Lo Último

Julio Rodríguez Signes respaldó al ex liquidador del Banco Municipal

Sostuvo que Humberto y Sergio Varisco no apoyaron la gestión de Ferrari debido a cuestiones políticas.

Sin dudas porque cinco de los seis testigos que declararon en el juicio que se le sigue al ex liquidador del Banco Municipal de Paraná, César Ferrari, eran funcionarios o integraban la estructura municipal cuando sucedieron los hechos que se intentan dilucidar, la de ayer fue la jornada que más contenido político explícito dejó.

En ese sentido, el testimonio del ex edil Julio Rodríguez Signes se destacó porque significó un fuerte respaldo al procesado y constituyó una suerte de retrospectiva crítica en relación a las circunstancias políticas en las que se desarrolló la gestión liquidadora de Ferrari.

Rodríguez Signes sostuvo ante el tribunal de la Sala 2ª de la Cámara en lo Criminal de Paraná que fue una “cuestión de exclusiva índole política” el rechazo por parte de la ex secretaria de Hacienda de la Municipalidad, Silvia Cuatrín, del acuerdo con Corralón América SRL para la cancelación de una deuda mediante la provisión de materiales de construcción, porque estimó que “al intendente (Humberto Varisco) no le habrá gustado que los concejales ayuden a la gente”, y contextualizó que “en el 99 había una disputa electoral y por ahí (Varisco) habrá dicho ‘me voy a manejar de otra manera’”.

NNAARepartir culpasNNCC

El ex concejal, que fue presidente de una comisión especial creada por ordenanza para controlar a la comisión liquidadora, opinó: “No creo que el liquidador haya querido perjudicar al banco, pensar eso es absurdo”, y agregó que “si se lo perjudicó fue porque el Ejecutivo municipal quiso que así fuera”.

Para avalar sus dichos y poner en blanco sobre negro que eran decisiones políticas las que determinaban la aceptación o el rechazo de un convenio, recordó que el club Patronato fue uno de los deudores importantes del banco que canceló su deuda en la gestión de Sergio Varisco mediante la provisión de publicidad. También mencionó que con el método de triangulación para la cancelación de deudas se construyó una parroquia en el Acceso Norte gestionada por Magda Mastaglia de Varisco, esposa del ex intendente Humberto Varisco, y un jardín de infantes ubicado en Monte Caseros y Villaguay. En ese contexto aseguró: “No tengo dudas de que el liquidador quedó atrapado en estas circunstancias”; y agregó: “El motivo fue perjudicar a Ferrari y a los concejales que no estábamos de acuerdo con que el hijo del intendente fuese candidato. Esa era la realidad política”.

Por otro lado, defendió el rol político de los concejales a la hora de solucionar los pedidos de “ayuda social” que recibían y manifestó: “No tengo dudas que en el 99, por cuestiones electorales, los pedidos se intensificaron”, pero sostuvo que eso pasa “en cualquier país del mundo”.

También justificó la metodología –se cuestiona en el juicio haber sorteado el control de la Dirección de Suministros– porque explicó que “era la forma más directa, simple y fácil de dar respuestas” a la gente; y criticó que hacerlo por las vías institucionales normales era “tirar una nota en una botella al mar”. En ese sentido dijo que “si la nota la recibía la esposa del intendente, iba a parar a la basura”, y agregó: “Más aún teniendo en cuenta que era precandidato a intendente en contra del hijo del intendente”.

Respecto al canje de valores o cheques sobre la cuenta Adelanto de Gastos a Rendir por la Liquidadora, el ex edil sostuvo que no tuvo conocimiento de tal operatoria porque dijo que no ocurrió durante el período en que estuvo al frente de la Comisión Liquidadora. No obstante señaló que “si hubiera pasado no lo hubiese observado porque no lo consideraba una operatoria irregular que el banco no podía hacer”.

NNAAOtros testimoniosNNCC

En la jornada de ayer también declararon como testigos el empresario periodístico Sergio Solari, que aclaró que no se desempeñó como funcionario en aquella época. Además reconoció que como titular de un emprendimiento gastronómico pidió el canje de dos cheques en el Banco Municipal en liquidación apremiado por las inundaciones que afectaron su negocio.

También lo hizo el ex subsecretario de Servicios Públicos Roberto Sabbioni, que no aportó nada a la causa, y el albañil César Álvarez, que en ese entonces acompañaba al concejal Marcelo Milano. Álvarez fue consultado por el canje de dos cheques de su cuenta del Banco Francés que fueron cambiados por dinero en el Banco Municipal.

Consultado acerca de si estaba en condiciones de abrir una cuenta en el Banco Francés, Álvarez respondió que no y que lo hizo a instancias de Milano cuando al despacho del concejal llegó una promoción del citado banco.

Finalmente, el ex militante del Movimiento de Intransigencia Radical (MIR) sostuvo que en el manejo de cheques con Milano siempre se trató de “montos chicos”, y explicó que lo hizo “por una cuestión de gauchada, le firmaba los cheques, se los daba y él después me los devolvía”.

NNAAEx concejal explicó el mecanismo de triangulaciónNNCC

También testimonió el ex concejal justicialista Héctor Zaragoza, quien explicó el mecanismo de funcionamiento del sistema de triangulación, y mencionó que se confeccionó un acta que firmaron el intendente Humberto Varisco, la secretaria de Hacienda Cuatrín, Rodríguez Signes, Ferrari y él para que toda operatoria enmarcada en el sistema de triangulación fuese asentada en una cuenta denominada Relación en los libros de la Municipalidad, informó Uno.

Además, respondió a las declaraciones de Cuatrín respecto a que se necesitaba una ordenanza especial para poder contabilizar los movimientos realizados dentro de la operatoria, porque consideró que con cumplir el mismo convenio era suficiente.

Zaragoza también consideró que hubo intencionalidades políticas relacionadas con la interna radical que obstaculizaron el cumplimiento del convenio con el Corralón América, y en ese sentido sostuvo: “Para mí hubo una clara orden para que ese convenio se rechace”.

Finalmente, el ex concejal justicialista señaló que cuando elevaba una nota de pedido de materiales dentro del convenio, sólo “hacía una gestión administrativa ante Ferrari, no le ordenaba nada”, y opinó que “el trámite, según el convenio, prescribía que debía pasar por la Dirección se Suministros”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad