Lo Último

Radical K le pega duro a la UCR

Desde el Partido de la Concertación acusaron al radicalismo de haber “entregado las banderas históricas” a la Sociedad Rural. Criticaron al frente Acuerdo Cívico y Social por haberse concretado de “espalda al af

Guillermo Sal, dirigente del Partido de la Concertación en Entre Ríos (conocidos como radicales K) reiteró el apoyo de ese sector al “proyecto nacional” que encabeza el kirchnerismo, y fustigó a la actual dirigencia de la UCR provincial, porque “hoy por hoy no tiene rumbo. Se subieron a un conflicto ajeno para entregar banderas que son históricas”. Por otro lado, explicó que lo que pasó con Julio Cobos es lo mismo que le paso al justicialismo con Felipe Solá.

Sal ubicó a la actual dirigencia del centenario partido como “los que no entendieron el abrazo de Balbín y Perón, de la búsqueda de la unidad nacional y entregan el partido a otras fuerzas”.

En ese marco, afirmó que desde hace 7 años existen dos radicalismos: “El radicalismo que está en el poder, este radicalismo que gobierna, que tiene que gobernar día a día; y después el otro, el que tiene la impunidad verbal de no estar gobernando”, estimó.

Al referirse a los llamados radicales K, agrupados en el Partido de la Concertación, definió que “hay un radicalismo profundo que ha hecho un acuerdo no con una persona sino con un modelo de país que eso es lo importante”.

Luego aludió que “quienes nacimos en la UCR con Raúl Alfonsín, quien le dio al radicalismo ese contenido nacional y popular” son “el 90% de los afiliados que no van a votar a las internas” porque “tienen este pensamiento”.

A renglón seguido se preguntó: “¿Cómo puede ser que la Unión Cívica Radical le entregue las banderas históricas a la Sociedad Rural?”, acotando que “la Sociedad Rural siempre estuvo enfrente de la UCR”.

En declaraciones a Radio Mitre Concordia Sal comentó que en oportunidad de recorrer uno de los salones de la Casa Rosada se encontró con un espejo muy antiguo, y que al preguntar por el objeto le informaron que ese cristal es lo quedó de uno de los armarios incinerados en la casa de Hipólito Yrigoyen, al momento de producirse el golpe de Estado del 6 de septiembre de 1930. “Sabe quien le quemó la casa a Yrigoyen cuando lo derrocaron?”, se preguntó retóricamente; para responderse: “La juventud de la Sociedad Rural”.

Más críticas a la UCR y a Cobos

Guillermo Sal también se encargó de los líderes de la oposición. Precisó que hoy “la Unión Cívica Radical no tiene rumbo y está conducida por dirigentes minoritarios, porque los vota el 10% de los afiliados”.

Más adelante criticó el Acuerdo Cívico y Social. “Estos acuerdos se hacen a espaldas del afiliado radical”, dijo.

Respecto a la figura y la acción del vicepresidente de la Nación, Guillermo Sal afirmó que lo que pasó con Julio Cobos es lo mismo que le paso al justicialismo con Felipe Solá. “Cuando uno empieza a transitar se va a encontrar con gente que no piensa como uno, esto es real”, dijo.

“Cobos creo que marcó un camino, pero yo siempre digo que los que se van tienen que explicar por qué se van. Yo sí explico por qué me quedo”. En tal sentido declaró: “Yo me quedo porque hay un modelo de distribución de la riqueza como hace mucho tiempo no se distribuía, si yo tengo algo que discutir del proyecto nacional es por lo que no se hizo, no por lo que se hizo”.

Analizó que “acá hay una oposición que discute lo que se hizo y no le interesa la distribución de la riqueza”.

De la Redacción de Página Política

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad