Lo Último

Nueva conducción

Los planes de Caminal para el PRO

El nuevo presidente del PRO de Entre Ríos estará al frente del partido en los próximos dos años. Eso incluye el proceso para las elecciones de 2021. Aunque su objetivo principal es “llegar a la gobernación en 2023 y ganar la mayor cantidad de localidades posibles”.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Eduardo Caminal se convirtió este fin de semana en el primer presidente del PRO de Entre Ríos en ser legitimado por el voto de los afiliados.


La elección fue pequeña en número de votantes. Participaron apenas 1.900 de los 8.500 afiliados que tiene Entre Ríos. Pero fue la primera interna de un partido joven que pasó la mayor parte de su vida intervenido. Fue “un salto de calidad como partido muy importante. Nos sirvió mucho estos dos meses de campaña para visitar al afiliado, conocer bien el padrón. Veo a ese proceso mucho más interesante que lo que fue el acto eleccionario propiamente dicho”, comenta Caminal a Página Política.

El PRO mostró lo que tiene y lo que fue siempre: un partido chico. Logró llegar al poder nacional en 2015 por contar con un candidato electoralmente competitivo, como Mauricio Macri. Para 2023, esa historia podría replicarse para el orden provincial, si finalmente Rogelio Frigerio se pone el traje de candidato a gobernador.

El PRO es un partido chico. Pero un partido con vocación de poder. Cuando se le pregunta por el objetivo de su mandato en el PRO, Caminal resume: “llegar a la gobernación en 2023 y ganar la mayor cantidad de localidades posibles”.

“Para eso debemos activar los distintos órganos que tenemos en el partido, como la Fundación Pensar, para poder a partir de ahí empezar a generar los programas de políticas públicas de futuro. Tenemos que poner sobre la mesa los temas que hoy no se están tratando en la provincia y no estar solo detrás de la coyuntura, sino generar el debate político de lo que entendemos que hay que reestructurar en la provincia”, se entusiasma.

Y luego acota: “Eso requiere de mucho diálogo, mucha vocación, discusión interna; encontrar los puntos de equilibrio entre legisladores, el partido, los otros frentes políticos. Eso nos va a permitir fijar posturas únicas, equilibradas, de consenso, que son las que te permiten dar pasos cortos pero contundentes”.

-¿Es el momento de impulsar la postergada conducción provincial de Cambiemos?
-Desde el PRO vamos a hacer todo el esfuerzo para que la Mesa de Cambiemos logre institucionalizarse con dirigentes, intendentes, legisladores provinciales y nacionales y presidentes de los partidos. Entendemos que la UCR va a transitar su proceso de renovación de autoridades, con lo cual probablemente en este tiempo nos cueste un poco avanzar. Pero tenemos que empezar desde ya a generar esos canales de diálogo. No podemos proyectarnos como alternativa de gobierno si puertas adentro no tenemos la capacidad de encontrar los puntos de trabajo.

-¿Con qué dirigentes radicales tenés mejor diálogo?
-En Concordia con Marcelo López tengo una excelente relación, hemos conformado en conjunto la lista de concejales, que trabajan en un bloque unificado con muy pocas fisuras. Suelo conversar con Atilio Benedetti, Gabriela Lena, Sergio Kneeteman, Pedro Galimberti. Por ahí me cuesta un poquitito más con la dirigencia de la costa del Paraná producto de la distancia. Me voy a apoyar mucho en legisladores del PRO que sí mantienen mucho vínculo con legisladores de la costa del Paraná, especialmente Esteban Vitor. Con los intendentes tengo una buena relación, con Rafa Cavagna (Nogoyá), con Bruno Sarubi (La Paz) y la voluntad es entablar puentes de diálogo con todos los intendentes y dirigentes de la UCR.

-En esta división que se hace entre halcones y palomas ¿está bien ubicarte dentro del grupo de los dialoguistas del PRO?
-Tengo vocación de diálogo y creo que para encontrar políticas públicas efectivas transformadoras, que perduren en el tiempo, necesitamos ser dirigentes generosos, con amplitud, con vocación de diálogo y encontrar los puntos de equilibrio. Muchas veces tropezamos con la misma piedra producto de que la dirigencia política no logra fijar políticas a 30 o 40 años, siempre sin perder los valores y principios del partido. Pero respeto otras posturas más duras dentro de Juntos por el Cambio, porque nos permiten conquistar a una porción más amplia del electorado.

-¿Qué pensás de Gustavo Bordet y su gobierno?
-Me da la impresión que hay muchos temas que son importantes para la ciudadanía y no se ponen arriba de la mesa; no logramos debatirlos. Eso me preocupa. Muchas veces la política termina enroscada en temas muy menores.

-Mencioná tres temas que creés que deberían ocupar el debate político en Entre Ríos.
-Me parece importante discutir Vialidad, que es clave para la producción y la generación de empleo en la provincia. Creo también que tenemos que animarnos a discutir de qué modo hacemos un Estado mucho más eficiente, tanto a nivel legislativo como ejecutivo, que permita menos burocracia, mayor agilidad y reducir un poco el déficit de la provincia y de algunas localidades. Y lo tercero sería trabajar sobre una reforma impositiva seria, responsable, que pueda plantearse un camino gradual, que evite las medidas drásticas para que, ni se desfinancie el Estado ni se ahogue al sector privado. Queremos también que los presupuestos se discutan con seriedad, con el tiempo suficiente, que podamos ver los números finos. Son, en definitiva, los temas que queremos llevar adelante cuando seamos gobierno y será mejor que lo podamos discutir antes.

-Queda claro que el PRO como partido buscará mantener su vocación de poder dentro de Juntos por el Cambio ¿El candidato para la gobernación es Frigerio? ¿Ya está confirmado?
-No está confirmado. Es uno de los dirigentes de JxC de la provincia con mayor nivel de conocimiento y aceptación dentro de la ciudadanía. Pero también hay intendentes de la UCR con gran gestión en sus localidades como Darío Schneider en Crespo y Pedro Galimberti en Chajarí. No quiero dejar de lado la figura de Luis Miguel Etchevehere también. Hay figuras interesantes que nos ayudan a crecer como espacio. Queremos construir una alternativa seria de poder para llegar y luego transformar realidades. Ese es el objetivo final de nuestra gestión en el PRO. Lo primero es ordenar nuestra casa, para lo cual ya estamos hablando con los dirigentes que conformaron la lista de Roberto Niez.

-Antes de 2023 está 2021. En 2019 había dos listas, el PRO encabezó la del Senado y la UCR la de Diputados. El año que viene habrá una sola lista de diputados ¿el PRO va a buscar encabezar esa lista?
-Vamos a buscar generar la mejor lista posible que nos permita ganar las elecciones legislativas, porque tenemos la responsabilidad de defender los tres legisladores que llevamos en 2017. Quien encabece tiene que ser la persona que reúna el mayor consenso posible y que garantice la mayor atracción para el electorado. Vamos a buscar ese consenso. Si llega a haber más de una alternativa y se mantienen las PASO, habrá interna, lo que me parece sumamente interesante para seguir fortaleciéndonos.

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad