Lo Último

Kirchner manejó sin control casi $ 50.000 millones

Al cabo de cuatro años de mandato, y fruto de la recaudación fiscal récord que fue sumando en su gestión, el gobierno de Néstor Kirchner obtuvo un excedente de casi 50.000 millones de pesos sobre lo presupuestado, d

¿Cómo logró el Gobierno ese sobrante de fondos? Sencillo: en cada presupuesto nacional que elevaba al Congreso estimaba una recaudación menor a la que sabía que iba a obtener luego a lo largo del año. Así conseguía un excedente de recursos sobre lo presupuestado (que resultan ser millones), que administraba a su discreción por medio de superpoderes y decretos de necesidad y urgencia (DNU), la vía más rápida para esquivar a los legisladores. Este mecanismo se aplicó sistemáticamente en los presupuestos de 2004 a 2007, y el del año próximo, ya se anticipa, no será la excepción.

Así, en casi cuatro años de gestión, Kirchner administró, sin consultar al Congreso, 49.815 millones de pesos de excedente de recaudación, que incluye tanto ingresos impositivos como contribuciones a la seguridad social. Estos son datos oficiales de la Secretaría de Hacienda, que pueden observarse en el capítulo Cuenta de Inversión. El diputado Claudio Lozano (CTA-Capital), que realizó un puntilloso trabajo sobre el tema, acotó que para el año próximo el presidente Kirchner dejará en herencia a su sucesor (o sucesora) unos $ 10.200 millones de excedente tributario.

«Este mecanismo de subestimar los ingresos para luego administrarlos mediante DNU demuestra que la calidad institucional -de la que tanto se vanagloria la candidata presidencial Cristina de Kirchner- brilla por su ausencia en el presupuesto», enfatizó Lozano.

Por lo general, el ministerio más favorecido por estos excedentes tributarios ha sido el de Planificación, que conduce Julio De Vido. Sin ir más lejos, el último y más polémico DNU que emitió el Gobierno, a fines de agosto pasado, inyectó en el presupuesto un adicional de 14.200 millones, de los cuales el 47,8% (unos 6800 millones de pesos) se destinó a la cartera de De Vido. Así lo detalla en un informe la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), que consigna que esos recursos se aplicaron a mayores subsidios al transporte y a paliar la crisis energética.

Superpoderes

El problema, según la oposición, es que esa asignación de millonarios recursos se realiza sin transparencia ni la debida consulta al Congreso. A su juicio, el presupuesto -otrora la ley más importante que se discutía en el Parlamento- «se convirtió en una caricatura, en una norma sin sentido, ya que el Gobierno lo modifica a su total arbitrio y conveniencia», según opinó un legislador opositor.

El Gobierno apela a dos herramientas para administrar a su discreción los recursos públicos. Uno de ellos son los DNU, que se utilizan para asignar los excedentes de la recaudación. La otra herramienta es la ley de superpoderes, que sirve para modificar las partidas ya presupuestadas; incluso se les puede cambiar la finalidad original.

Como ejemplo, vale citar la última decisión administrativa firmada por el jefe de Gabinete, por el cual se destinaron al fondo de incentivo docente 540 millones, sustrayéndolos del Programa de Asistencia Financiera a las Provincias. Este fondo fue creado para auxiliar a las provincias, muchas de las cuales están en delicada situación fiscal.

No es la primera vez que se les quitan recursos a las provincias. En la ley de presupuesto de este año, el fondo tuvo una partida original de 6040 millones, pero a lo largo del año sufrió sucesivas reducciones por un total de $ 2445 millones.

Esta decisión administrativa es una entre las 50 que ya emitió el Gobierno, sólo este año, para modificar el presupuesto. Por la ley de superpoderes, se reasignaron partidas por $ 4500 millones. «El Presupuesto ya no es creíble. En tanto existan los superpoderes y mientras el Presidente siga abusando de los DNU, estamos en un país sin división de poderes», sostuvo Esteban Bullrich (Pro).

Por Laura Serra
De la Redacción de LA NACION

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad