Lo Último

Lavagna: En Casa Rosada “hay desconcierto”

El economista calificó de “parche” al control de precios y rechazó las inspecciones que realiza la AFIP para determinar las existencias de soja. Pidió debatir una ley para el reparto de los ingresos fiscales entre la

El ex ministro de Economía de los presidentes Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, Roberto Lavagna, se manifestó a favor de una nueva ley de coparticipación federal de impuestos porque “no es posible que un país funcione sobre la base de las amistades políticas” de los gobernadores con el Ejecutivo nacional.

El economista, además, criticó la decisión del Gobierno nacional, instrumentada a través de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), de inspeccionar campos de productores, cooperativas y acopios para determinar las existencias de soja, una medida que es considerada un “apriete” por el sector agropecuario. “¿Hay o no hay propiedad privada en la Argentina?”, se preguntó el ex funcionario al rechazar la medida.

Los ingresos

En diálogo con el programa Tranquera Abierta, que se emite los domingos a la mañana por Radio Mitre Paraná y Radio Mitre Concordia, Lavagna cuestionó la “muy fuerte concentración de ingresos de la Nación, a costa del conjunto de las provincias”, y se pronunció a favor de una nueva ley de coparticipación en donde “la Nación deberá ceder” recursos.

Algunos “gobernadores amigos” de la presidente Cristina Kirchner “tienden a obtener fondos adicionales, pero esa no es la manera de proceder, porque un país no puede funcionar sobre la base de las amistades políticas que existan. Hace falta una nueva ley de coparticipación”, insistió.

La soja

Lavagna, en otro orden, rechazó los operativos que lleva adelante la AFIP para determinar las existencias de soja de la cosecha 2011/12 y dio a entender que esa medida es una suerte de avance sobre la propiedad privada.

Estas inspecciones –en Entre Ríos, por estos días, serán visitados más de mil productores y acopios– “lo único que hacen es agregar más incertidumbre” a la economía. “La soja es propiedad privada”, enfatizó el ex ministro, y cuando “el Gobierno empieza a tomar decisiones que afectan la propiedad privada –intentando, en este caso, que la soja se venda más rápido para obtener divisas– está tocando un punto muy sensible de la organización económica y social del país”.

“¿Hay o no hay propiedad privada? Si hay propiedad privada, esta medida es un límite y cada uno sabrá cómo proceder con aquello que le pertenece”, subrayó, y remarcó que la AFIP “no tiene, desde el punto de vista legal, ningún poder para obligar a nadie a vender su producción”, sea soja o lo que fuere.

La inflación

Lavagna, por otra parte, calificó de “parche” a los controles de precios dispuestos por el Gobierno y entendió que la decisión obedece a la necesidad del oficialismo de que los acuerdos paritarios no superen el techo del 20%.

“Es una maniobra tendiente a enfriar un poco la situación inflacionaria, que en enero ha sido muy fuerte, y tratar de que entre febrero y marzo se firme la mayoría de las paritarias con un valor cercano al 20%”, señaló. Advirtió, sin embargo, que los trabajadores y los sindicatos “se han dado cuenta” de la jugada y buscarán cerrar los convenios con aumentos de entre el 25 y 30%, que “es lo que corresponde de acuerdo con la inflación real”.

Lavagna consideró imposible controlar la inflación cuando el déficit fiscal y la emisión de moneda han crecido tanto. “Hoy tenemos un déficit fiscal importante y una emisión de billetes muy importante, a razón del 38% por año, que han ido produciendo desajustes en la economía y han transformado a la inflación en un problema crónico”, enfatizó.

Y esto, evaluó, “no se arregla con un parche como es el control de precios” sino con “un programa social y económico integral que, entre otras, requiere orden en las cuentas públicas y una limitación de la emisión de moneda, porque ahí está el quid de la cuestión. Quieren atacar con una medida de muy corto plazo algo que empieza a ser un problema estructural de la economía”, cuestionó.

Además de las razones económicas, a juicio de Lavagna, la inflación también obedece a cuestiones políticas. “No se ve hacia dónde vamos, no hay un horizonte, y las medidas siempre son de corto plazo y hasta contradictorias”, criticó.

Recordó, en esta materia, que la Presidente “hace sólo 15 días, en uno de sus numerosos discursos por cadena nacional, dijo que los controles de precios no servían. ¡Lo dijo hace 15 días, no hace 15 meses! Y ahora toma esta medida…”. Este tipo de marchas y contramarchas “son un reflejo de que hay desconcierto” en la Casa Rosada, opinó.

Lavagna, por último, negó que esté pensando en presentarse como candidato a senador por la Capital Federal, aunque admitió que “hay muchos rumores” en ese sentido. Dijo que concentra su trabajo, además de los temas económicos y sociales, en dos cuestiones políticas: que no se modifique la Constitución Nacional y que se mejore el sistema electoral, para darle más credibilidad y transparencia, a través de la implementación de la boleta única.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad