Lo Último

La Argentina elige al sucesor de Kirchner

Hay 14 candidatos presidenciales.Todo indica que la pelea central estará entre dos mujeres, lo que pone a estos comicios ante el hecho histórico de que una argentina llegue a la primera magistratura directamente por el voto popular. Es

Hace cuatro años, cinco candidatos pugnaron por el poder en una de las elecciones que, a priori, se advertían como las más impredecibles de la historia argentina. Transcurrió el tiempo y hoy más de 27 millones de argentinos se disponen a elegir al sucesor de Néstor Kirchner en unos comicios presidenciales que las encuestas y los análisis presumen opuesto a aquel escenario de 2003. Cierto aire de cosa juzgada matiza esta vez las elecciones nacionales.

La candidata oficialista, Cristina Fernández de Kirchner, es quien parte como favorita, según todas las mediciones. Elisa Carrió, Roberto Lavagna y, probablemente un poco más atrás, Alberto Rodríguez Saá, Jorge Sobisch y Ricardo López Murphy son quienes surgen como los adversarios que pretenden acceder a una segunda vuelta.

En caso de que triunfe la candidata del Gobierno, la Argentina ingresará en el libro de los récords por una marca nunca vista en el mundo: será la primera vez en la que un presidente ceda el poder a su mujer en elecciones democráticas.

Más allá de las consideraciones políticas, parte del misterio que encierran estos comicios tiene que ver con la posibilidad de estrenar el sistema de ballottage, nunca utilizado en elecciones presidenciales. En 2003, vale recordar, Carlos Menem desistió de participar, hecho que permitió el triunfo de Kirchner.

Hoy, 27.037.243 electores podrán decidir si se alcanza la segunda vuelta o si el nuevo presidente o presidenta se impone sin la necesidad de acceder al ballottage. En caso de que fuera necesario realizar una especie de final entre los dos candidatos más votados hoy, ésta deberá efectuarse el 25 de noviembre.

La votación se hará de 8 a 18, y la oferta electoral incluirá 14 candidatos presidenciales. Además de los ya mencionados, en la grilla de presidenciables figuran Néstor Pitrola, Pino Solanas, Vilma Ripoll, Juan Ricardo Mussa, Raúl Castells, Luis Alberto Ammann, Gustavo Breide Obeid y José Alberto Montes. Para triunfar en la primera vuelta será necesario obtener el 45 por ciento de los votos positivos, o más del 40% con un margen de 10 puntos respecto del segundo.

No sólo se elegirá la fórmula presidencial, sino también ocho gobernadores (los de Buenos Aires, Santa Cruz, Salta, Misiones, Mendoza, Formosa, Jujuy y La Pampa), 130 diputados nacionales y 24 senadores.

Los datos del escrutinio provisional podrán seguirse por Internet (en la página oficial www.resultados2007.gov.ar ) desde las 21, según informó el Ministerio del Interior.

Estos comicios contarán también con la particularidad de que serán los primeros en tener urnas instaladas en las cárceles. Esto se debe a la sanción de la ley 25.858, aprobada en 2003, pero reglamentada sólo en septiembre último por el presidente Kirchner. Hay alrededor de 10.000 detenidos habilitados para votar en la provincia de Buenos Aires.

También se podrá votar en el exterior. Son 45.508 los argentinos residentes en el extranjero, habilitados para sufragar en 113 embajadas y consulados argentinos.

De todos los distritos, fue Buenos Aires el que más atención recibió de los candidatos durante toda la campaña. No fue una casualidad: hay 10.011.185 electores en territorio provincial bonaerense, que representan más del 30% del padrón nacional. Desde que la reforma constitucional abolió el colegio electoral, la provincia de Buenos Aires se convirtió en un distrito determinante.

NNAACampaña apáticaNNCC

No se espera, sin embargo, que participen los más de 10 millones de bonaerenses habilitados, como tampoco se supone que acudirá a votar el ciento por ciento de los electores restantes. Aunque el sufragio es obligatorio para los mayores de 18 años, la concurrencia de votantes viene mermando casi sistemáticamente desde el regreso de la democracia, en 1983.

En aquella oportunidad, hubo una participación del 85,7 por ciento del padrón. Y así como el triunfo de Raúl Alfonsín sobre Italo Lúder marcó el récord de presentismo de 1983 a esta parte, la victoria de Kirchner, en 2003, resultó la de más baja concurrencia: sólo votó el 78,2 por ciento.

No es casual la mención de estos datos: analistas y políticos coincidieron en señalar a esta campaña proselitista como la que generó menos interés y más apatía desde 1983. De cualquier manera, el Gobierno dispuso la participación de algo menos de 100.000 efectivos para controlar la seguridad. El operativo comenzó a la 0 de hoy.

Será el comandante general electoral, Daniel Camponovo, quien esté a cargo de dicho operativo. Habrá, para tal efecto, unos 7902 vehículos para transportar las urnas de todo el país, incluidas 25 mulas que llegarán a pueblos de Salta y La Rioja a los que no se puede acceder por otro medio.

En síntesis, la Argentina se dispone a elegir al sucesor de Néstor Kirchner. Quien venza, deberá atender cuestiones tales como el debate por las tarifas de los servicios públicos, la renegociación de la deuda aún en default, la inflación, la suba del dólar, las retenciones a las exportaciones, la desconfianza en el Indec, los altos índices de pobreza y muchas otras cuestiones pendientes, sensibles para el país. Más de 27 millones de argentinos definirán hoy quién se hace cargo de estos temas.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad