Lo Último

Este año podría abrirse el debate por la Carta Orgánica

Lo adelantó la secretaria de Gobierno, Rosario Romero, quien existe “mejor clima” para debatir este tema luego de las elecciones legislativa. La funcionaria reconoció que las disputas internas que han surgido dentro del just

La secretaria de Gobierno de la Municipalidad de Paraná, Rosario Romero, expresó que este año debe “abrirse el proceso” de discusión social para que Paraná cuente con un texto constituyente, tal como lo habilita la nueva Constitución provincial.

“No me animaría a decir que el año que viene ya estemos en condiciones” para que se establezca la constituyente pero “sí que en el actual debemos comenzar a generar los ámbitos. Hay que abrir el proceso en el 2009 y profundizarlo en el 2010, a propósito del bicentenario. Dependerá del nivel de avance y de entusiasmo que la ciudadanía le ponga al tema que la convocatoria ocurra en el 2011 o el 2012”. Y postuló que en la discusión tienen que intervenir tanto las organizaciones sin fines de lucro.

La elección de convencionales para que Paraná tenga su Carta Orgánica no puede hacerse en forma simultánea con otra provincial o nacional. Por tanto, si se concreta en 2011, deberá realizarse en forma separada de la renovación de cargos provinciales y nacionales.

Romero apuntó a evitar el planteo de que la sociedad tiene problemas más urgentes, como la pobreza o el hambre, para bloquear la discusión sobre la Carta. “Si a ese concepto lo aplicáramos a las definiciones constituciones o legislativas, nunca tendríamos espacio, ni tiempo ni oportunidad para reformar normas. Ese argumento no puede retrasar el armado de una Constitución local”, aseveró.

“Este poder constituyente de tercera generación (el primero es el de la Nación y el segundo el de la provincia) Paraná debe ejercerlo en función de que es la capital de la provincia. Vale que se piense en los temas estratégicos de la ciudad. Hay que comenzar a discutir los temas medulares para la ciudad, cuál es el proyecto de desarrollo y cuál es el plan estratégico”, apuntó Romero.

En relación al contexto en que se plantea la discusión por la Constitución local, la secretaria del gobierno municipal opinó que: “Pasadas las elecciones del 28 de junio, creo que se avecinan tiempos apropiados como para instalar el intercambio, el debate e ir organizando ideas y generar eventos para formarnos una opinión a ciencia cierta de los temas que tendrían que estar en una futura Carta Orgánica”.

Tras las elecciones legislativas “hay mejor clima” para el diálogo político, reconoció Romero. Luego fue más allá y auguró que incluso podría mejorar si se construyen “ámbitos específicos de intercambio para ver los grandes temas de la ciudad, que tienen que estar en la Constitución local”.

El documento radical que entregó la semana pasada al intendente José Carlos Halle incluyó como cuarto punto la convocatoria a una Constituyente local.

La funcionaria reconoció que las disputas internas que han surgido dentro del justicialismo como partido de gobierno tras el resultado del comicio pueden interferir. “Ojalá no influyan en demasía. Lo digo tomando como ejemplo lo que pasó en la Convención Constituyente, que se desarrolló en medio de uno de los conflictos más profundos si se quiere de los últimos años. Con esfuerzo, logramos sobrevolarlo y que los temas de la Constitución no se salieran de marco”. Y agregó “Si pensamos sin la mezquindad político – partidaria, podemos hacer una muy buena carta local”, estimó.

Romero advirtió que el debate previo podría evitar el riesgo de “precipitarse en la tentación de reproducir en una carta local los mismos derechos que existen en la Constitución nacional y que en la última reforma se incorporaron a la Provincial”.

Esta discusión preliminar es puesta por Romero como un requisito para luego “definir una norma de convocatoria (a la Constituyente) que sea producto de un avance de la sociedad de querer la Carta Orgánica y para qué se la quiere”.

La secretaria de gobierno reconoció que es probable que en el sentir de la población “no sea urgente para Paraná una Orgánica”. Pero aclaró que: “Sin embargo, si comenzamos a plantar los temas de un proyecto estratégico, cómo cuidamos la ciudad, de cuáles son las obras y cómo podemos ir definiéndolas de la mano de la participación organizada de la comunidad”.

Romero apeló a una canción de Alfredo Zitarrosa para describir cómo puede generarse el clima social para la Constituyente. “Yo creo que crece desde el pie. Si planteamos los temas, instituciones, organizaciones y los que ejercen ciudadanía activa, van a comenzar a interesarse”, indicó.

“Va a ocurrir lo mismo que con la Constitución provincial: nunca se va a lograr que el 100 por ciento de la población esté interesado en una Constituyente local, pero si profundizamos el debate, habrá un momento en que estará la necesidad creada en la sociedad de la importancia (de contar con este instrumento legal) que más que para el hoy es para los proyectos estratégicos”, agregó.

La funcionaria, que además fue convencional durante la reforma del 2008, aseguró que cuando comiencen a verse para el ciudadano los beneficios de la nueva Constitución provincial será más fácil comprender la necesidad de la Carta Orgánica. “Cuando emprendamos el aprendizaje de las ventajas de la nueva Constitución, más nítida será la importancia de tener una buena base normativa local”.

El proceso hacia una Orgánica municipal “puede que sea más corto” que el que se dio en forma previa a la Constituyente 2008 “porque no hay temas conflictivos: no se va a estar hablando de reelección sí o no, porque eso ya está regulado en la Constitución provincial”, aseguró.

Propuestas

“En todas las plataformas de gobierno de la última elección (por la de renovación de autoridades comunales de 2007) figuraba la descentralización y el plan estratégico”, recordó Romero.

En el capítulo concerniente al régimen de los municipios en la Constitución provincial, se establece una serie de condiciones que no puede ser modificado por las Cartas locales. Sin embargo, hay puntos donde las comunas pueden incorporar innovaciones. “Nada impide, mirando una ciudad hacia el siglo XIX, que hablemos de concejales especializados en distintos temas, o que trabajen zonas de la ciudad, no estoy hablando de la elección por distrito, sino que armen proyectos para lugares puntuales de Paraná”, propuso.

Por último, Romero reconoció que pueden surgir al momento de la discusión de la Carta local temas que quedaron pendientes en la Constituyente provincial, como por ejemplo la unión civil entre personas del mismo sexo.

“Pueden aparecer, lo que no significa que sean cuestiones de la Convención local, que están bastante alejadas de las regulaciones de la unión civil entre las personas. En lo personal no me opongo a que sean reguladas las relaciones entre las personas, sean del sexo que fueran, pero corresponde al Código Civil”, expresó.

“No debemos confundirnos: en una Constitución local tenemos que limitarnos a los temas de la ciudad”, remató. (Apf).

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad