Lo Último

Lo que expuso cada lista

Las cuatro listas de candidatos a consejeros docentes fueron parte del debate. La coincidencia más clara se dio en torno al Estatuto y la propuesta de cambio más profunda la expuso la “lista de la Asamblea”. Las presentacion

El debate fue un buen comienzo: las cuatro listas de candidatos a consejeros docentes se presentaron a la instancia de debate que organizó la agrupación estudiantil «Movimiento de Autonomía Universitario» de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader).

En un salón colmado de estudiantes, trabajadores y docentes, en el anexo de la facultad, se desarrolló la instancia de intercambio y presentación de propuestas ante la elección de este viernes

Como datos salientes de la actividad, que se extendió por casi dos horas, surgió la coincidencia respecto de la necesidad de modificar el Estatuto que rige la vida institucional de la facultad aunque la propuesta más cerrada y de cambio más profundo haya sido formulada por “la lista de la Asamblea”.

Hubo coincidencias, aunque con matices, acerca de la necesidad de plantear como meta una creación de la Facultad de Psicología, objetivo que planteó y que expresa desde su constitución la lista denominada “Psicología al Consejo”.

Hubo propuestas en torno a la participación de la comunidad y su inserción en la definición de políticas de formación, investigación y extensión, bajo distintas modalidades propuestas, por un lado, por la Lista Nº 7 que encabeza Angelina Uzín Olleros, y por la lista que lleva en primer término a la ex decana Rosario Badano.

Hubo duras críticas a la gestión al frente del decanato por parte de la Lista Nº 7, que cuestionó falta de acceso a la información, manejo discrecional de recursos y denunció corrupción. Pero los representantes de Badano evitaron confrontar y se presentaron como el espacio que rescata «los logros y aciertos» de la gestión y se manifestó en favor de una «educación pública, colectiva, de raigambre popular».

Lista 7

Angelina Uzín Olleros, candidata a decana; Carla Malugani, de Concepción del Uruguay, candidata a consejera superior; y Ana Soler fueron quienes se encargaron de presentar la propuesta.

Uzín Olleros consideró que el estatuto “debe ser revisado” en un trabajo “inspirado en la justicia distributiva” y que contemple “un política igualitaria respecto del presupuesto”. Añadió la necesidad de que esos números sean puestos “a consideración de la comunidad”.

Las candidatas reclamaron con dureza a la gestión actual del decanato por “la falta de información” acerca del presupuesto, “el reparto desigual de recursos” y Soler denunció: “Acá ha habido corrupción. Como épica, desde la praxis, la estamos combatiendo”.

Uzín Olleros añadió la imposibilidad “de acceder a correos de los compañeros docentes, nos costó un esfuerzo personal difundir los folletos, nos costó saber cuántos alumnos tenemos, saber acerca de los proyectos de investigación cuando todo esto debiera ser público”, reclamó.

“Esto no es una logia masónica”, ironizó Uzín Olleros que mencionó un documento de la lista que aludió a “la ética de la reciprocidad” y llamó a cambiar “la cultura institucional” que reinaría en la facultad.

Lista 15

Federico Tálamo, Javier Ríos y Javier Varela fueron los representantes de la Lista “Universidad pública, Memoria y Emancipación”.

“Nos referenciamos en los logros y aciertos de la actual gestión, la de Carmen Ferreyra como continuación de la que tuvo a su cargo Rosario Badano”, presentó Tálamo.

“La Universidad no puede estar aislada”, dijo como premisa y añadió que el espacio recoge “12 años de historia de la Uader, pero recogemos cien años de historia universitaria”. Entre otros valores del espacio se remarcó el compromiso con una “educación pública, colectiva, de raigambre popular”.

Con relación a la pretensión de que se fije posición acerca del estatuto y su reforma, Tálamo dijo que “hay que cambiarlo” pero descartó presentar una propuesta de la lista en este sentido: “Si traemos un estatuto armado sería prácticamente una actitud autoritaria y verticalista. A este tema hay que debatirlo con toda la comunidad universitaria”

Igual criterio siguió Tálamo al momento de fijar posición sobre el tema de la nacionalización. Recordó que la lista que integra criticó las condiciones en que se intentó imponer el debate acerca de la creación de la Universidad Nacional Fermín Chávez pero puso el acento en decir que el tema “es un debate que nos debemos” y lo describió como “un escenario complejo sobre el que tiene que decidir la comunidad universitaria una vez normalizada”.

Ríos expuso la idea del Consejo Social “como espacio multisectorial para articular todas las potencias de lo que es la complejidad de las humanidades”. La propuesta la consideró como herramienta de “una manera de hacer autonomía” que permita “definir junto a las organizaciones sociales” las “líneas estratégicas en torno a la investigación, la extensión y la formación”.

Postuló que sea en ese Consejo Social donde se puedan definir “demandas de la comunidad”, carreras que se necesitan desarrollar y demás.

Con relación a la idea de separar en una nueva facultad a la carrera de Psicología, dijo avalar la idea, propuso que el asunto sea puesto “en el horizonte” y desde ya “ver el camino” para que eso sea logrado con el “peso específico” que se requiere.

Varela, a su turno, propició la búsqueda de mecanismos que articulen la vida institucional de las distintas sedes y enunció una idea en torno al rol de vicedecanato en ese aspecto.

En réplica a los que lo antecedieron en el uso de la palabra afirmó que “no corresponde debatir si hay corrupción o no”, aconsejó que tal sospecha se lleve “al ámbito judicial” y que en ese marco es “difícil sentarse en la misma mesa”. Llamó a dejar la instancia planteada para centrar la atención en “dar el debate político y académico”.

Lista 3

“Psicología al Consejo”, la Lista Nº 3 que integran exclusivamente los psicólogos docentes de la carrera, estuvo representada en el debate por Claudio Staffolani y Marta Beade, candidatos por los docentes Titulares y/o Asociados y por los Adjuntos, respectivamente.

Fue la lista que, claramente, consideró indispensable la nacionalización de la Uader para permitir “seguir creciendo” a la carrera que muchos proponen debiera ser una facultad aparte de la de Humanidades.

Staffolani definió que “la Uader se debe a la comunidad de Entre Ríos que todavía la sostiene”. En este marco, propuso “potenciar herramientas que la Uader ya tiene que son fomento a la investigación y la extensión”. “Promovemos la investigación, la producción de conocimientos, no sólo la reproducción. Hay que producir conocimiento para transformar la realidad”, postuló.

Explicó que la lista de Psicología expresa “un viejo proyecto de tener otro lugar, que nos de aire, que nos permita crecer”. “Y esto quiere decir más presupuesto y esto es nacionalización”, argumento Staffolani que, sin embargo, objetó el modo en que se intentó la creación de la Universidad “Fermín Chávez” sobre la base de la Uader que “llevaba a la desaparición de carreras”.

Con relación al Estatuto, se coincidió en la necesidad de reformarlo, se llamó a “dejar atrás la clasificación en castas de los docentes (Titulares y/o Asociados; Adjuntos; Auxiliares y/o JPT) que no es algo que ayude a la democracia”. También se propuso jerarquizar “el claustro de Administrativos” y con relación a los trabajadores se hizo notar que “el 90% no puede votar porque no está en el padrón ya que cobra con horas cátedra”.

A su turno, Beade impulsó una idea en torno a un “Consejo de Ética”; una profundización de las políticas de desarrollo del postgrado; y un estatuto que le dé “mayor soberanía” a los Consejos de Carrera que permita “más participación en la discusión presupuestaria”.

Beade cerró sintetizando, a su modo, lo que ha sido la historia de doce años hacia la normalización: “Esto ha sido un partido de nalgas para eta comunidad”. E insistió con los argumentos que sostuvieron la decisión de presentar una nómina de docentes de Psicología: “Tiene que ver con reivindicar pertenencias con aludir a postergaciones de participación en la vida institucional”.

Lista 21

Gustavo Artucio, candidato por los Titulares; Laura Naput y Enrique Raffin, candidatos en la categoría Adjuntos, presentaron la propuesta de la lista identificada con la Asamblea Inteclaustros.

Artucio defendió esa identificación: “Si no hubiera sido por las tomas, las movilizaciones no tendríamos normalización. Se la debemos a los estudiantes”, expresó.

Aprovechó su intervención para rebatir los argumentos en favor de la nacionalización: “Disiento con que sea la panacea; la Uader va a tener que pelear en el CIN por sus fondos (en la distribución con todas las universidad nacionales) y no va a ser la niña mimada precisamente”.

Separó del debate de la nacionalización la cuestión presupuestaria como urgencia: “Hoy es un problema económico la Uader, hoy que deben ceder. Ates había plata. Cuando la plata ya no la van a poder manejar ellos aparece el problema. Ahora le tienen que dar el presupuesto a alguien que no saben quién va a ser y que va a decidir con otros como lo manejan”, analizó el tema Artucio.

Enfatizó que “los fondos están garantizados por la Constitución provincial” y reiteró que “es mentira que se solucionan los problemas con la nacionalización”. En este marco, llamó a elegir “gente que defienda a la Uader”.

Con relación a Psicología, dijo que “si los distintos estamentos (de la carrera) deciden la conveniencia de una facultad, vamos a acompañar y será una pelea que deba darse en el Consejo Superior”. Mientras, Artucio postuló la necesidad de “una descentralización al menos transitoria” porque “el tamaño de Psicología lo amerita y lo padecemos las otras carreras”.

Naput, a su turno, puso el acento en la reforma del Estado, “nuestra ley fundamental”. “Hoy nos regimos por un estatuto provisorio, copiado, y mal, del estatuto de la UNER que ya de por sí era regresivo”.

Propuso “un estatuto que rinda honor a las luchas que han hecho posible la normalización”. En ese marco, propuso “revocatoria de mandatos”, equiparar los distintos claustros en cantidad y en duración, especialmente consideró necesario jerarquizar el claustro estudiantil “con igual o más cantidad” de miembros que el de docentes.

Naput dijo que el estatuto nuevo debe contemplar Presupuesto Participativo; mecanismos de rendición de cuentas de los consejeros, el voto directo de decanos y rector, la habilitación de espacios de democracia directa “en honor a la politización y poder de movilización de esta comunidad”.

Vaticinó que habrá que hacer un planteo ante el gobierno provincial en torno a “refuerzo presupuestario” y con relación a la demanda del edificio propio.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad