Lo Último

Medidas restrictivas para el ingreso de hacienda a islas

La medida se adoptará luego de la crisis vivida con la última inundación. Para ello se deberán optimizar las instalaciones e infraestructura en lo que respecta al traslado de vacunos. La cantidad de cabezas se ajustar&aacu

El secretario de la Producción de Entre Ríos, Daniel Welschen, anunció que se aplicarán medidas restrictivas en cuanto al ingreso de hacienda a las islas y a la actividad pecuaria en esta zona, dada la reciente mortandad de vacunos que se registró a raíz de la última crecida del río Paraná y las intensas lluvias de marzo y abril pasados.

El funcionario reconoció la falta de control y sobrecarga de animales en esas zonas inundables, por lo que “se deben tomar algunas medidas para regular la actividad, dado que la explotación ganadera en esos lugares representa una importante alternativa para la cría y, principalmente, el engorde”.

Welschen estimó que el anuncio se hará efectivo recién a partir de la primavera venidera, época en que habitualmente se traslada el ganado a las islas.

Según el anuncio del funcionario, la cantidad de cabezas que ingrese a las islas deberá estar acorde con la capacidad receptiva de los humedales y la cantidad de transporte acuático necesario en caso de evacuación.

“Esta limitación seguramente va a generar algún tipo de escozor entre los productores que no quieren que el Estado regule esa actividad, pero después son ellos mismos los que dicen que el gobierno es el responsable por la mortandad de hacienda”, opinó.

Welschen consideró que se debe mejorar la infraestructura de los puertos y dársenas para que los productores puedan contar con instalaciones adecuadas y trabajar en mejores condiciones.
Por otra parte, los campos habilitados para exportar a la Unión Europea deberán ajustarse a las normas vigentes y optimizar el manejo sanitario.

“Los empresarios que exploten este mercado deberán demostrar que tienen un esquema productivo que les permita sostener la cantidad de hacienda de invernada en casos de inundación. De esta manera, se evitarán pérdidas económicas”, apuntó el funcionario provincial.

La pérdida por sobrecarga de vacunos en las islas entrerrianas —principalmente de Victoria y Diamante— y a raíz de las inundaciones y las intensas lluvias fue del tres por ciento, es decir, aproximadamente 30 mil cabezas que murieron ahogadas o por enfermedades.

Más allá de los perjuicios económicos que sufrieron principalmente los pequeños productores ganaderos —que recurrieron a la asistencia del Estado—, una de las consecuencias más nefastas de la situación fueron los restos putrefactos de los miles de animales que no pudieron llegar a tierra firme y que ocasionaron serias molestias a los pobladores.

NNAAApiculturaNNCC
A raíz de la gran pérdida de colmenas que no se pudieron retirar a tiempo de las islas durante la última inundación se decretó la emergencia apícola en todo el territorio entrerriano.

Welschen comentó que si bien esta situación fue planteada ante las autoridades nacionales, desde el gobierno provincial se implementó una línea de crédito financiado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI), a tasa subsidiada y a sola firma, para los apicultores con dificultades para cumplir con exigencias bancarias.

Estos préstamos “benefician a los pequeños productores que podrán acceder hasta siete mil pesos cada uno. Esta cifra resulta insuficiente para los que tienen una mayor producción, razón por la cual se están evaluando nuevas alternativas para medianos y grandes ganaderos”, señaló.

Asimismo, se aprobó un crédito a través del Banco de Entre Ríos SA (Bersa) a un plazo de seis años con uno de gracia, con una tasa bonificada en seis puntos en base a aportes de la provincia y de la Nación.

Este préstamo cubriría las necesidades de apicultores y de ganaderos, y se otorgará para la inversión en infraestructura (corrales, colmenas, extractores o barcos).

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad