Lo Último

Iparraguirre y Barrandeguy se mostraron en sintonía kirchnerista

En un debate en el que participaron candidatos de todas las fuerzas, los dirigentes justicialista y comunista defendieron el modelo kircherista. Ambos repudiaron la década del ’90. Lampan habló de “estatismo”. Haddad p

Los candidatos a diputados nacionales de todas las fuerzas dieron el primer debate público. Fue este miércoles a la noche en el salón de actos de la Facultad de Ciencias Económicas de Paraná. El evento fue organizado por el Episcopado de Paraná. Hace dos semanas la Universidad Católica Argentina subsede Paraná llevó adelante una actividad similar, pero allí no estuvieron todos los representantes de las propuestas electorales.

En esta ocasión, los candidatos manifestaron sus preocupaciones, hicieron sus críticas al Gobierno y defendieron lo hecho.

En esta última consigna se ubicaron dos candidatos de diferentes fuerzas y que aspiran llegar al Parlamento el 28 de junio: Raúl Barrandeguy, por el Frente Justicialista Entrerriano; y José Iparraguirre por el Frente Social y Popular Humanista y Comunista. Ambos tomaron como eje de sus exposiciones, con algunos matices, “la acertada política” de que el Estado intervenga en la economía y el mercado.

El justicialista empezó con la siguiente definición: “El Estado es una construcción del hombre y por lo tanto está al servicio del mismo. El Estado sólo debe estar al servicio del hombre”.

Enseguida trajo al debate la década del ’90. “En aquellos años el Estado generó nada más ni nada menos que el hombre más poderoso termine con el más débil”. La traducción coloquial fue: Es el Estado quien debe intervenir para repartir la renta de forma equitativa.

Barrandeguy siguió en esa dirección y aseguró que “los economistas serios del mundo señalan que la Argentina va por el camino correcto”. Enseguida enumeró las reservas del Banco Central, la estatización de las AFJP “cuyos fondos hoy están al servicio de los trabajadores, la salud, la educación y la seguridad del empleo”. Volvió una y otra vez a lo que fue la década menemista, a la que acusó de haber hecho “desaparecer los trenes, los bancos, la industria frigorífica y los puertos”.

El dirigente comunista no estuvo alejado de esos conceptos y coincidió en el momento histórico. En primer lugar dio un panorama mundial sobre el escenario financiero. “Lo que explotó fue un sistema capitalista de especulación, no un capitalismo de producción”, diferenció. Hizo una comparación global: “En los paraísos fiscales hay 20 veces más que el PBI mundial”.

Para Iparraguirre, “los que hoy se enojan por la intervención del Estado son aquellos que con Cavallo entregaron el país”. “Hay que profundizar la intervención del Estado para distribuir la renta”, insistió el candidato en primer término. Y cerró: “Hay dos modelos que se debaten hoy en la Argentina: el de la exclusión social y el de la distribución de la riqueza”.

El candidato del oficialismo reveló haber tenido preparada otra exposición, pero luego de haber escuchado a sus contrincantes debió cambiarlo.

Los anti k

El candidato por el Partido Socialista, Marcelo Haddad, se quejó “por la deuda desde que se instauró la democracia”. El contador sostuvo que cuando uno repasa los índices actuales de pobreza, educación y salud “son los peores de todos estos años”.

Más allá del acto eleccionario, expresó que todas las fuerzas políticas “deben acordar cuatro o cinco puntos que sean los denominadores comunes de políticas de Estado”. Más adelante se quejó por la distribución de la coparticipación. “Desde el ’88 a Entre Ríos le dan 27 puntos cuando en realidad le tocan 34. Estos puntos 7 puntos faltantes representan el conflicto docente y en salud”, aseguró. También mereció por parte del socialista una crítica al sistema impositivo actual que aplica el IVA a alimentos de la canasta básica.

La radical que va en el cuarto lugar del Acuerdo Cívico y Social, Liliana Lampan, comenzó por criticar “esta forma de hacer política desde la confrontación” en referencia a los Kirchner. Más adelante llamó a recuperar “la división de poderes y el federalismo”. También se refirió a la intervención del Estado: “Caeríamos en un estatismo si todos los problemas lo resuelve el Estado”, definió.

El candidato y fundador de Viva Entre Ríos, Augusto Alasino, fue el que más antikirchnerista se mostró. “Fuimos los primeros opositores a los Kirchner”, dijo luego de hacer una breve presentación de su fuerza.

El ex convencional constituyente defendió los ’90. “La cuota Hilton (para exportar carnes) estaba a 2 mil pesos, mientras que hoy está 20 mil pesos. La soja estaba a 130 dólares hoy supera los 370”, marcó para desmerecer la política económica basada en la recaudación y las reservas.

Armando Saliva, de Unión PRO, también fue duro con los santacruceños. “Hay gente que hace mucho dinero con este modelo. En realidad, este modelo ha sembrado pobres para cosechar pobres”, ironizó para remarcar que “hay que instaurar la cultura del esfuerzo y el trabajo”.

Los candidatos Ricardo Andrili, por el Partido Popular de la Reconstrucción; y César Pazo, por el Frente Popular Disidente, dejaron en claro su posición católica ortodoxa. El primero atinó a decir que el país y el mundo transitan por “una crisis moral y religiosa”; el segundo se presentó como defensor de “la familia entre el hombre y la mujer y la vida desde la concepción”, conceptos que Andrili ha defendido públicamente y que ha manifestado en cualquier ámbito.

Gabriel Geist, postulante del Movimiento Socialista de los Trabajadores, coincidió con el candidato del PPR en castigar duramente la gestión de Néstor Kirchner por haber pagado la deuda al Fondo Monetario Internacional. Se encargó también de castigar la propuesta de la Presidenta de subir las indemnizaciones por despidos. “No se trata de encarecer los despidos, sino de evitarlos”, propuso.

De la Redacción de Página Política

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad