Lo Último

La iglesia no faltó

El arzobispo de Paraná, monseñor Mario Maulión, fue parte del acto de apertura, oportunidad en la que remarcó: “Ya el año pasado habíamos expresado desde la Iglesia, tanto a la Presidenta de la Naci&oac

Maulión mencionó algunos puntos que oportunamente, desde la iglesia, se expusieron ante la Presidenta respecto de esta ley: «Estos puntos expresan lo que es el pensamiento de la Iglesia, no sólo católica, sino que también refleja el pensamiento de numerosos organismos e instituciones no gubernamentales, que están trabajando o quieren hacerlo en el ámbito de la comunicación social”.

“En primer lugar, dijimos a la Presidenta que consideramos sumamente positivo y necesario que el Poder Ejecutivo Nacional formule un proyecto de ley que regule la radiodifusión en nuestro país como un bien social y que con la incorporación de las nuevas tecnologías pueda dar progreso al país, acorde a los tiempos”.

“Nos sentimos convocados a participar de la gestación de este nuevo ordenamiento, que debe orientarse hacia el bien común. Y esto por dos razones: por la trascendencia para el orden jurídico que esta regulación tiene y esencialmente por el valor estratégico de la comunicación social para sostener los valores de la familia, de la educación y de la sana convivencia”, subrayó.

“Entendemos que la totalidad de los actores sociales deben tener derecho a acceder a ese bien de todos, que constituye la comunicación”, enfatizó luego monseñor Maulón.

Continuando con su referencia al encuentro con la Presidenta, agregó que “le manifestamos que también como Iglesia nos sentimos actores y protagonistas de este proyecto de comunicación social, a través de herramientas que permitieron llevar su mensaje a los medios y a las tecnologías de nuestro tiempo, de acuerdo a las resoluciones dictadas oportunamente en 1990 y en el 2005 por el Comfer”.

Para concluir, citó una reflexión de “un gran cardenal argentino, Eduardo Pironio, que en un congreso de comunicación realizado en Mar del Plata nos decía que la comunicación es esencial en la vida de los hombres. Desde pequeños y desde el comienzo de los pueblos nos comunicamos. Cuando no hay comunicación hay bloqueo de persona. Pero la comunicación alcanza su nivel fuerte y bueno cuando concluye en la comunión. En la comunicación para la comunión de personas pesará no solamente el respeto, sino la solidaridad”, completó Maulión.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad