Lo Último

No se tratará la división del Departamento Paraná

La idea de ubicar la cabecera del nuevo Departamento en Crespo generó numerosas críticas. La Cámara no informó nunca que el tema fuera a someterse hoy a votación, pero periodísticamente se lo consideraba un h

Pese al incipiente debate generado en torno al proyecto de la senadora Teresita Ferrari (PJ- Paraná) de dividir el Departamento Paraná creando la jurisdicción Paraná campaña, la iniciativa no será tratada hoy en la Cámara alta, sino que será enviada a comisión, a la espera de que se generen “los consensos necesarios” que, respecto de este tema, hace décadas que se buscan infructuosamente.

En rigor de verdad, la Cámara no informó nunca que el tema fuera a someterse hoy a votación, pero periodísticamente se lo consideraba un hecho.

La iniciativa propone crear el Departamento Paraná Capital, que estaría conformado por la ciudad de Paraná, Oro Verde, San Benito, Colonia Avellaneda, Sauce Montrull, La Picada y Villa Urquiza; y el Departamento Paraná campaña, que incluiría Cerrito, Crespo, Hasenkamp, Hernandarias, María Grande, Seguí, Tabossi y Viale– y 33 juntas de gobierno– situando la cabecera departamental en Crespo.

La legisladora lo presentó el 7 de noviembre y, aunque no lograría aprobarse en esta gestión, solicitó su tratamiento. A la vez, de manera informal, se sostuvo que existía en la Cámara alta el consenso para darle hoy media sanción.

Sin embargo, un sondeo realizado ayer por Uno entre varios senadores del PJ demostró que tal acuerdo no existió nunca.

NNAALos dirigentesNNCC

Pese a esto, y a la creencia compartida por la mayoría de los legisladores de que “en algún momento” deberá dividirse al Departamento que hoy contiene a una docena de ciudades y a tres docenas de juntas de gobierno, la reedición de la discusión puso de manifiesto la mezcla de intereses de la comunidad con intereses particulares. “Esta es la misma discusión de hace 30 años, pero cada vez más berreta”, graficó un ex senador que sigue frecuentando los pasillos legislativos.

Por caso, la cerrada oposición del diputado justicialista Jorge Bolzán, es asociada por muchos a un desquite hacia Grand por no haber apoyado en el Senado algunos proyectos suyos. Se cita, por ejemplo, la oposición de la legisladora a un proyecto de Bolzán para ceder terreno fiscal en cercanías de Seguí a un empresario.

Todos conocen las diferencias entre los legisladores bustistas, y se sabe que no se limitan a un solo proyecto, ya que los “frenos” fueron mutuos. Desde el entorno de Grand se señala, por ejemplo, que Bolzán habría desalentado el tratamiento de la iniciativa de la senadora que propone prohibir la venta de bebidas “energizantes”.

Por otro lado, no está ausente de estas especulaciones el cálculo político. Hoy Paraná es el primer departamento de la provincia, donde se concentra un tercio de la población de Entre Ríos; pero separados, Paraná campaña pasa a ser el quinto departamento en cantidad de habitantes. El efecto de “retroceso” se multiplica si se lo dividiera en dos o tres partes. Por eso, desde el entorno del senador electo por Paraná, Santiago Gaitán, se dejaba trascender una clara advertencia. “Si le dividen el departamento, Santiago va a presentar proyectos para dividir otros, como Uruguay o Federación”.

Aunque se trata sólo de una chicana, ya que la aplicación de una norma de esta naturaleza no es automática, el razonamiento refleja cómo ven la situación algunos dirigentes.

Es más, si se repasa la historia reciente de la provincia se encuentra el caso de la creación del Departamento San Salvador, que fue fogoneada por el actual senador, el dirigente alasinista, Hugo Berthet. Como si esto fuera poco, para desalentar la discusión hay que recordar que desde sectores partidarios siempre se consideró la división como una chance de aumentar la representación en el Senado.

El caso más recordado fue el proyecto del montielismo, que planteaba una división del Departamento Paraná en cuatro partes, con la intención de asegurarse cuatro bancas más en la Cámara alta, y contrarrestar la costa del Uruguay. Ese proyecto se ideó cuando todavía Paraná campaña era un bastión radical.

NNAAMás argumentosNNCC

Si, en cambio, se presta atención al interés de los ciudadanos de la zona, hay argumentos a favor y en contra. El más escuchado es el de las distancias, ya que a un ciudadano de Hernandarias, Hasenkamp, Viale o Crespo le resultaría más cómodo tener la cabecera departamental más cerca, y no en Paraná, sobre todo a la hora de realizar trámites administrativos.

Pero también es cierto que si la cabecera se ubica –como lo propone el proyecto de Grand- en Crespo, al habitante de Hernandarias le queda tanto o más lejos que si permanece en Paraná. El ejemplo se aplica también al revés, con Hernandarias como cabecera.
A esto se suma la inexistencia de redes viales que no confluyan en Paraná y que permitan un tránsito transversal. Por ejemplo, para ir de Cerrito a Crespo hay que pasar antes por la ciudad de Paraná.

Igualmente el servicio de transporte se adapta a ese esquema. En este sentido, la solución pasa por dividir a la vez, en dos o tres partes, a Paraná campaña, lo que multiplica por dos o tres la inversión necesaria en infraestructura y servicios.

En este contexto fracasaron los proyectos anteriores, pese a que en algunos casos había consensos importantes en la Legislatura, a diferencia de lo que ocurre en este momento.

NNAAMás críticas que elogiosNNCC

Desde su presentación, el proyecto sumó más críticas que adhesiones. Uno de los cuestionamientos es que ni los intendentes ni las comunidades de las localidades que se verán afectadas fueron consultados a la hora de redactarlo.

En ese sentido, el intendente de Cerrito, Orlando Lovera, rechazó la posibilidad de se apruebe argumentando que a los cerritenses “les complicaría la vida” una cabecera departamental en Crespo.

Afirmó además que Cerrito estaría también en condiciones de posicionarse como cabeza de departamento, por ser equidistante de la mayoría de las localidades de la nueva composición y lamentó que nunca nadie los haya consultado al respecto.

En tanto, Sergio Robles, secretario de Gobierno de Colonia Avellaneda, indicó que “no tienen en claro los beneficios que implicaría la norma para los pueblos” ya que no hemos accedido a la misma. Cuando tengamos una copia nos reuniremos para analizarla pero no hemos sido consultados”, señaló a Uno sin mucha prisa por conseguir la citada copia.

Por su parte, el senador electo por Paraná, Santiago Gaitán, indicó que la creación de un nuevo departamento “ampliará el espectro burocrático y político innecesariamente”.
El legislador dijo además que, “a 15 días de concluir el mandato parece una bofetada para todos aquellos que tenemos el entusiasmo de estudiar la legislación”. Si bien reconoció que la reforma administrativa puede aparejar una mejoría institucional para los ciudadanos señaló que la Provincia no está en condiciones económicas para sostener los cargos que deben crearse.

A su turno, el diputado seguiense, Jorge Bolzán, se pronunció de manera similar. Planteó la necesidad de mejorar la infraestructura estatal actual y consultar al gobernador electo. Por otra parte dudó sobre la elección de Crespo como cabecera , ya que apoya la idea de que sea María Grande.

Los críticos del proyecto recordaron además que no hay rutas interurbanas acordes, ni trasnportes; se deben crear juzgados, delegaciones propias de una cabecera departamental y crear cargos, lo que demandaría una importante inversión no presupuestada.

El proyecto finalmente fue criticado por el diputado radical electo José María Miser, quien lo calificó de “inoportuno y desprolijo”. Expresó que no sólo le permite votar otro legislador sino que debe modificarse el cálculo de lo que reciben las comunas en concepto de coparticipación ya que a la división se suma otro Estado.

NNAAViale quiere ser cabecera departamentalNNCC

Ayer, representantes de unas 17 entidades de Viale se reunieron con la senadora Teresita Ferrari, autora del proyecto de Ley de creación del departamento Paraná campaña, a fin de solicitar que se tenga en cuenta la posibilidad de considerar a Viale como cabecera departamental, ante la eventual aprobación de la iniciativa presentada en la Cámara Alta el pasado 7 de noviembre.

Entre las entidades representaran participaron la escuela Técnica de Viale, la cooperadora del establecimiento, representantes de medios de comunicación, y el presidente y vicepresidente del Centro Comercial, Industrial, Agropecuario y de Servicios de Viale, Daniel María y Sergio Seidel, entre otros representantes de entidades intermedias.

En la oportunidad entregaron un petitorio a la senadora donde se expresa la inconveniencia de tener a la ciudad de Crespo como cabecera departamental –como propone el proyecto– en una eventual escisión administrativa del territorio.
En ese sentido, consideraron que son “geográficamente centrales” respecto al territorio en cuestión, las ciudades de Viale o María Grande.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad