Lo Último

Funcionarios con panaderos por los precios

Esta semana se realizará una reunión entre los responsables de la oficina de Seguimiento de Precios de la Provincia y representantes de la Federación de Panaderos para analizar la evolución de los costos del pan.

Según se informó oficialmente, el precio del pan en la ciudad está en un promedio de 3,40 pesos pero en algunos comercios, sobre todo de la zona céntrica de Paraná se vende a 4 pesos, mientras que el valor es menor en los barrios.

Desde mediados de enero hasta la fecha el pan ha subido un 6%, según datos proporcionados por el Gobierno.

“Está habiendo variaciones paulatinas en distintos comercios”, indicó Javier Schnitman, encargado del seguimiento de precios en la provincia.

Agregó que han pedido información sobre su producción a los molinos harineros de la provincia “para tener un conocimiento cabal de la cadena de valor y para conocer los inconvenientes que se vienen registrando”.

Schnitman informó: “Actualmente, el valor del pan está entre 3 pesos y 4, con un promedio de 3,40 pesos. Es según la zona y la panadería. Lo más caro es el centro”.

En la reunión que será el miércoles, Schnitman llevará la información que le entregarán los molinos sobre el costo de la harina, producción total y disponibilidad de trigo que tengan almacenado.

La suba en los insumos, principalmente de la harina y la grasa, se produjo a partir del paro agropecuario cuando se bloquearon las rutas y se impidió el paso de los productos rurales.

DESCONTROL. “Se empezó a producir un descontrol de los precios —hizo notar el funcionario— Ahora lo que vamos a ver es qué pasa con el trigo, si a los molinos les venden lo necesario e indispensable para mantener su producción. Sabemos de molinos que tienen en existencia muchísimas toneladas pero no las procesan por que, a pesar de tenerlas en sus depósitos, todavía no han sido vendidas por los productores”.

Con el objetivo de reunir esa información, la oficina envió oficios a los molinos pidiendo datos sobre la comercialización del producto, calidad y precios y el miércoles se sentarán con los panaderos para analizar la problemática.

Por otra parte, Schnitman prefirió hablar de una “sensación de escasez” de harina más que de una falta real del insumo.“Hay comentarios de que puede haber dificultades pero hasta ahora no se han dado. Quedó una sensación de inseguridad después del paro agropecuario”, entendió.

También, recordó que la grasa (otro de los insumos importantes) tuvo un incremento de precios en el último mes y también estará en la agenda de la reunión del miércoles.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad