Lo Último

Hijos repudió el fallo

La delegación local de Hijos consideró que la falta de un juicio oral y público a los genocidas "les permite ocultar una vez más sus rostros, con la misma cobardía con la que secuestraron, violaron, torturaron,

“En la Mega Causa conocida como Área Paraná esperábamos hace varios meses que la Corte Suprema de Justicia de la Nación se expidiera acerca del Código Procesal Penal por el cual se llevaría a juicio a los responsables del genocidio en nuestra provincia”, afirma el documento de Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (Hijos) que observa que tras la decisión de la Corte de ordenar la aplicación del código viejo “el juicio a los genocidas imputados será escrito, lo que les permite ocultar una vez más sus rostros, con la misma cobardía con la que secuestraron, violaron, torturaron, robaron niños y desaparecieron a nuestros padres y sus compañeros”.

“Los genocidas contaron con todos los resortes del Estado para desaparecer a 30 mil personas. Hoy sólo les quedan artilugios legales para dilatar la hora en que sean sentenciados. Sólo buscan esconderse. El juicio y castigo a los genocidas y sus cómplices es irreversible”, advierte el texto.

“La impunidad se desmorona, al ex capellán castrense Cristian Von Wernich le llegó la hora. Julio César Bellene, segundo jefe del Batallón 601; Jorge Luis Arias Duval, jefe de la Central de Reunión y del grupo de tareas 2; Pascual Oscar Guerrieri, jefe de operaciones; Juan Carlos Gualco, jefe de la división Inteligencia General Subversiva; Carlos Gustavo Fontana y Waldo Carmen Roldán, miembros de la Central de Reunión; Antonio Herminio Simón, jefe del destacamento de inteligencia 123 de Paso de los Libres; el agente civil de inteligencia Santiago Manuel Hoya, y el Turco Julián, están siendo juzgados en la sala de audiencias de la Cámara Federal, donde en 1985 se realizó el histórico Juicio a las Juntas. Y en todo el territorio nacional se están llevando a cabo procesos judiciales contra los genocidas”, se ejemplifica.

El General (R) Juan Carlos Ricardo Trimarco –imputado en la Causa Paraná- “podrá esconderse esta vez pero deberá dar la cara en las causas iniciadas en el 2005 y conocidas como Hospital Militar y La Masacre de La Tapera, sin la posibilidad de excusas dilatorias ni la posibilidad de recurrir al oscurantismo de un Código Procesal escrito hace centenares de años”.

“Gracias a la lucha inclaudicable de los organismos de Derechos Humanos y del pueblo argentino, el Juicio y Castigo a los Genocidas y sus cómplices es irreversible, inexorable e inevitable. La Verdad, la Memoria y la Justicia son nuestras armas”, finaliza el documento que reclama por “juicio y castigo a los genocidas, cómplices, beneficiarios e instigadores” y manifiesta: “No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos. 30 mil compañeros detenidos desaparecidos presentes. Ahora y siempre”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad