Lo Último

Ordenaron el desarchivo de la causa Rucci

El juez federal, Ariel Lijo, dispuso el desarchivo de la causa penal y la reapertura de la investigación. Citó a declarar al autor del libro Operación Traviata, Ceferino Reato, quien en su obra cuenta que de los presuntos respons

El juez federal Ariel Lijo ordenó el desarchivo de la causa penal y la reapertura de la investigación del asesinato del ex secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) José Ignacio Rucci.

Tras recibir el dictamen del fiscal federal Patricio Evers, el magistrado citó para el próximo jueves, a las 10, al periodista Ceferino Reato, para que declare como testigo. Reato es el autor del libro Operación Traviata, el texto en el que se basaron los hijos del ex titular de la CGT, Claudia y Aníbal Rucci, para solicitar la reapertura de la pesquisa.

Lijo dispuso la medida este viernes, poco después de recibir el dictamen en el que Evers le requirió la realización de medidas de pruebas relacionadas con el asesinato, lo que fuentes judiciales interpretaron como “un claro anuncio de la reapertura de la causa”.

El dictamen de Evers, dirigido a Lijo, “significa la reapertura de la investigación penal” por el asesinato de Rucci, perpetrado en esta capital el 25 de septiembre de 1973, afirmaron las fuentes consultadas antes de la resolución del magistrado.

La misma conclusión surgía de la primera resolución de Lijo, la que el miércoles último, a horas de la presentación efectuada por los hijos del sindicalista, los tuvo por “querellantes”.

“El juez no rechazó la presentación” de los hijos de Rucci, y Evers, quien “podría haberse pronunciado sobre la prescripción de la acción penal”, dio curso a las medidas de pruebas reclamadas por los querellantes, explicaron las fuentes consultadas.

El miércoles último, Claudia y Aníbal Rucci, asistidos por el abogado Jorge Casanovas, pidieron la reanudación de la pesquisa por el asesinato. El “hecho nuevo” sobre el que se basó el planteo judicial fue la reciente aparición del libro Operación Traviata, de Reato, según el cual dos de los presuntos responsables del crimen “estarían vivos”.

Los querellantes solicitaron, entonces, que se ordene a Editorial Sudamericana la remisión de un original del texto y que se cite a declarar como testigo a Reato, según informó Télam.

Para los hijos de la víctima la investigación periodística de Reato “despeja muchos interrogantes” y posibilita la reapertura de la investigación que, sin procesados, fue archivada en 1988.

Lijo, tras admitir como querellantes a los hijos de Rucci –cuyo objetivo es conocer a los autores materiales e intelectuales del homicidio–, notificó la presentación a Evers, para que el fiscal brindara su opinión.

Evers “como no fue requerido sobre otras cuestiones, se limitó a requerir la producción de las dos medidas de prueba reclamadas” por los querellantes, indicaron allegados al fiscal.

Rucci murió debido a las decenas de balazos que recibió aquel mediodía, cuando salía de su casa de la avenida Avellaneda 2.935, en el barrio Flores de esta capital. Los disparos, que también alcanzaron a los guardaespaldas de ex titular de la CGT, partieron de una obra en construcción vecina al inmueble del que salían las víctimas.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad