Lo Último

La oposición, afuera de un debate fundamental

La postura de Carrió parece haber sido tomada al pie de la letra por la dirigencia opositora también en Entre Ríos: la Ley de Radiodifusión no se discute mientras los Kirchner gobiernen. El debate, sin embargo, no se claus

Se habló de democracia, de cultura, de derechos humanos, de arte y calidad de producción, de voces silenciadas, de caminos de la comunicación que van desde Buenos Aires al interior pero nunca vuelven, de figuras creadas, difundidas, desgastadas, desaparecidas de un día para el otro.

Todo eso se consideró implícito en distintos aspectos de lo que significa la Ley de Radiodifusión vigente. Fue en el marco del Foro de Consulta Pública que tuvo su primer encuentro en Entre Ríos, este lunes por la mañana, respecto del anteproyecto de ley de Servicios de Comunicación Visual.

El encuentro, propiciado por el gobierno de Entre Ríos y el Comfer, tuvo lugar en el Centro Cultural La Vieja Usina. Convocó a intelectuales, comunicadores sociales, periodistas, propietarios de medios, encargados de radios comunitarias, integrantes de vecinales de Paraná, representantes de las universidades, diseñadores, especialistas en nuevas tecnologías, representantes de organizaciones vinculadas a los Derechos Humanos, referentes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), de los gremios del Estado, de la Iglesia, el Inadi y un puñado de dirigentes políticos, casi todos enrolados en el oficialismo, con la sola excepción del concejal del Nuevo Espacio, Emanuel Martínez Garbino.

La oposición, también en Entre Ríos, parece haber quedado entrampada en la enfática opción de Carrió que supone que, mientras gobierne el oficialismo, no hay debate de la Ley de Radiodifusión reclamada desde 1983 a esta parte. De aquí a 2011, entonces, y tal como lo dijo expresamente la dirigente de la Coalición Cívica, más vale defender los grupos concentrados de los medios de comunicación antes que abrir la puerta a lo que sería el control estatal en el mercado de la comunicación en la Argentina, mercado sin otra ley que la de la selva.

Así, además del mencionado Martínez Garbino, estuvieron presentes dirigentes que adscriben al oficialismo y -particularmente a la propuesta de ley que fue presentada- como Tomás Luján, Juan Iturburu o Federico Soñez, quien expuso como representante de Carta Abierta, o justicialistas aunque esta presencia fue bastante pobre. Estuvieron, entre muy pocos otros, el concejal Martín Uranga; el diputado provincial, José Cáceres; el intendente de Nogoyá, Faustino Schiavoni; el secretario de Cultura, Roberto Romani; el ex diputado nacional José Carlos Conde Ramos y los legisladores nacionales Blanca Osuna y Raúl Solanas quienes fueron parte del panel de apertura del encuentro.

Sociedad y cultura, detrás de una ley

En el panel introductorio, el diputado Raúl Solanas y la senadora Blanca Osuna expusieron junto al periodista de Gualeguaychú, Fabián Magnota; y el docente universitario, Oscar Bosetti.

Las distintas voces marcaron la necesidad de tener en cuenta que la ley no es sólo tema de medios, de periodistas y de libertad de expresión o censura, si no que supone pensar a la comunicación como Derecho Humano, a los medios como factor relevante en la cultura, en tanto materializan distintos discursos sociales. Se puso de relieve el modo en que la ley se vincula con la democracia, con la identidad y con los modos de pensar, hacer y reproducir la realidad.

Solanas fue particularmente duro con la oposición que “se opone sin leer el proyecto” y de este modo “se pierde la gran oportunidad de ser parte de un debate histórico”. Subrayó, por otro lado, el modo en que una regulación distinta de los medios puede aportar “a un país más justo y más federal”.

Osuna, por su parte, se centró en detallar los distintos puntos de la ley que refieren a “cuatro claves” que destacó la legisladora para analizar el tema: 1) democracia –de contenidos, de propiedad de los medios, de distribución de la tecnología-; 2) la asociación intrínseca de comunicación y cultura; 3) la concepción de la comunicación como Derecho Humano; y 4) el aspecto de la norma que alude al trabajo de los comunicadores, de los hacedores de cultura y de los educadores.

Magnota convocó a que los “socios” en el debate de esta ley deben ser las pymes de los medios de comunicación y el público que serán quienes tengan un interés más claro “en democratizar la información”. “Hay que apuntar a tener más almacenes que supermercados”, ilustró Magnota que, citando a Umberto Eco, afirmó: “Un país pertenece a quien controla los medios”.

Bosetti, por su parte, también realizó un rápido pero exhaustivo detalle de aspectos relevantes de la ley que requieren de una precisión terminológica. Y puso de relieve, por otro lado, el modo en que el proyecto es “una fotografía de las muchas voces que desde 1980 en adelante reclamaron” una reforma a la Ley de Radiodifusión.

De la Redacción de Página Política

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad