdos con el oficialismo, aún antes de que se promuevan las renovaciones en el Congreso, en diciembre.

“Hay que resolver, de algún modo, el déficit tremendo de las provincias”, jerarquizó Cusinato. “Y se trata de que consigamos salidas institucionales y no la política del subsidio discrecional. Avanzar, al menos, en la coparticipación del impuesto al cheque para evitar la inminente explosión de las provincias”, aseveró el diputado y completó: “Sin ser alarmistas, es muy difícil que provincias, como las nuestras, con gran dependencia de la Nación, puedan hacer frente a sus gastos corrientes. Esto requiere ponernos de acuerdo, de inmediato, entre gobernadores, Ejecutivo nacional y conseguir el aval del Congreso”, mencionó los pasos.

“Hasta las provincias como Entre Ríos, que quedaron alineadas al Gobierno nacional, están reconociendo que esa alineación es pan para hoy y hambre para mañana. El esquema de relación de recursos que hemos denunciado y que ellos defendían, argumentando que se ha hecho tal o cual obra, quedó a las claras que no sirve”, fustigó Cusinato que reclamó: “Pedimos al Gobernador que asuma su cargo, consensúe con la oposición porque estamos dispuestos a colaborar con la Provincia para evitar la vuelta a los bonos”.

Por su parte, la ex convencional apuntó también a la necesidad de que los legisladores del oficialismo terminen por acompañar iniciativas que mejorarían la situación en el país. “Dentro de sus propias filas hay personas que no van a respetar estas mayorías que se plantean hoy”, apostó la dirigente que, a su modo, puntualizó: “Hay temas urgentes que no admiten más dilaciones. Especialmente la problemática social porque no es menor decir que el 40 % de la población es pobre. La problemática social no puede esperar”, exhortó.

Luz Alcain, para El Diario

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad