Lo Último

Extraña unidad

“El justicialismo no está dividido en la provincia”. La frase salió de la boca del gobernador Sergio Urribarri como una sintética conclusión del nuevo escenario político que dejó en el PJ entrerri

Urribarri hizo referencia a la reunión que reconcilió –o al menos permitió un acuerdo de no agresión- a quien en los hechos es su jefe político y quien fue su mentor político para la Gobernación, pero que en los últimos meses ha aparecido –al menos ante la opinión pública- como su primer adversario en la interna del PJ provincial.

“El justicialismo no está dividido en la provincia”, dijo el Gobernador, sin dudarlo. Pero el Día de la Lealtad encontrará hoy a Urribarri en Paraná y a Busti en Concordia.

La contradicción entre la apreciación del Gobernador y los hechos es formidable para cualquiera que no esté empapado de los códigos que sólo comparte la dirigencia política del peronismo. Ni si quiera sus militantes, sólo la dirigencia y no toda la dirigencia.

Esto es, la inmensa mayoría de la población entrerriana percibe ese alejamiento; no entiende cómo puede ser posible que la pregonada unidad del peronismo no se exprese en un único acto nada menos que para el Día de la Lealtad, la fecha más cara de la liturgia peronista.

Y que en semejante acontecimiento –que en este aniversario tendrá a la provincia en el centro de la escena nacional- no esté nada menos que quien ha sido el dirigente político más importante que dio el partido de Perón en Entre Ríos.

Es, en cualquier caso, un extraño modo de entender la unidad. Tan extraño e incomprensible para la gran mayoría de los ciudadanos como las razones que mueven a sellar, romper y recomponer alianzas en el poder.

No hace falta encargar un sondeo de opinión para afirmar que nadie, o casi nadie, de entre los 670 mil entrerrianos que participaron de las últimas elecciones habrán entendido por qué motivo se reconcilió Busti con Kirchner.
Nadie, o casi nadie, tiene al menos una idea aproximada de qué fue lo que hablaron durante la hora de reunión que mantuvieron en privado.

Pocos, o casi ninguno, podrán explicar qué cambió en Kirchner para que Busti, a 48 horas del 17 de Octubre le rinda tal gesto de lealtad, después de haber afirmado –hace apenas semanas- que no jugaría más en sus filas.

Para tomar un tema central en el distanciamiento entre Busti y Kirchner ¿cuál fue el cambio de políticas para el agro que produjo el Gobierno?

La política tiene sus códigos y la dirigencia sus razones, que responden al modo en que se construye y sostiene el poder en los últimos años en Argentina.

La distancia que separa a los dirigentes de sus votantes sigue siendo muy profunda, entre otras cosas porque los votantes no discuten política.
¿Por qué era que Busti se había peleado con Kirchner? Ya lo olvidé. ¿Por qué era que viajaban a Concordia? No me acuerdo.

NNAAPablo Bizai, para El DiarioNNCC

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad