Lo Último

Hace 3 años sólo un entrerriano se acordó de Menem

Más solo que Menem en el Día del Amigo. Nadie se acuerda de hacer un llamadito al riojano. Ya en 2004 el ex presidente se sentía un poco abandonado. Pero un entrerriano le hizo una visita: contra todos los vientos K, que soplaban

Corría julio de 2004. El presidente de la Liga de Intendentes Justicialistas, Eduardo Bonnín, volvió de Chile confiado en que la reivindicación del riojano era sólo cuestión de tiempo y que la realizaría “la gente común”.

En declaraciones a El Diario, advertía que los menemistas de la provincia no habían desaparecido sino que “están callados”.

Aquí, textual la entrevista que realizó entonces con el matutino:

“Menem quiere volver y ser presidente en el 2007”, contó a su vuelta de Chile el presidente de la Liga de Intendentes Justicialistas, Eduardo Bonnín. El dirigente entrerriano visitó al riojano en su residencia del país trasandino el pasado 20 de julio, con motivo del Día del Amigo.

“Fuimos a saludarlo y estuvimos con él por un espacio de dos horas charlando con diferentes temas”, agregó el dirigente que llegó a Santiago acompañado por un entrerriano -“gente de la militancia”, dijo sin dar nombres- y un bonaerense.

“Charlamos de seguir trabajando para pueda volver a la Argentina -Menem está prófugo de la justicia nacional- y para que ocupe nuevamente la Presidencia a partir de 2007”, enfatizó Bonnín que se comprometió con el riojano en trabajar para que así sea.
Bonnín asocia la situación de Menem con la de Juan Domingo Perón aunque el líder del movimiento justicialista padeció durante 18 años un exilio político que nada tenía que ver con cuestiones penales como las que lo tienen a Menem guarecido en Chile. Agrega a la asociación de figuras, la “voluntad” de “fortalecer el justicialismo y es por eso que el menemismo ha lanzado una línea interna del partido”.

Pese a que los discursos hegemónicos coinciden en descalificar al ex presidente y en demonizar la política que en los 90 se implementó en el país, Bonnín confía en el paso del tiempo cuando se le consulta por las chances de Menem de revertir esta imagen: “A todo hay que darle tiempo. Tengo 20 años en política y conozco bastante como suceden estas cosas. Hay que tener paciencia y esperar porque la reivindicación va a venir sola, con el común de la gente que hoy, por más esfuerzos que hace, no le alcanza la plata para llegar a fin de mes”.

NNAATierra menemistaNNCC

El presidente de la Liga de Intendentes Justicialistas anticipa que habrá un trabajo conjunto con el dirigente Aníbal Vergara, designado como apoderado de la expresión menemista (Movimiento Peronista Popular) en Entre Ríos. Sin embargo, minimizó el papel de los cargos en este proceso porque “en el justicialismo el tema de las designaciones no existe sino que existe la militancia”. “Vamos a ser respetuosos pero apostamos a una nueva dirigencia, una dirigencia joven que adhiere al pensamiento de Carlos Menem. En política lo que más se necesitan son caras nuevas”, manifestó el intendente que aclaró que este proceso “no va a interferir de ninguna manera en la interna peronista a nivel provincial”.

Para el rearmado de la estructura menemista en la provincia, Bonnín apuesta “a la militancia y no tanto a la dirigencia que cobró con Menem, que se fue y que con el tiempo va a volver sola”. Por otro lado, confía en el empuje que pueda darle la política de alianzas con otros partidos minoritarios como, por ejemplo, el Paufe que lidera Luis Patti a nivel nacional.

Pero Bonnín sabe que deberá “ir a buscar a intendentes y legisladores que son menemistas y que trabajaron mucho para la elección de abril de 2003 para ganar en la provincia”. Para el intendente de Villa Mantero no se trata de que tantos se hayan “cambiado de vereda”. Por el contrario, confiesa que su percepción es que “nunca se fueron (del menemismo); es sólo que están callados, no dicen nada”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad